14
días
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD! ¡LA DICTADURA NO PUEDE
OCULTAR LA VERDAD!
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. #LibertadParaLosPresosPolíticosdeNicaragua #LibertadParaLosPresos
PolíticosdeNicaragua
Gioconda Belli, escritora nicaragüense. LA PRENSA / Jader Flores.

Gioconda Belli, escritora nicaragüense. LA PRENSA / Jader Flores.

Gioconda Belli: “El Frente Sandinista ya no existe”

La escritora Gioconda Belli analiza la política nicaragüense, comandada por Ortega y Murillo, y habla sobre el excelente año 2017 para la literatura nacional.

Cuando se exilió a Costa Rica, Rosario Murillo vivió dos meses en la casa de Gioconda Belli. Murillo, hoy la mujer más poderosa de Nicaragua, llegó con su compañero sentimental Carlos Vicente Ibarra y sus tres hijos: Rafael, Zoilamérica y Tino, mientras conseguía trabajo en San José. “Para que te des una idea de la cercanía”, cuenta Belli.

La exitosa escritora nicaragüense fue amiga de Murillo y fue sandinista, pero ahora critica fuertemente lo que considera una “dictablanda”, pues si bien describe al Gobierno actual con las características de una dictadura, afirma que no se compara con la de los Somoza en cuanto a represión y violencia.

En esta entrevista Gioconda Belli habla de la literatura nicaragüense, de sus amigos Claribel Alegría y Sergio Ramírez, ganadores de los más grandes premios de Hispanoamérica en 2017, charla de política, de su ideología, y de los vicios de la gestión de Daniel Ortega y Rosario Murillo, la cual, explica, ha sustituido al partido Frente Sandinista por una misión vertical de dúo.

Usted es muy activa en redes sociales y critica al gobierno de Ortega y Murillo. ¿Está en contra del Gobierno?
Yo no estoy en contra del Gobierno. Yo estoy en contra de las acciones que hace este gobierno. Porque este gobierno es una mezcla, y hay que reconocer que han hecho cosas muy buenas y que tienen una conciencia diferente que la que hemos tenido durante el tiempo de Arnoldo Alemán. Hay un deseo más de abordar ciertos problemas del país que no había antes, y esto es valioso y positivo.

¿Como cuáles?
Bueno, ideay, la recreación de la gente, el bono que dan a los niños, estaba viendo que repartieron juguetes… O sea, hay cosas que se hacen que son buenas. El estadio que se hizo, las carreteras. Hay una serie de cosas bien. Pero pienso que todo eso, esa bondad… digamos lo benigno de este gobierno se opaca por lo maligno, que es este tipo de cosas que pasó como en La Cruz de Río Grande, las seis personas que murieron y no se ha explicado; el niño y la adolescente. Ese tipo de cosas, que paren las marchas, que hayan destruido la institucionalidad de este país, que estemos totalmente a la merced de este gobierno, porque si amanecen de buen humor está bien, pero el día que quieran reprimir no hay nadie quien los pare. Aquí no tenemos ningún balance ni control del Gobierno. No hay ninguna fuerza que pueda pararlos si hacen algo indebido. Las elecciones, las reelecciones, Rosario Murillo como vicepresidente, estar fundando, de hecho, una dinastía familiar. O sea, lo que hacen con la derecha lo borran con la izquierda.

Todo lo que enumera son características dictatoriales, porque un dictador hace según su gana…
El que dicta. Dicta sin que nadie lo calle.

¿Entonces está de acuerdo en que Nicaragua es una dictadura?
En cierta manera sí. Yo siempre digo que esto es una “dictablanda”. O sea, yo vengo de una generación que vivió una dictadura represora, cruel, sanguinaria, entonces compararlos totalmente con Somoza no me parece. Pero por otro lado me parece que están creando todas las condiciones que tenía Somoza cuando se convirtió en un dictador. A mí mi mamá me decía que cuando Somoza viejo llegó al poder la gente estaba contenta, al principio. Pero el poder absoluto es una cosa muy peligrosa. Para cualquier ser humano. Aunque sea bueno el ser humano. Mucho más si es un ser humano que tiene esa ambición de controlarlo todo.

Gioconda Belli, escritora nicaragüense. LA PRENSA / Jader Flores.
Gioconda Belli, escritora nicaragüense. LA PRENSA / Jader Flores.

¿Y cuando me habla de lo bueno que hace la pareja presidencial entonces debemos interpretar que a pesar de lo malo también hay bondad en Ortega y Murillo?
Sí, o sea, ser opositor no quiere decir necesariamente negar todo. Ser opositor quiere decir que vos tenés una posición clara, ética, en relación a cómo funciona un gobierno, y tu obligación es mantener el dedo en la llaga. Nosotros no podemos dejar de denunciar lo que está mal. Hay gente que cree que uno está hablando por hablar, cuando el Gobierno ha hecho parques y esto y lo otro, y que entonces se molestan. Es el caso de la empresa privada, porque uno habla y critica este gobierno, pero este gobierno necesita que uno hable y lo critique. Yo pienso que sin crítica estaríamos dejando simplemente la indiferencia más absoluta y entregándonos a la voluntad de estas dos personas.

Según la Constitución debería
de haber entes que fiscalicen el poder y debe haber separación de este poder…
Pero como no hay separación de poderes y no hay quién fiscalice, yo pienso que los medios y las personas que opinan en las redes sociales tienen una responsabilidad de señalar dónde está el problema.

¿Usted cree que la empresa privada apoya el hecho que no haya separación de los poderes ni fiscalización?
No, yo no creo que lo apoyen, pero creo que sus intereses son más importantes que el interés a largo plazo del pueblo nicaragüense.

¿Son egoístas?
Pues sí. Es que esa es la característica fundamental del capital. Ellos tienen sus metas, quieren cumplirlas, y mientras se cumplan estos objetivos pueden hacer la vista gorda de otro montón de cosas.

¿Es de admirar el que Ortega a pesar de todo lo malo tenga una relación tan buena con la empresa privada?
Pues sí… En parte tiene que ver con que ellos también son empresarios. Lo que pasa es que aquí ha habido un cambio de ecuación. El poder (político) ya se convirtió en parte del poder económico. O sea, el poder económico de este país está dividido entre el Frente Sandinista y la empresa privada. Pero ambos son poderes económicos.

¿Cuál es su ideología política?
Yo he reflexionado mucho sobre eso y puedo decirte que la socialdemocracia, si vos analizás todo lo que ha pasado en el mundo, la historia, y ves dónde se logró un avance más civilizado, un avance de los programas sociales, de lo que se llama el estado de bienestar, fue en los países donde existió y existe la social-democracia. Pero yo pienso que lo que se necesita es un cambio de paradigma. Ya ninguno de los sistemas actuales está respondiendo a los cambios que se están dando.

¿En el mundo?
Sí, en el mundo. La tecnología ha significado una revolución. La composición de las poblaciones ha cambiado. Tenés las migraciones que cambian las composiciones homogéneas de los países… Todo eso requeriría una transformación de la manera de pensar y de la manera de concebir la política. Y en parte eso hace que esta generación de jóvenes parezca indiferente. Yo creo que no son indiferentes. La estructura política actualmente no responde a lo que ellos quisieran. Porque la política se ve como una cosa que se ha desprestigiado mucho. Es de manejo, de argucia.

Gioconda Belli, escritora nicaragüense. LA PRENSA / Jader Flores.
Gioconda Belli, escritora nicaragüense. LA PRENSA / Jader Flores.

Usted en El País de las Mujeres proponía el Partido de la Izquierda Erótica (PIE), alegando que Nicaragua está mal porque ha sido gobernada solo por hombres y que por ende se le puede atribuir la culpa a los hombres, pero ahora tenemos a una mujer, Rosario Murillo, que tiene hasta más visibilidad que su marido. ¿Ahí cambia la temática de PIE?
Pues claro, es interesante, porque la Rosario Murillo es copresidenta. El hecho que se haya preocupado por hacer parques es una derivación de su ser femenino. Eso de que hable todos los días, es verdad que porque ella absorbe y controla toda la información, pero de alguna manera cuando hay temblores ella sale. Su manejo de la religión, que para mí es una absoluta manipulación, pero pues, tiene todas esas maneras. Ella trata de presentarse como maternal, preocupada por los nicaragüenses.

 

“Pienso que ella (Rosario Murillo) tiene mucha necesidad de poder y es muy controladora. Entonces no delega. Ella no es muy buena para delegar. Lo que yo he oído es que las decisiones las toman allá arriba. Las toman entre ella y Daniel. Hay muy poca capa intermedia, y si ves el partido ya se ha acabado. El Frente Sandinista ya no existe como partido”. Gioconda Belli, escritora.

¿También son por su feminidad los colores, los árboles de la vida, la decoración de Managua?
Sí, sí. Tiene que ver con ese lado de ella.

¿Es un Frente Sandinista más femenino?
Bueno… Está feo decir eso. Si es más femenino o no, yo pienso que responde más a una personalidad. La personalidad de ella se hizo durante el tiempo de los hippies, entonces ella tiene esa tendencia hacia lo psicodélico.

¿Y Murillo guarda esa personalidad hippie?
Sí, la guarda. Solo vela cómo anda vestida. Todos los anillos, las pulseras. Ella es excéntrica. Y es excéntrica en su manera de reflejarlo en la población. Su manera de decorar Managua.

Ustedes dos se conocieron de jóvenes. ¿Eran amigas?
Sí, éramos amigas.

¿La persona que usted conoció hace muchos años es la misma que está en el Ejecutivo ahora?
Sí es la misma. No igualita porque la gente cambia y ella cambió. Porque ahora tiene poder. Cuando la conocí no tenía poder. Pero tenía inquietudes. Por eso la conocí, porque andábamos haciendo cosas en los barrios, en el grupo Gradas. Andábamos conspirando, ocultábamos a gente del Frente Sandinista, y después ella se fue al exilio con un compañero que ella tenía en ese tiempo, Carlos Vicente Ibarra, y cuando llegaron a Costa Rica se quedaron en mi casa para mientras ellos conseguían trabajo, etcétera. Se quedaron dos meses en mi casa con su bebé, que era Tino, con Zoilamérica y Rafael. Para que te des una idea del nivel de cercanía. Y después trabajamos juntas en la ASTC (Asociación Sandinista de Trabajadores de la Cultura), en Ventana, que era un suplemento cultural que salía en Barricada (diario oficialista sandinista), pero poco a poco, en la medida en que fue avanzando el tiempo y ella fue tomando más poder, empecé a ver cosas que no me gustaban. Tenía muchos problemas en decir una cosa y hacer otra. Acordar algo y después cambiarlo. Había mucha paranoia. Ella desconfiaba. Siempre creía que los demás estábamos haciendo cosas personales contra ella. Nosotros estábamos en desacuerdo con una serie de políticas en el área cultural, entonces nos enfrentamos.

Gioconda Belli, escritora nicaragüense. LA PRENSA / Jader Flores.
Gioconda Belli, escritora nicaragüense. LA PRENSA / Jader Flores.

El ministro de Cultura era Ernesto Cardenal, ¿no?
Sí. Y ella era la directora de la Asociación Sandinista de Trabajadores de la Cultura, y eran gremios. Cuando decidieron de un día para otro cambiar la ASTC por una especie de Instituto de Cultura que iba a tomar las atribuciones de la ASTC más la del Ministerio de Cultura. Pues, iban a destronar a Cardenal. Pero todo eso se hizo sin hablarlo, se hizo de manera subrepticia, debajo de la mesa. Y cuando te diste cuenta ya estaba todo hecho y no se podía hacer nada.

¿Por qué tanto desdén hacia Ernesto Cardenal?
Pienso que ella tiene mucha necesidad de poder y es muy controladora. Entonces no delega. Ella no es muy buena para delegar. Lo que yo he oído es que las decisiones las toman allá arriba. Las toman entre ella y Daniel. Hay muy poca capa intermedia, y si ves el partido ya se ha acabado. El Frente Sandinista ya no existe como partido. O sea, son ejecutores. Pero el hecho de que ministros ya no puedan dar una conferencia, que no sepamos ni quiénes son, que no puedan hablarle a la gente, que no puedan rendir cuentas de su ejercicio. Los de la Asamblea, que alguien se oponga a algo y al día siguiente lo saquen. Hay un control férreo, y si vos vas a entrar al Frente sabés que tenés que cumplir una línea disciplinadamente, si no, te vas. Como gente que se ha tomado fotos con Sergio Ramírez y la echan al día siguiente. Pero hay una cosa muy importante: la cultura en Nicaragua tiene un enorme peso. No porque tenga un peso político, tiene peso porque la gente quiere a sus autores, a sus poetas, a sus artistas. La gente tiene una gran apreciación por lo que le damos a Nicaragua los artistas. Entonces no importa dónde estés parado en términos políticos. Yo lo vivo: voy a lugares y la gente me saluda, no importa que sean sandinistas o no sean sandinistas, orteguistas o qué sé yo, hay algo que trasciende en la cultura, y hace que el Festival Internacional de Poesía tenga el éxito que tiene, Centroamérica Cuenta, o sea, ahorita la parte cultural de reproducción ideológica de verdad, o sea no propaganda que la gente repite, sino que es reproducción de una manera de ver el mundo, está en manos de la cultura, de la gente que hace cultura, y esa gente que hace cultura somos todos independientes. Y ahora tuvimos, este año, una muestra de esa excelencia.

El premio Reina Sofía para Claribel Alegría y el Cervantes para Sergio Ramírez… ¿qué significan estos premios para la literatura de Nicaragua?
Es un punto importante que se venía ya viendo, digamos. Yo pienso que en el caso de Sergio, Claribel, Ernesto (Cardenal), que ya tienen una cierta edad y que tienen una carrera detrás de ellos que ya los hacen acreedores de todos estos honores, y porque son personas que han sido constantes en su creación y han trascendido con el arte por el arte. Son artistas que se han comprometido con el bien de la humanidad. No solo con una idea política sino con los valores humanistas. Y yo me siento muy feliz como presidente de PEN, desde aquí hemos estado trabajando muy duro también en la cultura, de que fue PEN quien propuso a Claribel Alegría, la nominó al premio Reina Sofía. Entonces fue un logro para nosotros enorme verla tan feliz, verla que se le reconocía aunque fuera a los 93 años, que ella podía coronar con broche de oro una carrera literaria extraordinaria. Ir a España, conocer a la reina. Igual con Sergio, porque no ha sido un creador en una torre de marfil. Ha sido una persona que se ha entregado y ha entregado su conocimiento. Hace talleres, hizo la fundación Luisa Mercado, ha empujado Centroamérica Cuenta. Aquí hay que darle al César lo que es del César. Hay una voluntad de trabajo en el sector cultural que no es nada más una voluntad de aparecer y figurar. También estamos dándole a Nicaragua reconocimiento. Yo tengo mis libros traducidos en 25 idiomas. Realmente nos conocen. Y eso nos hace muy contentos. Conocernos a nosotros es conocer a Nicaragua.

A Claribel Alegría la mandó a traer la reina Sofía a España, a Sergio Ramírez lo felicitaron los presidentes de Costa Rica, Colombia y hasta España, pero Daniel Ortega y Rosario Murillo tuvieron una mudez total sobre estos laureles. ¿Qué opina de eso?
Me parece que los que pierden son ellos. Queda como envidia. La envidia es que te molesta el bien ajeno. Que te da malestar que alguien tenga lo que vos no tenés. Es inaudito el silencio pues ellos están supuestos a representarnos a todos los nicas y no solo a quienes los apoyan.

Pocas veces Nicaragua está en los titulares internacionales, pero cuando es por literatura es positivo y cuando es por política suele ser negativo o chistoso. El New York Times nos llama House of Cards.
Para un país tan pequeño como Nicaragua, que tengamos ese brillo en las letras hispanoamericanas es tremendo.

¿Nicaragua es el más grande de Centroamérica en Literatura?
Sí, totalmente.

Gioconda Belli, escritora nicaragüense. LA PRENSA / Jader Flores.
Gioconda Belli, escritora nicaragüense. LA PRENSA / Jader Flores.

Plano personal

Gioconda María Belli Pereira, que estuvo de cumpleaños el pasado 9 de diciembre, se describe con humor como “una mujer en avanzado estado de juventud”.
Tiene tres hijas y un hijo de tres matrimonios y su última alianza está por cumplir los 30 años.
Es muy activa en Facebook y Twitter, donde escribe sobre todos los temas: política local y extranjera, deporte, vida cotidiana. En esas dos plataformas suma más de 135 mil seguidores.
Entre sus libros preferidos están Los Cuatro Cuartetos, de T.S. Elliot y Rayuela, de Julio Cortázar.
Su comida favorita es el sushi.
Le gusta la frase de Mark Twain: “Dejar de fumar es fácil. Yo ya lo dejé unas cien veces”, y la practica.
Cuando se le pregunta si sigue siendo sandinista, su respuesta es: “Soy del PIE (Partido de la Izquierda Erótica; creado por ella) y FELICISTA”.


 

COMENTARIOS

  1. elgavilansegoviano
    Hace 5 años

    ……..Que no existen!!??….Están Vivitos y coleando!!,……Creo que la señora necesita unos anteojos con un poco mas de aumento!!,…

  2. El Leones
    Hace 5 años

    Tal vez porque el doctor Ramírez desciende de una familia Somocista.

  3. El Leones
    Hace 5 años

    Amen. Todos estos piricuacos perfumados tenían familiares que eran oficiales de la Guardia o mecenas Somocistas de alto vuelo. Como dice el dicho “Cría cuervos que te sacarán los ojos.” “Revolucionarios” de cafetin eran. Nunca aventaron un balazo. Los pandilleros marihuanomanos fueron los que pelearon en cada ciudad de Nicaragua en 1978 y 1979 como por ejemplo el tal Charrasca y su pandilla en Leon.

  4. El Leones
    Hace 5 años

    Los diarios en este país a diferencia de los diarios de otros países como los EE.UU., la Gran Bretaña, etc. censuran lo que los lectores comentan. Si vos escribis un comentario en el Daily Mail de la Gran Bretaña o en los diarios de los EE.UU. te lo publican en un segundo sin censura.

  5. marcel
    Hace 5 años

    Para corroborar lo que dice Maria de los angeles, recuerdo que esa publicidad era del General Noguera, primo de Somoza, la hija de Noguere Maria Ernestina, Noguera de Osorio era la dueña, pero Ivan el marido era testaferro.La escfitora era figura decorativa reclutada por Maria Ernestina, por su figura, la usaba para conseguir los anuncios mas caros. y la comisión era de la agraciada escritora muy bella por cierto.Los anuncios abundaban por la influencia del general Noguera.Punto final.

  6. Jose
    Hace 5 años

    Saludos Gioconda. Creo que el sometimiento de las instituciones a una familia, la policia, el ejercito, el CSE, el Poder Legistativo, etc, mas las constantes violaciones a los derechos humanos, los atropellos a los campesinos anticanal, el deterioro de la autonomia de la Costa Caribe, la falta de calidad en la educacion de los nicaraguenses, la poca calidad de la salud, los combustibles, la energia y el agua mas caro que en CA, la depredacion de nuestros recursos naturales, la flora y la fauna; ademas de violentar las libertades democraticas para las elecciones, me ubican en una sola direccion: estar en contra de este gobierno con toda y mi familia. Los parques, los estadios, solo son entretenimiento barato. Los juguetitos son bisuterias baratas, asi como los programas hambre cero, crisol granos basicos, usura cero que solo sirven para comprar ideales. Los nicas esperabamos mas de este gobierno pero hoy es una verguenza que nos vinculen en lavado de dinero, que tengamos el 1er lugar en corrupcion en CA y el 3ro en LA, que seamos los que menos invertimos en salud y educacion en LA. Y mas aun… este gobierno subestima las capacidades de los nicaraguenses, de los profesionales, de los poetas, de los escritores… no, no estoy con este gobierno aun menos con funcionarios señalados por corrupto y aliados de daniel como Roberto Rivas.

  7. Carlos M Alvarado
    Hace 5 años

    Nadie esta interesado en esta noticia de los 80s lo que hoy queremos es trabajo,casa,comida y educacion y salud y vamos por el buen camino, no queremos mas politiqueria

    1. montecristo
      Hace 5 años

      Le duele la verdad a los seguidores del violador y la chamuca. Siempre ha sido asi, pero el pueblo de Nicaragua nunca se ha rendido. Hace muchos anos nadie pensaba que caerian los somozas y miren ahora. A cada quien le llega su momento. Lo Bueno y lo malo para unos y otros es que en esta vida todo pasa, nada ni nadie es para siempre.

    2. El Leones
      Hace 5 años

      Si no hay “politiquería” como usted afirma, no hay trabajo, casa, comida, educación y salud. La política está intimamente unida a lo material que usted desea. Transparencia = estabilidad política. Estabilidad política = Progreso.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: