14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

OIT Centroamérica califica de “error” que un gobierno no ayude a las empresas a buscar medidas para proteger empleos

"Hay países donde los empleadores y trabajadores tienen consensuada medidas, pero con el gobierno no hay esa interacción, lo cual no es bueno", dijo Carmen Moreno, directora de la OIT para Centroamérica.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) para Centroamérica señaló que para atender la crisis que se ha generado por el Covid-19, es necesario que haya un diálogo social, entre empresa y Gobierno,  pero que han observado que en algunos países de la región, se ha mantenido al margen de la situación que están afrontando las empresas y trabajadores, lo cual es un error.

“Hay países donde los empleadores y trabajadores tienen consensuada medidas, pero con el gobierno no hay esa interacción lo cual no es bueno, esto afecta a dos factores fundamentalmente que es la empresa y el trabajadores y no contar con ellos (con las autoridades de gobierno), con sus visiones, con sus estrategias, me parece un error, porque ante una crisis todo mundo tiene que ceder”, dijo Carmen Moreno, directora de la OIT para Centroamérica, en el webinar  denominado “Alternativas laborales para la protección del empleo y la sostenibilidad de las empresas”.

Moreno respondió así luego que Freddy Blandón, asesor jurídico del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), hizo referencia a que en Nicaragua el sector privado estaba incentivando un canal de conversaciones  con el Gobierno de Daniel Ortega para proteger el empleo.

Hasta ahora el Gobierno de Ortega no ha respondido a ese planteamiento del sector privado nicaragüense. Moreno, no obstante, evitó referirse directamente a lo que ocurre en Nicaragua, pero dejó expuesto su mensaje sobre la necesidad de promover un diálogo social.

En Nicaragua hasta ahora el régimen de Ortega no ha anunciado ninguna medida para proteger los empleos y ayudar a las empresas a sobrevivir al “tsunami” económico negativo que ha significado la pandemia tanto a nivel nacional como internacional.

Lea además: Sector privado mira conveniente un canal de conversaciones con Ortega para salvar vidas ante el Covid-19

En la reunión que se llevó a cabo este martes, Moreno expresó que la región se encuentra débil, y aunque en algunos países ya se están implementando medidas, hace falta adoptar políticas y alternativas para atender la emergencia.

“Nuestra región ya venía un poquito debilitada económicamente y con esta afectación la contracción puede ser mucho más profunda. De hecho el informe reciente de la Cepal estima que habrá una contracción del PIB de 1.8 por ciento, esto puede representar que el desempleo llegue a subir 10 puntos, y que la pobreza se vaya incrementar”, dijo la funcionaria regional.

Y añadió: “En la región de América Latina y el Caribe, de los 620 millones de habitantes, el número de pobres subiría de 185 millones a 220 millones y la pobreza extrema podría subir de 67 a 90 millones”.

Lea también: ¿Por qué Ortega no puede aducir que no tiene dinero para ayudar a los nicaragüenses a afrontar la pandemia?

Medidas que propone la OIT

Entre las medidas que propone la OIT para atender esta crisis que ha generado que el desempleo aumente está estimular la economía y el empleo, apoyar a las empresas, los empleos y los ingresos, proteger a los trabajadores en el lugar de trabajo y establecer un diálogo social entre trabajadores, empleadores y gobierno.

“Para encontrar soluciones, realmente las medidas que se puedan tomar son medidas que los tres actores tienen las oportunidad de hablar y dialogar en conjunto; quizás soluciones más fácil, como llegar acuerdos de reducción de jornadas, de reducción de salarios, alguna iniciativa innovadora, que les permita de una manera dialogada, buscar soluciones que sean las menos dolorosas”, expresó Moreno.

Puede interesarle: Coronavirus amenaza con hacer estragos en 123,000 empleos de zona franca en Nicaragua

Por otras parte Moreno señaló que en la región centroamericana el turismo, los servicios, el comercio y la manufactura, son los sectores que más se van a ver afectados, con la expansión del COVID-19.

“Hay que  buscar un tipo de alternativa para sostener la caída en estos sectores que son  importantes, porque a como dice el refrán cuanto más grande es la caída, es más difícil levantarse”, dijo Moreno.

Preocupados por los trabajadores informales

No obstante explica que la mayor preocupación la ven en el empleo informal, que es donde se concentra la mayor parte de la población.

“Una cosa que si preocupa mucho son los trabajadores informales, tenemos una región donde el 60 por ciento es trabajo informal, estas personas se quedan sin el más mínimo recurso y ahí es importante ver como reforzamos las prestaciones y programas sociales, que va ser muy difícil de ejecutar  porque esta gente no está registrada para que se pueda acceder a ellos y ya se ven los problemas como en El Salvador”, agregó  Moreno.

Por ejemplo en Nicaragua, al menos son 2.4 millones de personas sin empleos formales —según datos oficiales — los que serían obligados a encerrarse en sus casas de manera indefinida, que sobreviven del día al día, con ingresos precarios que no alcanzan ni siquiera el salario mínimo industrial, que actualmente se sitúa en 5,762.44 córdobas mensuales.

Por su parte Manuel Novoa, especialista laboral, quien también participó en el webinar dijo que hay mucha incertidumbre a nivel nacional por la crisis que se avecina y el desempleo que se va a generar.

“Tenemos que atender esta situación con mayor beligerancia, proteger el empleo y a los trabajadores, sobre todo aquellas empresas que no pueden parar por los bienes o servicios que ofrecen, por ejemplo hay que adaptar los contratos laborales, hacer home officer o teletrabajo,  hay que  mantener el empleo y los ingresos, medidas de protección social, ayuda financiera, reducciones fiscales para las pymes, ayuda en los servicios básicos, y estas medidas se deben adoptar los más pronto posible”, expresó Novoa.

Lo cierto es que la situación de Nicaragua es más complicada, porque desde la crisis que se dio en el 2018, el desempleo ha venido incrementado y el subempleo ha sido la válvula de escape. Y en este nuevo contexto los que no perdieron su empleo en años anteriores podrían perderlo.

Economía Nicaragua OIT archivo
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: