14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

En la imagen, policías asedian la iglesia San Miguel en Masaya, en septiembre de 2022. Foto: cortesía

Iglesia católica de Nicaragua sufre “asedio generalizado” por parte de la dictadura

La dictadura sigue utilizando a los oficiales de la Policía para asediar, amenazar, tomar fotos y videos a los feligreses que asisten a los templos; mientras más sacerdotes siguen saliendo al exilio. En lo que va del año ya suman 35.

El ataque frontal que mantiene la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo contra la Iglesia católica en Nicaragua no ha cesado, y en su lugar se ha intensificado, al punto de que ahora el asedio y persecución no solo lo sufren los sacerdotes sino los laicos, confirmó a LA PRENSA Martha Patricia Molina, abogada y autora del Informe Nicaragua: ¿una Iglesia perseguida?

Molina denunció que el régimen continúa prohibiendo las actividades religiosas en el país, particularmente en este mes de junio, cuando se celebra el Sagrado Corazón de Jesús.

“En Ticuantepe, la parroquia que lleva el nombre normalmente se hacen muchas actividades, novenarios, celebraciones y misas, pero todos estos días ha habido presencia policial”, indicó Molina a LA PRENSA.

Enseguida, recordó que hasta la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, en Ticuantepe, llegó este domingo 9 de junio el cardenal Leopoldo José Brenes.

“Ayer (domingo 9 de junio) se celebró la solemnidad y habían dos patrullas, y al menos siete policías, todos estos días han estado presentes dentro del templo y fuera”, refirió.

Toman fotos y videos

De acuerdo con los reportes que Molina ha recibido por parte de feligreses, los oficiales de la Policía orteguista además de asediarlos, les toman fotos, videos e incluso los han amenazado con cárcel.

“Los feligreses tienen mucho miedo, porque sabemos que la Policía no llega a las iglesias a cuidar a la gente, sino que llegan a estar asediando y vigilando porque ellos (los oficiales) piensan que se están realizando actividades políticas, cuando lo que hacen son actividades meramente religiosas. A algunos feligreses les han dicho que se los van a llevar presos, no saben por qué, porque solo entran a hacer sus ritos católicos”, apuntó.

Lea detalles: Persiste acoso contra la Iglesia católica: celebran bajo encierro a la Virgen de Cuapa

Ahora, detalló Molina, se ha prohibido el uso de la pólvora como cohetes y bombas que normalmente se utilizan en las fiestas patronales en la Iglesia católica. De acuerdo con las publicaciones en Facebook de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús las actividades iniciaron el 5 de mayo y finalizan el próximo 16 de junio.

“Ha sido un asedio brutal lo que han vivido los feligreses en todos estos días, las procesiones han sido dentro del templo, y otras actividades, ha estado un ambiente religioso, pero ha sido afectado por la presencia de los policías porque los fieles están con mucho temor”, señaló la abogada.

Los oficiales de la Policía llegan en dos patrullas siempre que la parroquia está abierta y con actividades religiosas. “Llegan sólo cuando hay feligreses, porque cuando terminan las actividades y la gente se va, ellos se van. Los feligreses, incluso, han escuchado detonaciones de armas, y desconocen razones, para mí es seguro que es la Policía para decirles aquí estamos”, afirmó Molina.

Por todo lo anterior, la experta no dudó en aseverar que la Iglesia católica del país “sufre un asedio generalizado, ya no es únicamente dirigido a los sacerdotes y su trabajo pastoral, sino a todos los fieles en general, los mantienen vigilados para posiblemente ellos renuncien a asistir a los templos”.

35 religiosos han salido del país en lo que va del 2024

Molina confió a este Diario que en lo que va del año un total de 34 religiosos —incluidos sacerdotes, seminaristas, diáconos y monjas— han salido al exilio, aumentando la cifra a 224, desde el 2018 hasta la fecha.

Entre 2018 y 2019 se contabilizó que tres religiosos tuvieron que abandonar el país; en 2020 la cifra ascendió a nueve, pero en 2022 aumentó a 20; en 2023 fueron 63 y en lo que va del 2024 se cuentan 35 religiosos. Del total, incluye el nuncio apostólico, tres obispos, 114 sacerdotes, 11 seminaristas, tres diáconos y 99 religiosas.

Lea también: Serie | Dictadura gana batalla a la Iglesia católica, a la que ha logrado doblegar en Nicaragua

En esta semana —dijo Molina— un sacerdote decidió salir al exilio. Sobre este caso en particular mencionó que “él ya está en Estados Unidos, y está esperando pasar el trauma psicológico que trae de Nicaragua para ver si va a hablar, pero lo que pasa es que cuando un sacerdote sale, la dictadura comienza a perseguir directamente a los familiares de ellos y los amenaza, entonces el cura tiene una doble prohibición, la que imponen los superiores de la Iglesia y la que impone la dictadura por medio de las amenazas a las familias”.

De acuerdo con Molina, el exilio de este sacerdote no es un caso aislado a lo que sufre la Iglesia católica en el país. “A pesar del silencio que se le ha impuesto a la Iglesia, a los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, esto no se ha traducido en que la dictadura deje de reprimir, porque a veces se hable de un diálogo o negociación interna de parte del Vaticano y la Iglesia católica con la dictadura, pero cuando hay negociación todos salen ganando, pero en este caso el silencio está impuesto a la Iglesia y las arbitrariedades y asedio continúan”, reprochó.

Por todo lo anterior, compartió que “hay curas que se sienten en casa cural por cárcel, porque no pueden salir sin la autorización de la Policía, y parte de los sacerdotes que han salido al exilio en este año es debido al asedio permanente que mantiene la Policía”.

Asimismo afirmó que “hay otros (sacerdotes) que me han expresado su deseo de salir y que solo están esperando la carta de autorización de sus obispos para poder continuar su ministerio en otro país, porque en Nicaragua ya no se puede, ellos lo harían por puntos ciegos porque temen a que sean detenidos”.

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí