14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

EL SOCIÓLOGO OSCAR RENÉ VARGAS fue destituido de su cargo, por brindar una entrevista a LA PRENSA. (LA PRENSA/ M. GARCÍA)

Óscar René Vargas es destituido como embajador en Francia por hablar con LA PRENSA

“Yo no voy a dejar de pensar ni de opinar. Yo decía en mi entrevista que pensar trae mucha adversidad, pues fue una frase que verdadera que se revertió contra mi”, dijo

El presidente Daniel Ortega ordenó al canciller Samuel Santos la anulación del nombramiento de embajador de Nicaragua en Francia, a Oscar René Vargas, sólo porque éste brindó una entrevista al  diario LA PRENSA.

Vargas explicó a LA PRENSA que aparentemente lo que molestó a la pareja presidencial (Daniel Ortega y Rosario Murillo) fue unas declaraciones que dio en una “entrevista light” a una reportera de este rotativo.

El sociólogo e investigador explicó que cuando fue notificado de su nombramiento como embajador, se encontraba en Washington en una gira de trabajo y nunca esperó que le dieran ese cargo, ya que su trabajo dentro del Frente Sandinista no ha sido a cambio de un cargo.

“Yo no considero nada (que haya molestado al Presidente), porque fue una entrevista que yo pienso es una ‘entrevista light’, es sobre mi obra, sobre un poco de mi vida, alguna pregunta, entendés… No sé pues si realmente… (pero) no voy a perder mi tiempo yo preguntándome qué fue lo dije o no dije”, expresó Vargas.

“Yo no voy a dejar de pensar ni de opinar. Yo decía en mi entrevista que pensar trae mucha adversidad, pues fue una frase que verdadera que se revertió contra mi”, reiteró.

Asimismo, señaló que la percepción que ha dejado el presidente Daniel Ortega en siete meses de Gobierno es la del gobernante que no permite que sus funcionarios emitan opinión alguna.

“Yo creo que eso va a quedar en el ambiente (la percepción de que Ortega no permite que sus funcionarios hablen), porque son medidas unilaterales, y no gozan estas medidas, como tampoco goza la medida contra la Margine Gutiérrez (ex directora del Instituto Nicaragüense de Cultura) del beneplácito o la aprobación de todo el mundo, sobre todo cuando no hay explicaciones”, dijo Vargas.

El sociólogo e ideólogo sandinista señaló que la única explicación que recibió del canciller Santos fue de que no podía asumir su cargo, por orientaciones de Ortega.

Intentamos conversar con el canciller Santos, pero éste se negó a comentar sobre cualquier tema, aduciendo que estaba ocupado con la visita de la Vicepresidenta de España, María Teresa Fernández de la Vega.

Vargas agregó que cuando Ortega lo nombró embajador de Nicaragua en Francia, todos los sectores sociales y políticos del país se mostraron satisfechos con esa medida, porque consideraron que era capaz de cumplir la misión diplomática.

“Diferentes personas de diferentes partidos y sectores opinaron que mi nombramiento había sido bueno, y eso de que alguien piense que es un buen nombramiento y de repente lo cancelan sin ninguna explicación, evidentemente no va a gozar del beneplácito de todo el mundo”, comentó el sociólogo.

A pesar de que Vargas considera que esa es una atribución del Presidente de la República, nombrar y destituir funcionarios, le parece que la medida fue desacertada.

“Yo no discuto su derecho, lo único que puedo decir es que no ha sido muy acertada la manera como se actuó. Yo prefiero que esto haya sucedido acá, antes de que yo como embajador en Francia hubiese una declaración y que me hubiera mandado a destituir”, recalcó.

“Mi actuar no ha sido por obtener un cargo, más bien he sido considerado como alguien difícil porque pienso, entonces, seguiré pensado, porque mi compromiso con la lucha social sigue siendo igual (pero) así como me sorprendió mi nombramiento, así me sorprendió mi destitución”, apuntó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: