14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
Monseñor Abelardo Mata, obispo de Estelí, habló en nombre de la Conferencia Episcopal para exigir el cese de la represión durante el diálogo nacional. LA PRENSA/ CARLOS VALLE

Monseñor Abelardo Mata, obispo de Estelí y secretario de la Conferencia Episcopal. LA PRENSA/ ARCHIVO/CARLOS VALLE

Obispo Abelardo Mata: “La Iglesia siempre ha visto pasar el féretro de sus perseguidores”

El obispo Mata aseguró que ante las amenazas de muerte de que ha sido víctima se ha visto obligado a reajustar sus actividades pastorales

“Nadie muere a la víspera”, asegura el secretario general de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), monseñor Abelardo Mata, para responder a quienes lo amenazan de muerte.

“El martirio es don de Dios y no hay que andarlo buscando, pero si el Señor de la Vida lo quiere, bendito sea Él y bienvenido el martirio. Lo he dicho y lo repito: nadie se muere a la víspera”, afirma convencido el obispo Mata, también portavoz del Episcopado.

Lea además: Obispo Abelardo Mata: Ortega “se ha vuelto como una bestia”

El pasado 9 de julio, el cardenal y arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes; monseñor Silvio José Báez, el representante del papa Francisco en Nicaragua, monseñor Waldemar Stanislaw; monseñor Miguel Mántica, entre otros religiosos, fueron agredidos por turbas, fanáticos y paramilitares en la basílica menor de San Sebastián, en Diriamba. Allí empezó la agresión del régimen de Daniel Ortega contra la Iglesia católica.

El 15 de julio, el obispo Mata fue agredido por turbas en Nindirí, Masaya, dañándole también su camioneta. Pero el 19 de julio, la represión y el irrespeto contra los jerarcas católicos subió el tono al máximo nivel, pues el designado presidente por el poder electoral, Daniel Ortega, calificó a los mediadores del Diálogo Nacional de golpistas y de ocupar sus parroquias para salir a asesinar.

Denigrar voces vivas, dice Mata

A juicio de monseñor Mata, la saña con la cual Ortega está tratando a la Iglesia es para callar su voz profética, la cual no le gusta al caudillo que gobierna Nicaragua desde 2007.


Los perseguidos del orteguismo


“¿Por qué tanta saña? La Iglesia, cuando es fiel a su vocación profética, es un estorbo para quien no tiene ni la visión del ser humano y de la sociedad que los hombres de buena voluntad generan; por eso tratan de denigrar a las voces vivas de la Iglesia y hasta se pretende quitarlas de en medio. Podrán hacer callar alguna voz, pero el Espíritu Santo suscita mayor número de voces: la de todo un pueblo”, asegura el religioso.

Reajusta planes pastorales por amenazas

El obispo Mata aseguró que ante las amenazas de muerte de que ha sido víctima se ha visto obligado a reajustar sus actividades pastorales.

Lea más en: Obispo Abelardo Mata a Daniel Ortega: “No puede matar a todo un pueblo”

“Ante las amenazas nos hemos visto obligados a reajustar nuestros planes pastorales y a buscar nuevas estrategias de acción. Gracias a Dios tengo un clero que sufre con su obispo, interceden por él y lo suplen magníficamente bien. Uno trata de ser prudente y evitar dar oportunidades a los de corazón endurecido para cumplir sus propósitos”, sostiene monseñor Mata.

También puede leer: Periodista Álvaro Montalván: “Me apuntaban con un AK-47 mientras destruían mi radio”

El pasado 16 de mayo, en el inicio del Diálogo Nacional, el obispo Mata exhortó a Ortega que “no es a fuerza de presión de balas de goma y balas de plomo, ni con fuerzas paramilitares que se desmonta una revolución ciudadana”.

Gobierno no quiere diálogo

Para el obispo Abelardo Mata, el Gobierno no quiere diálogo y ahora busca a interlocutores a su medida.

“El Gobierno no quiere diálogo, en el fondo, diálogo alguno. Si lo buscó es para tomarlo como tabla de salvación ante un acontecimiento inesperado de rebelión”, resaltó el religioso.

Le puede interesar: CIDH confirma que presos políticos reciben un trato diferente en el sistema penitenciario de Nicaragua

Para Mata, el Gobierno aceptó diálogo para vender imagen hacia el exterior. “Por eso quiere interlocutores y mediadores a su medida”, señaló Mata.

El también obispo de Estelí, ante los señalamientos de Ortega que los llamó golpistas, dijo que le enviaron una carta al mandatario para que respondiera si los quería aún como mediadores, pero el caudillo hasta la fecha no responde.

El diálogo es la opción

Monseñor Abelardo Mata afirma que la Iglesia católica como testigo y mediadora del proceso de diálogo está convencida que “solo el diálogo de buena fe nos puede sacar a flote de estas honduras”.

Lea además: Paramilitares orteguistas y policías secuestran a universitarios y boicotean marchas ciudadanas

De acuerdo con el religioso, siempre vale la pena “sentarse a la mesa del diálogo, ya que somos seres racionales y no bestias en dos patas”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: