14
días
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD! ¡LA DICTADURA NO PUEDE
OCULTAR LA VERDAD!
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. #LibertadParaLosPresosPolíticosdeNicaragua #LibertadParaLosPresos
PolíticosdeNicaragua

Nicaragua quiere una mejor calificación

El Banco Central de Nicaragua y el Ministerio de Hacienda realizan intenso cabildeo con la agencia Moody’s para que eleve la calificación de riesgo de inversión, que actualmente es la B3 una de las más bajas, para poder captar fondos en el mercado internacional mediante la oferta de bonos públicos.

 

 

Lucía Navas

[doap_box title=”Venezuela daña” box_color=”#336699″ class=”aside-box”]

Desde el 2007 hasta 2013 el gobierno de Nicaragua ha percibido más de 3,000 millones de dólares en concepto de cooperación obtenida por el acuerdo petrolero con Venezuela, para financiar el déficit corriente presupuestario y los programas clientelistas.

Precisamente esa dependencia es lo que eleva el riesgo país y perjudica la calificación de parte de Moody’s para quien se “sigue afrontando a vulnerabilidades externas significativas”, por la dependencia de Venezuela.

[/doap_box][doap_box title=”La emisión externa toma tiempo” box_color=”#336699″ class=”aside-box”]

Pese a que los últimos meses el llamado diálogo de consenso entre el Gobierno, el sector privado y los sindicatos se ha visto debilitado por el desentendimiento sobre el salario mínimo y la política fiscal, las autoridades presentan ese modelo como un “nuevo marco de política”, que sitúa al país en “una posición internacional diferente”.

Con esa nueva visión externa es que el Banco Central de Nicaragua (BCN) apuesta a la emisión de deuda soberana al representar una alternativa de financiamiento, ampliamente utilizada en el mercado internacional de capitales. De Centroamérica, solo Nicaragua no emite deuda pública en el exterior.

El BCN reconoce que la decisión de emitir deuda pública externa conlleva una serie de medidas financieras, legales y administrativas que requieren un proceso anticipado de planificación e implementación.

Recuerda que en el resto de países latinoamericanos el proceso “generalmente ha tomado de uno a dos años de preparación y ejecución”.

“Los avances del país se han concentrado en conocer, sobre estos procesos de emisión soberana internacional, a la vez que se continúan impulsando temas estratégicos como desarrollar el mercado doméstico de deuda, asegurar la sostenibilidad de la deuda pública, identificar proyectos estratégicos a ser financiados con recursos excepcionales y el alcanzar una mejor calificación de riesgo soberano del país”, se indica.

[/doap_box][doap_box title=”A detalle” box_color=”#336699″ class=”aside-box”]

250 millones de dólares planean el BCN y el Ministerio de Hacienda entrar al mercado internacional con una primera emisión de deuda pública externa.

5.5-7.5% de interés deben pagar esos bonos públicos para que sea rentable y manejable en el esquema del endeudamiento estatal, y a plazos largos.

[/doap_box]

 

Las autoridades del gabinete económico de Nicaragua iniciaron el acercamiento con la agencia calificadora internacional Moody’s Investors Service, a fin de que a corto plazo le mejore la calificación de riesgo de inversión al país.

 

La agencia y las autoridades del Banco Central de Nicaragua (BCN) confirmaron a LA PRENSA ese acercamiento. Este país posee posee la calificación de la deuda de Gobierno en moneda local y extranjera en B3 con perspectiva estable, de las más bajas.

 

La agencia sustenta que “la vulnerabilidad a riesgo económico es alta debido a considerables déficits de cuenta corriente, cuyo promedio ha sido de 12 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en los últimos tres años”.

 

Moody’s ve un posible deterioro del déficit en 2013 y 2014 por el menor volumen de exportaciones de café y por la alta dependencia del acuerdo de Petrocaribe con Venezuela.

 

BUSCAN CAPTAR FONDOS EN MERCADO INTERNACIONAL

 

La intención de mejorar la calificación del riesgo de inversión de Nicaragua se debe al interés del BCN y del Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP) de captar fondos en el mercado internacional mediante la oferta de bonos públicos. Esta es la opción del Gobierno para obtener fondos adicionales para cubrir parte del déficit presupuestario, debido al tope de la capacidad de los bancos que operan en Nicaragua para captar la deuda pública que se emite.

 

Pero la tarea no es fácil. Moody’s tiene una calificación asignada al Gobierno de Nicaragua desde 1998 y desde entonces monitorea el perfil crediticio de manera continua. Una vez al año se hace la evaluación.

 

“El propósito de las calificaciones es informar a inversionistas sobre la opinión de Moody’s en relación con el perfil de riesgo crediticio de cualquier país”, explica Ariane Ortiz Marrufo, analista de Grupo de Riesgo Soberano de Moody´s, a cargo de la relación con el Gobierno nicaragüense.

 

Señala que el análisis se realiza bajo un marco metodológico, “el cual incluye diferentes factores de riesgo y fortalezas” como “institucionales y de susceptibilidad a eventos de riesgo forman parte de nuestro marco metodológico para determinar una calificación, en conjunto con otros factores”, afirma Ortiz.

 

TOCA ESPERAR

 

Si bien el BCN y al MHCP no están de acuerdo con la calificación, lo único que pueden hacer es fortalecer su relación con Moody’s “con el objeto de que esta agencia tenga un mejor entendimiento del país”, señala el Banco Central a las consultas hechas vía electrónica.

 

Y es que un Gobierno no puede solicitar una revisión de la calificación a las agencias internacionales por ser evaluaciones independientes centradas en aspectos económicos, pero también pesan los indicadores políticos e institucionales de un país.

 

“Un Gobierno no puede solicitar que se revise la calificación soberana del país”, aclara Ortiz. El BCN confirma no haberla pedido.

 

Ortiz dice que “al tener una calificación pública tenemos la obligación de monitorear la calificación y mantener la vigencia de esta”.

 

Aunque explica que sí hay momentos en que se puede revisar pero si en Moody’s de manera independiente “consideramos que una calificación no refleja de manera adecuada el riesgo crediticio de un emisor/país”.

 

Esto, agrega Ortiz, se lo hacemos saber al Gobierno y tenemos una discusión en comité, para después determinar si la calificación debe ser modificada o no”.

 

BUSCARON RESPALDO

 

Sabiendo del peso de los organismos internacionales en cómo ven a Nicaragua, estratégicamente el BCN y Hacienda involucran al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial (BM) en su diálogo con las agencias calificadoras.

 

El banco emisor menciona que eso implicó un cambio en las agendas de trabajo de las reuniones claves como las anuales del FMI y el BM, “pasando de ser solo con las instituciones multilaterales y acreedores externos”, a abarcar “reuniones con agencias calificadoras, administradores de reservas y bancos de inversión”.

 

Sostienen las autoridades que en esos círculos “han logrado presentar los avances en materia macroeconómica”, como el aumento en los niveles de Reservas Internacionales, que en 2013 alcanzaron los 2 mil millones de dólares, “y la trayectoria sana de las finanzas públicas con la reducción en el saldo de deuda a PIB”.

 

Igual se provee la actualización de los indicadores de Nicaragua como el crecimiento económico entre el 4.5 y 5% los últimos tres años, el aumento del flujo de la Inversión Extranjera Directa (IED), que alcanzó los 1,358.4 millones de dólares en 2013.

 

“Adicionalmente, se ha informado sobre la atención de temas estructurales de nuestra economía, lo que mejora las perspectivas de crecimiento hacia mediano plazo. Así se han destacado avances en el fortalecimiento del sector eléctrico, las reformas en el ámbito tributario y de Seguridad Social, el fortalecimiento de la red de seguridad financiera, entre otros”, precisa el BCN.

 

MONITOREO ES IMPORTANTE COMO EL DIÁLOGO

 

Ortiz por su parte refiere que si bien el diálogo es “constante con las autoridades gubernamentales”, de Nicaragua, también “el monitoreo de las condiciones económicas y financieras, de las finanzas públicas de Nicaragua y otros factores que consideramos relevantes para propósitos de la calificación”.

 

La ejecutiva aclara que “Moody’s no provee recomendaciones de ningún tipo a los gobiernos que califica”. Pero sí que la comunicación es constante con el Gobierno nicaragüense haciéndoles llegar información “que ellos consideran relevante para nuestro análisis”.

 

Igualmente Moody’s pide los datos que requiere para sus análisis sobre la situación en general del país, no únicamente del ámbito económico, y además toma en cuenta la visión de otros sectores como el empresarial, los bancos y partidos políticos, por ejemplo. Y es que al ser el país a quien califican lo bueno que diga el Gobierno no basta ni solo lo económico.

 

 

 

 

COMENTARIOS

  1. Lucia Araica
    Hace 8 años

    Una Nicaragua sin el flagelo del inconstitucional y su jauría hambrienta de poder y riqueza, solo es posible en democracia y libertad.

  2. Guillermo Rocha
    Hace 8 años

    Esto es un cabildeo ante Moody que mejore el rating de Nicaragua, pero no existe base solida que substente la retorica. En Nicaragua hay mucha falta de transparencia legal, financiera y economica. En un lugar donde no hay garantias legales, no existe un flujo de ganancias confiables, predecibles. Eso es producto de la falta de democracia. Moody no debe ser influenciado por la presion de un gobierno, ya que se expone a una demanda legal, si hay perdidas financieras basadas en el analis.

  3. A. Calderon
    Hace 8 años

    El riesgo del país es alto, ante el escaso crecimiento en un país altamente rezagado económicamente en la región (región pobre por demás), con señales de debilitamiento en las exportaciones, recaudaciones y con corrupción en la gestión pública, además de elecciones robadas, represión política y alineamiento a Venezuela y Rusia. Y quieren subsanar esa valoración con acercamiento a la Empresa que hace la evaluación, creyendo que estos son como el Hijo del Cardenal Obando. Corruptos.

  4. rgreen
    Hace 8 años

    Sra. Lucia Navas, excelente reportaje, debería de mantener esta línea, conocer y darnos a conocer a los Nicas, como esta siendo visto nuestro país en al ámbito internacional y en este caso, con el tema del riesgo de la inversión, pero por mucho, mas importante aun. Igual podría hacerse con los niveles de escolaridad de las Universidades Nicaragüenses en comparación con los de la región.

  5. Enrique Gamboa
    Hace 8 años

    Si una agencia de extraordinario prestigio internacional, comoMoody´s, arriesgara su exitosisimo negocio planetario de calificación, solo para complacer a un pauperrimo paisito fallido, dirigido por una corrupta clase gobernante, podría perderlo todo. Valdrá la pena??? jajajajajaja

  6. RODRIGO OBREGÓN ROBLES
    Hace 8 años

    Siendo que el Gobierno de Nicaragua pagó a Moody´s por la evaluación de Riesgo, éste es cliente y casi siempre esto genera conflicto de intereses que podría llevar a otorgar mejores calificaciones de las merecidas. Cabe recordar que poco antes del escándalo, la Energética ENRON (EEUU) tuvo la máxima calificación (AAA) de Standar & Poor´s al suministrar a los Analistas de la Calificadora Información Contable Falseada. Así que podríamos encontrarnos ante un escenario de Riesgo mayor a

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: