14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

El caso fue procesado en el Complejo Judicial de Jinotega. LA PRENSA/Poder Judicial

Condenan a tres años de cárcel a joven que trató de envenenar a su amiga

La acusada tendrá que recibir tratamiento psiquiátrico, según determinó el forense del Instituto de Medicina Legal (IML)

A tres años de cárcel fue sentenciada la joven Katherine del Carmen González Reyes, de 18 años, quien intentó envenenar a su amiga inyectándole insecticida en el cuello.

Los hechos ocurrieron el pasado 16 de abril en la comunidad Corinto, Pueblo Nuevo, Jinotega. Inicialmente la joven estudiante era acusada por el delito de homicidio en grado de frustración (lo que le hubiera valido para una sentencia más larga), pero el juez suplente del Juzgados Segundo de Juicio de Jinotega, Lenin Estrada, recalificó el delito a lesiones graves.

Esto, porque la joven —quien es madre de una niña de dos años— admitió hechos y también porque en la valoración psquiátrica se estableció que González tiene que seguir tratamiento terapéutico. «Es una atenuante… es primera vez que comete este delito», estableció el judicial en la sentencia, agregando que la valoración psiquiátrica determinó que hay «un trastorno que necesita ser atendido».

Condena en penal de Matagalpa

La víctima, Eveling Chavarría, de 19 años, llegó a declarar a juicio, pero quiso retractarse y hacer una mediación con su amiga, pero el juez dijo que en estos casos no podía llegarse a mediación, «los delitos graves la pena que admiten es la prisión», explicó el judicial.

Lea también: Joven que intentó envenenar a su amiga enfrentará juicio

Pero en el documento, el juez establece que la acusada entregue los 40 mil córdobas que habían negociado en la mediación, porque «la víctima puede presentar algún tipo de afectación en su salud en el futuro, considero que el resarcimiento es correcto y debe entregarse la cantidad antes descrita a la víctima.

El Ministerio Público solicitó la pena de tres años de prisión, mientras que la defensa pidió el beneficio de la suspensión de la pena. Fue así que el juez la sentenció a tres años de cárcel, los que deberá cumplir en el Sistema Penitenciario de Waswalí, en Matagalpa. Provisionalmente la condena expirará el 16 de abril de 2024. En la actualidad, González Reyes ha estado casi ocho meses en la cárcel.

El mes pasado su familia volvió a solicitar el beneficio de la suspensión de la pena, lo que quiere decir que cumpliría su condena fuera de la cárcel, pero con medidas cautelares (como la presentación periódica, retención migratoria, entre otros), pero esperan respuesta del Juzgado de Distrito Penal de Ejecución y Vigilancia Penitenciaria de Jinotega.

Le inyectó Alfydate

La acusación de la Fiscalía detalla que a las 7:30 de la mañana del pasado 16 de abril, estaban las dos jóvenes en una finca, cuando la señalada le dijo a su amiga: «Volteá a ver» y luego agregó: «Te voy a matar envenenada», en ese momento González agarró del pelo a Chavarría y con una jeringa de 10.5 centímetros de largo (de 5cc), le inyectó una sustancia color verde en el lado izquierdo del cuello. Y luego volvió a pincharla, pero esta vez al lado derecho del cuello.

Lea además: Buscan a hermanas por matar a hombre con droga suministrada para «dormirlo»

La sustancia era Alfydate, un insecticida muy tóxico, que puede ser mortal si se ingiere o inhala y puede causar daños en los ojos y piel por exposición, según la etiqueta del producto.

Chavarría estuvo varios días en Cuidados Intensivos.

Trastorno psiquiátrico

El juez Lenin Estrada, en su sentencia también hace hincapié en que González reciba tratamiento psiquiátrico. «Debe quedar claro que la acusada tiene que recibir atención médica y un seguimiento permanente en el Sistema Penitenciario».

El forense Edgard Antonio Salinas Jiménez cuando declaró en juicio dijo que la joven debe ser atendida en una unidad de salud por el área de psiquiatría, «ya que el comportamiento de ella es rápida y no mide el peligro, si no se le da ese tratamiento puede ser más peligroso… se tiene que estar tomando el medicamento, ella tiene que dormir bien, ella no debe tomar bebidas energéticas, ella necesita que una persona la esté vigilando el comportamiento y su tratamiento y que se lo tome bien».

Puede interesarle: Condenan a mujer como coautora en crimen de dueña de bar

El doctor también dijo que si la joven no recibe tratamiento ni seguimiento, puede empeorar, «ella no lo puede manejar», advirtió el especialista.



×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: