14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Monseñor Silvio José Báez, en medio del asedio y amenazas fue obligado a exiliarse. Foto Oscar Navarrete/ LA PRENSA.

Papa Francisco confirma a monseñor Silvio Báez como Obispo Auxiliar de Managua, pero sigue en EE.UU.

"Me confirmó como obispo auxiliar de Managua y como miembro pleno de la CEN, lo cual a mí me llena de mucho orgullo y de gran alegría”, afirmó Báez.

Monseñor Silvio Báez confirmó en una entrevista con el programa Impacto 540, de Radio Corporación, que a finales de noviembre pasado estuvo en Roma y se reunió con el papa Francisco, quien lo ratificó como Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua y miembro pleno de la Conferencia Episcopal, pero sigue radicado en Estados Unidos.

“Yo le doy gracias al señor que, aunque no estoy físicamente en Nicaragua, pero sí estoy con los nicaragüenses y en este momento creo que el Señor me pide y el día que hable con el Santo Padre en Roma, con el papa Francisco, me confirmó este ministerio como obispo auxiliar de Managua en medio de los nicaragüenses del exilio, aquí en Florida”, informó el religioso.

Lea además: Cardenal Leopoldo Brenes recuerda en su mensaje de Navidad a familias que sufren una ausencia esta noche

Desde abril de 2019, el papa Francisco trasladó a Báez a Roma, pero actualmente radica en Miami, Estados Unidos. El obispo fue uno de los líderes de la Iglesia católica más activos en el acompañamiento a las víctimas y de denuncia de la represión del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, que se intensificó a partir de abril 2018.

“Estuve en Roma y tuve la oportunidad de encontrarme con el santo padre una noche en su casa de Santa… Hablamos de todo, le conté cómo están las cosas y hablamos de mí también, y le agradecí que me confirmó como obispo auxiliar de Managua y como miembro pleno de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, lo cual a mí me llena de mucho orgullo y de gran alegría”, reiteró Báez.

Envió un mensaje a los nicaragüense

Por otro lado, el religioso además exhortó a la población a no acostumbrarse a vivir bajo la opresión porque “Nicaragua es de todos y no de un pequeño grupo”, en clara alusión al régimen orteguista. Además, expresó su solidaridad con los presos políticos, porque “es injusto lo que se está haciendo con ellos”, dijo.

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo mantiene a casi 170 nicaragüenses en prisión, a quienes les niega el derecho de la visita de sus familiares, aún en estos días que se celebra la Navidad y fin de año.

“Sé que nuestro pueblo es un pueblo que está sufriendo y yo sufro con ellos. Yo quisiera invitar en estas fiestas del nacimiento del señor al pueblo de Nicaragua a que no nos dejemos paralizar por el miedo, a que la fuerza del miedo nos nos haga ensayar nuevas formas de relación social, que la fuerza del miedo se convierta de caridad para poder tratarnos de otra manera, hay que aprender otra vez a respetarnos, a compartir, a servirnos unos a otros”, instó.

Podría interesarle: Obispo Báez a los nicaragüenses: «No hay que desanimarse ante quienes pretenden robarle el futuro al pueblo»

Asimismo, alentó a que “hay que luchar por la justicia, por los derechos humanos, por la paz. No nos acostumbremos a la injusticia, no nos acostumbremos a la agresividad, no nos acostumbremos a la opresión, no nos acostumbremos a que el país esté secuestrado por un pequeño grupo, Nicaragua es de todos”, subrayó.

Desde el inicio de la crisis sociopolítica en abril de 2018, en el país, la Iglesia católica ha sido víctimas de un sinnúmero de ataque, sus líderes han sufrido agresiones y ofensas, por parte de turbas sandinistas y asedio policial, al punto que algunos obispos y sacerdotes han tenido que exiliarse para proteger sus vidas.

En febrero de este año, el cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo metropolitano de Managua, dijo a LA PRENSA que desconoce los motivos por los que Báez, se encuentra en Miami, pero confirmó que el objetivo del papa Francisco de que el obispo auxiliar de Managua saliera de Nicaragua fue para evitar que se convirtiera en un mártir más de la Iglesia católica.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: