14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
Cubanos

El consulado de Cuba en Managua. LAPRENSA/J.FLORES

Los cubanos que llegaron para hacer compras en el mercado Oriental y quedaron varados en Nicaragua

Conviasa suspendió la ruta La Habana-Managua en enero y para salir de Nicaragua, los cubanos necesitan hacerse la prueba PCR que cuesta 150 dólares

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Pedro entró a Nicaragua el viernes 22 de enero en un vuelo de Conviasa, su fecha de regreso a Cuba era el jueves 28 del mismo mes con la misma aerolínea. Llegó por motivo de compras, pero fue poco lo que adquirió en el populoso mercado nacional, porque  cuando recién llegó se enteró de que habría problemas para volver a la isla, que el avión no saldría. Supo que no podía gastar más dinero si no sabía cuándo podría regresar a Cuba, necesitaba garantizar su alimentación y hospedaje en los días extras en suelo nicaragüense. Hasta hoy su espera es incierta.

Pedro —como le llamaremos para proteger su identidad— sobrevivió la primera mitad de febrero, pero el dinero ya se le acabó y la desesperación ha tocado su puerta. Explica que lo peor es que nadie le informa cuándo podrá volver: ni la aerolínea ni el Consulado de Cuba en Managua. «Somos entre 40 y 50 cubanos que estamos en esta situación, varados», comenta. Varados y sin información exacta.

Puede interesarle: Vuelven los cubanos al Mercado Oriental tras el regreso de Conviasa a Nicaragua

«Solo escuchamos decir de Conviasa que sus aviones están bien en Venezuela, que su tripulación está lista, pero que el gobierno cubano no autoriza todavía (el vuelo de retorno), entonces ahí está la primera cosa», expone indignado al preguntarse por qué las autoridades de su país no habilitan vuelos humanitarios para que el grupo pueda volver. «Todos somos adultos, la mayoría tiene hijos que lloran porque los dejaron en Cuba con un familiar, pero por cinco días. Cuando uno llama de acá, lloran», agrega.

Cuando se le acabó el dinero, Pedro empezó a apelar a la buena voluntad de un familiar que le ayudaba para costear sus gastos de alimentación, pero la ayuda dejó de llegar. Pedro, como otros de los cubanos de su grupo, está ahora desesperado a casi un mes de haber llegado a Managua. Hay cuentas de hospedaje que pagar, barrigas que llenar, aquí y allá, pero el dinero se acaba y las manos que dieron ya no pueden más. Ahora apelan a la buena voluntad de cualquier samaritano que les quiera ayudar.

Pero incluso para recibir ayuda prefieren ser discretos, no quieren meterse a problemas —insiste—, solo quieren que su gobierno les dé respuesta, apruebe al viaje e irse de regreso a Cuba. Lo que empezó como un viaje de negocios, se está convirtiendo en una pesadilla: «es terrible lo que estamos pasando».

Amanecen y anochecen en los cuartos del hostal. Tienen sus maletas listas, pero no pueden salir. Esperan y desesperan. No pueden hablar abiertamente ni dar la cara para exponer de lleno el drama que atraviesan. «Usted sabe como es el miedo del 90 % de los cubanos y ya le dije al grupo, pero no quieren (hablar). Además, aquí claro que la pasamos encerrados todo el día y con un estrés de lo peor».

El otro «pegón»: prueba PCR

Además de la falta de aprobación de Cuba para el ingreso de este vuelo, a este grupo de cubanos ahora le están exigiendo realizarse la prueba de Covid-19 en Nicaragua, que tiene un costo de 150 dólares y solo es practicado por el Ministerio de Salud (Minsa).

Según Pedro, no tiene sentido la exigencia cuando una vez que aterrizan en La Habana, en el aeropuerto internacional José Martí, se someten a una prueba de hisopado que incluso queda pagada antes de salir hacia Nicaragua; tiene el valor de 30 dólares.

La primera visita copiosa de cubanos en el país sucedió a partir de noviembre 2018, cuando Conviasa inició operaciones en el país e inmediatamente Daniel Ortega flexibilizó las medidas de visado para los caribeños.

El principal atractivo de Nicaragua es como destino de compras y el mercado Oriental es su paraíso; ahí pueden comprar de todo un poco a precios accesibles, de modo que adquieren productos varios para vender y de uso propio. Pero con el avance de la pandemia del Covid-19, los vuelos estuvieron suspendidos durante varios meses y se lograron retomar hasta principios de diciembre de 2020. La visita de los cubanos volvió a notarse, principalmente en el mercado Oriental, donde se concentran sus actividades de interés.

Antes de Nicaragua, sus destinos de turismo comercial —también llamado «turismo de mulas»— era Panamá y Guyana, pero los acuerdos binacionales y las tarifas del mercado volvieron al mercado Oriental su nuevo punto de compras.

Consulado de Cuba: «Estamos en eso»

Al transcurrir más de dos semanas sobre su estadía prevista en Nicaragua, un grupo de cubanos varados se trasladó  al Consulado de Cuba en Managua, ubicado en Las Colinas, para presionar, pero la respuesta inmediata fue enviar una patrulla policial para disolver la concentración. Hay videos en donde se aprecia a varias personas alteradas por su desesperación, pidiendo explicaciones y una pronta solución para poder volver a la isla.

Lea: ¿Cuántos cubanos vinieron a Nicaragua en 2019? Esto dicen las estadísticas del Intur

LA PRENSA visitó este 17 de febrero el consulado cubano para buscar declaraciones de algún funcionario al respecto. Después de presentarse como medio de comunicación, desde adentro de la casa donde funciona el consulado, un señor que no se identificó respondió: «Estamos en eso, debe ser pronto, el gobierno cubano ya está haciendo todas las coordinaciones. El grupo de trabajo en Cuba, que tiene que ver con el tema del Covid, ya tiene todo garantizado para que regresen porque al llegar a Cuba los llevan hasta el lugar donde ellos viven».

«El problema no es de la aerolínea, el problema es que hay que coordinar entre la aerolínea, el vuelo debe tener autorización de ambas partes, en eso estamos precisamente», explicó el funcionario, quien aseguró no manejar la cantidad de cubanos varados. En la entrada del consulado permanece un policía, que permite el ingreso solo de una persona a la vez para realizar alguna consulta.

Ante la prolongación incierta de la estadía en el país, Pedro solicita la ayuda de la ciudadanía para garantizar comida y techo. Ha facilitado el número 5774-9198 para contactarle.

COMENTARIOS

  1. Hace 11 meses

    DESGRACIADAMENTE YA LOS NICARAGÜENSES VENIMOS ARRASTRANDO CON LAS VIOLACIONES DE DERECHOS HUMANOS QUE ESTOS LLAMADOS GOBIERNOS SOCIALISTAS LES HACEN A SUS CONCIUDADANOS. ESPERÓ QUE LA GENERACIÓN JOVEN DE NICARAGUA DESPIERTE Y SE SACUDA ESTE RÉGIMEN ASESINO Y TODOS SUS COMPLICES INCLUIDOS LOS OPOSITORES FUNCIONALES QUE SE AMARRAN CON EL DICTADOR PARA SEGUIR VIOLANDO NUESTROS DERECHOS HUMANOS

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: