14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Un Centro de Votación de Managua, a la espera de la salida de la maleta electoral en los buses del transporte colectivo que fueron usado para esta acción. LA PRENSA

Así cerró la jornada de unas votaciones sin muchos electores

Centros de Votación ya cerrados en todo el país, rodeados de los sandinistas que llegaron a despedir la maleta electoral que se fue en los buses del transporte colectivo.

Mientras los Centros de Votación (CV) hacían su cierre establecido a las 06:00 p.m., en la capital del país los managuas vivieron una tarde de domingo con inusual tráfico vehicular y el comercio activado, alejados del clima electoral.

EN VIVO | Juntas Receptoras de Votos comenzaron a cerrar a las 6:00 de la tarde

En los barrios y villas algunas familias conversaban reunidas en las puertas de sus casas, otros en las esquinas y de vez en cuando los motorizados llevando comida a domicilio.

Una comidería en Rubenia, Managua, tras concluir la jornada de votación Managua. LA PRENSA

En las calles principales, las fritangas y negocios de comida rápida atendían colas de clientes, envidia de cualquier Centro de Votación este día.

Los bares con su música estridente, el murmullo de los clientes, el clín clín de las botellas y luces de todos los colores llamando la atención. Negocios de autolavado, farmacias, peluquerías, barberías y venta de ropa usada se mantuvieron abiertos hasta caer la noche, porque el ambiente era para aprovechar a la gente.

Lea también: Noche de detenciones y hostigamientos: así vivió Nicaragua la víspera de las votaciones

Pero no muy lejos de las luces y las risas, estaban los Centros de Votación envueltos en un ambiente gris, con personas con caras serias, policías alrededor y muchos motorizados alertas por la salida del material electoral.

En todo el día los votantes asistieron a cuentagotas a las urnas de votación. Ya por la tarde, solo se veían caras largas esperando el cierre.

Los miembros electorales en cada CV salieron a entregar con prisa la maleta electoral, que fue trasladada en buses del transporte colectivo, los cuales esta noche lucían solitarios en su interior, casi fantasmales.

Muchos miraron pasar de largo la caravana de buses que llevaban las maletas electorales y eso fue el fin de uno de los días más esperados este año, que ya se sabía cómo iba a terminar: con Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, reteniendo el poder una vez más.

Un bus sale llevando la maleta electoral al cierre de la jornada de la votación en Managua. LA PRENSA

Barrios occidentales de Managua

En los barrios occidentales de Managua la tónica fue, además de la poca asistencia de electores en los Centros de Votación, aglomeración de personas en las juntas para dar apariencia de que había afluencia de votantes, militantes sandinistas en las afueras de los centros al acercarse el cierre de las juntas y cierre de las juntas a las 6:00 en punto de la tarde.

Algunas juntas permanecieron abiertas más allá de las 6:00 de la tarde, pero innecesariamente porque no había votantes. Eso ocurrió por ejemplo en el Centro de Votación de donde era el Banco Popular de Monseñor Lezcano.

Centros de Votación en Managua, al caer la tarde de este domingo 7 de noviembre 2021. LA PRENSA

Algunas calles de ese sector de la capital estaban desiertas y no parecía que era un día electoral. En cambio, estaban amenas las calles donde hay bares.

En el colegio Las Piedrecitas, en el barrio Mirna Ugarte, la gente informó que hubo afluencia de votantes. No lleno, pero constante llegada.

Los militantes sandinistas llenaron la calle donde se ubica el Centro de Votación del Colegio Adrián Rojas, en Batahola Sur, esperando desde las 4:00 de la tarde la salida de las boletas.

Mientras que grandes Centros de Votación, como los de los colegios Manuel Olivares y Ramírez Goyena, en Las Brisas, lucían desiertos.

En algunas viviendas había música testimonial, celebrando lo que los sandinistas llaman triunfo electoral.

Apatía prevaleció

En los distritos 4 y 6 de Managua, la apatía electoral fue más evidente. Al igual que en la mañana, fueron pocos los votantes que asistieron a las Juntas Receptoras de Votos (JRV) que en todo momento estuvieron bajo la vigilancia de policías y adeptos al régimen.

La poca afluencia de votantes fue más notoria la tarde del domingo en los centros de votación ubicados en los colegios Bautista y Santa Luisa de Marillac. El primero en el barrio 19 de Julio y el segundo en Larreynaga, ambos en el Distrito Cuatro de Managua.

Igual situación se observó en los centros escolares Madre Cayetana Alberta en la colonia Unidad de Propósitos, República de Argentina cercano al Hospital Alemán Nicaragüense y Douglas Sequeira en la colonia Primero de Mayo. Mientras en la plaza Juan Pablo II, desde las 3:00 de la tarde decenas de autobuses de las distintas rutas urbanas de la capital permanecían estacionados.

De ese lugar las unidades de transporte colectivo partieron hacia los Centros de Votación en distintas partes de la capital para recoger las valijas electorales con las actas de votación de cada JRV.

Cierre tardío de JRV

Pasadas las 6:00 de la tarde, las JRV ubicadas en el Colegio San Rafael, en el barrio Venezuela, Distrito Cuatro de Managua, permanecían abiertas a pesar que no habían votantes haciendo filas.

Al caer la noche, en el Instituto Maestro Gabriel pusieron una cinta perimetral que va del portón principal hacia la esquina oeste y se notaba gran presencia policial y de hombres con chalecos color caqui. A Diferencia de elecciones anteriores, esta vez en las afueras de los Centros de Votación no hubo votantes esperando el resultado del escrutinio a boca de urna.

Carazo

En cambio, en el departamento de Carazo, en las ciudades de Diriamba y Jinotepe, las calles lucieron desérticas la tarde de este 7 de noviembre.

En el Centro de Votación del Instituto La Salle, en Diriamba, la afluencia era poca para la cantidad de Juntas Receptoras de Votos (JRV) que albergaba el centro. Ahí había 14 juntas. A muchos pobladores por primera vez les tocó votar en ese lugar.

Centro de Votación del Instituto La Salle, Diriamba, Carazo. LA PRENSA

Por la tarde fue notoria la presencia de varios microbuses interlocales de la cooperativa Codevo, la cual cubre la ruta Carazo-Managua. Los buses llevaban y traían pobladores para que ejercieran su derecho al voto. Para el proceso de verificación las autoridades realizaron el mismo proceso de ir a traer y dejar a las personas hasta su casa, pero en esa ocasión los vehículos estaban dentro del instituto, esta vez esperaban afuera y algunos hasta a una cuadra del lugar.

En este centro la votación era rápida, primero por la falta de pobladores y segundo por la cantidad de juntas ubicadas en ese lugar. Ahí se observó a varios ciudadanos que ya habían votado, pero continuaban dentro de las instalaciones del centro, aparentando que había más gente votando. Incluso policías electorales platicaban con sus familiares, y algunos miembros de las mesas estaban chateando con sus celulares. En la entrada también había gente esperando o comprando chiverías.

En otros centros de Diriamba, como la Inmaculada o el Colegio Divino Pastor, no hubo mayor movimiento.

Presencia policial

A eso de las 6:00 de la tarde, cuando comenzaron a cerrar la mayoría de JRV, la Policía cerró el tráfico en el sector del parque central, ya que a menos de media cuadra se encuentra el Centro de Cómputos Municipal. A dos cuadras del mismo se encuentra la casa del partido gobernante, en la cual estaban varios motociclistas y también mototaxistas.

En Jinotepe había mayor presencia de la Policía en las calles. El Centro de Votación del Instituto Juan José Rodríguez se notaba vacío, a la entrada había policías regulando el ingreso.

Calle de Jinotepe, Carazo, el domingo 7 de noviembre 2021. LA PRENSA

Amenaza a sacerdote en Masaya

LA PRENSA también realizó un recorrido en la ciudad de Masaya y pudo constatar la escasa participación ciudadana en los Centros de Votación de esa localidad, no obstante se observó un excesivo despliegue policial y parapolicial en las afueras de dichos puntos, que cumplían con el objetivo de mantener vigilado el lugar.

En la Parroquia Santa María Magdalena, ubicada en el barrio indígena de Monimbó, el sacerdote Pedro Méndez en horas de la mañana colocó una pancarta arriba del altar que arregló con chimbombas blancas y azules con el mensaje “Nuestro dactilar estará limpio”, en una clara alusión de llamar a los feligreses a no votar. Sin embargo, se vio obligado a quitarla tras la “visita” de la Policía a la iglesia, según confió a este Diario una fuente cercana al religioso y agregó que “la quitaron para evitar problemas ya que el padre es perseguido”.

Parroquia Santa María Magdalena, ubicada en el barrio indígena de Monimbó, Masaya.

Enseguida este medio también constató que los Centros de Votación localizados en el Centro Tecnológico Comandante Camilo Ortega Saavedra y el centro escolar Cristóbal Rugama se encontraban bajo vigilancia de oficiales de la Policía, vestidos de azul, y también oficiales vestidos de civil, tenían sus pantalones de tela color azul, sus botas y sus amansabolos. A partir de las 4:00 de la tarde comenzaron a llegar buses en los que trasladarían el material electoral.

Por otro lado, en la zona cerca al Colegio Nuestra Señora del Pilar —donde según dijeron ciudadanos funciona el Centro de Cómputos— las cuatro calles que daban al lugar permanecían cerradas y con vigilancia policial. Las calles en general se observaron completamente vacías, las puertas de las viviendas cerradas y escasa afluencia de ciudadanos.

Granada

En el departamento de Granada, LA PRENSA logró constatar la asistencia casi nula en las urnas de votación y la escasa presencia en las calles a partir de las 5:00 de la tarde.

En el Centro de Votación localizado en el Colegio Mercedes Mondragón se notó afuera del lugar la presencia de simpatizantes sandinistas. Un ciudadano que en ese momento acudió a votar contó a este Diario que adentro estaba “completamente vacío, solo estaban los de las mesas y estaban hablando que así como iban cerrarían a las 6:00 p.m., mientras el CSE no bajara otra orientación”.

En ese lapso de tiempo se presenció la llegada de al menos cuatro buses amarillos que eran custodiados por la Policía, en los que trasladarían los materiales al Centro de Cómputos de esa ciudad, localizado cerca del Cementerio General de Granada.

Ante la falta de votantes, los Centros de Votación cerraron a las 6:00 p.m. en punto. En el Centro de Votación del Colegio Público Sara Mora de Guerrero se observó que al momento del cierre solo estaban los miembros de las JRV y policías electorales.

En ese mismo ambiente se encontraba el centro ubicado en la Escuela Padre Antoni Estella, en el sector Ermita El Socorro, de esa ciudad. No había ningún tipo de movimiento por parte de los simpatizantes y estaba cerrado. La sede del CSE y sus calles se mostraron completamente vacías.

En contraste, en la calle La Calzada, a pesar de que la afluencia no era la misma a otros fines de semanas, se observó mayor presencia de ciudadanos que decidieron salir a distraerse.

La Calzada de Granada este domingo 7 de noviembre por la noche. LA PRENSA
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: