14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Roger Maris (izquierda) junto a Mickey Mantle en 1961, año en el que conectaron 115 jonrones entre los dos. LA PRENSA/ARCHIVO

El jugador que hizo historia al romper el récord mítico de Babe Ruth se juega su última carta

Estos son los candidatos al Salón de la Fama por los comités de veteranos. Entre ellos destacan los cubanos Tony Oliva y Orestes Miñoso

Este domingo se abrirá una nueva oportunidad para exjugadores de las Grandes Ligas que han quedado fuera del Salón de la Fama en las votaciones de los escritores. El comité de la Era Inicial y el de los Años Dorados se reúnen el domingo para revisar a esos peloteros que tuvieron tremendas carreras, pero que aún no han sido inmortalizados.

Ese mismo día (el domingo) se dará a conocer el resultado de la revisión de estos veteranos que han recibido una lista de candidatos entre los que resaltan el excañonero de los Yanquis, Roger Maris, los estupendos jugadores cubanos Tony Oliva y Oreste Miñoso, Gil Hodges, Jim Kaat y Maury Wills entre otros, quienes dejaron huellas imborrables.

Aquí te presentamos una reseña de estos candidatos que serán evaluados por estos comités formados por veteranos escritores, locutores y jugadores de las Ligas Mayores en retiro. El año pasado, ellos seleccionaron a Ted Simmons y a Harold Baines, quienes ingresaron a Cooperstown junto a Derek Jeter, Larry Walker y el dirigente Marvin Miller.

Roger Maris

Luego de un lento despegue en Cleveland y Kansas City, Maris fue un impacto en Nueva York a partir de 1960, año en el que ganó el primero de sus dos premios de Más Valioso con .283, 39 jonrones y 112 remolques. Al siguiente año se excedió con 61 jonrones, rompió el récord de 60 de Babe Ruth y fue de nuevo MVP. Cerró con .260, 850 empujadas y 275 jonrones en 12 campañas.

Tony Oliva

El pinareño fue campeón de bateo en su campaña de novato en 1966 con .323 con Minnesota. Y repitió con el título de bateo al año siguiente con .321. En total lideró la liga en promedio tres veces, porque se coronó otra vez en 1971 con .337. Y cerró su carrera de 15 años con tres títulos, siete veces sobre .300, un average de .304, 220 jonrones y ocho Juegos de Estrellas.

Dick Allen

Fue el toletero de los Filis en la década de los años sesenta y tras una carrera de 15 temporadas terminó con .292, 351 jonrones y 1,119 remolques. Fue Novato del Año en 1964 con .318, 29 cuadrangulares y 91 empujadas. Y Jugados Más Valioso en 1972 al concluir con .308, 39 bambinazos y 113 impulsadas. En 1966, sumó 40 jonrones y 110 remolques.

Te puede interesar: La joya del boxeo nicaragüense asalta el ranking de la Asociación Mundial de Boxeo

Gil Hodges

Fue una astro con los Dodgers en los años cincuenta del siglo pasado, década en la que fue a siete Juegos de Estrellas. Y durante su carrera de 18 años terminó con .273, 370 jonrones y 1,274 empujadas, con dos títulos de Serie Mundial y tres Guantes de Oro. Seis veces disparó más de 30 cuadrangulares y en siete ocasiones tuvo más de 100 empujadas.

Jim Kaat

Conocido en Nicaragua porque lanzó en la primera época de la Liga Profesional, Kaat es un ganador 283 juegos con 3.45 de efectividad en 4,530.1 innings con 2,461 ponches. Fue además un extraordinario fildeador al extremo de ganar 16 Guantes de Oro, participó en tres Juegos de Estrellas y en tres ocasiones ganó al menos 20 juegos al año.

Orestes Miñoso

El dinámico jugador cubano cerró su carrera de 20 años con .299. Después de brillar en cuatro campañas en la Liga de Negros, Miñoso debutó en las Mayores en 1949 y fue segundo en la votación para el Novato del Año con .326, 112 anotadas, 14 triples y 32 robos. Jugó en cinco décadas, fue a siete Juegos de Estrellas y contagió con su juego siempre alegre.

Maury Wills

Antes de la aparión de Lou Brock y Rickey Henderson, el rey del robo era el torpedero de los Dodgers, Maury Willis, quien llegó a la cima de su carrera en 1962 cuando estableció el récord de 104 estafas. Cuando se retiró en 1972, tenía un promedio de por vida de .281, con 586 robos, un título de Jugador Más Valioso, siete Juegos de Estrellas y tres Series Mundiales.

Ken Boyer

El antesalista de San Luis vivió su mejor etapa a inicios de los años sesenta. En su carrera de 15 años resumió .287, con 255 toletazos y 1001 remolques. Su punto más alto lo alcanzó en 1964, cuando fue el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional con .295, 24 jonrones y 119 empujadas. Fue a siete Juegos de Estrellas y ganó cinco Guantes de Oro.

Billy Pierce

Ganador de 211 partidos, Pierce fue un tirador zurdo que brilló con los Medias Blancas de Chicago en la década de los años cincuenta. En 1956 y 1957 ganó 20 partidos, pero en 1955, cuando ganó 15 desafíos, lideró las Grandes Ligas con 1.97 en efectividad en 205.2 innings. Fue a siete Juegos de Estrellas y acumuló 33 partidos salvados en su carrera.

Danny Murtaugh

Fue un discreto infielder que luego se convertiría en un exitoso mánager de los Piratas. Murthaugh fue el timonel de los bucaneros en 1960 cuando con el jonrón de Bill Mazeroski, vencieron a los Yanquis. Condujo la carrera del boricua Roberto Clemente y logró el título en 1971 contra los Orioles. Ganó 1,115 juegos en su carrera de 15 campañas.

Los resultados de la votación serán dados a conocer el mismo domingo a las 5:00 de la tarde a través de la cadena de la Grandes Ligas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: