14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

El senador republicano Marco Rubio en la entrega del premio a la Libertad a monseñor Rolando Álvarez. LA PRENSA

Senador Marco Rubio resalta valentía de obispo Álvarez frente a la represión

El senador Marco Rubio contrastó el progreso de su país con el caos de los países totalitarios como Nicaragua bajo Ortega y Murillo

El senador republicano Marco Rubio, uno de los funcionarios estadounidenses más beligerantes en la creación de iniciativas y leyes para castigar a la dictadura de Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, demostró su compromiso con Nicaragua entregando personalmente el Premio a la Libertad otorgado por el Instituto Republicano Internacional al obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, recibido por el padre Enrique Martínez Gamboa este miércoles 15 de mayo, en una ceremonia en el Museo Nacional de Washington DC.

Lea además: Padre Enrique Martínez fustiga el “silencio cómplice y cobarde” de la Conferencia Episcopal de Nicaragua

Pese a su apretada agenda, que lo hizo llegar con prisa y salir con más prisa, el senador Rubio dedicó un discurso de casi 20 minutos frente a un auditorio totalmente lleno, en el que dejó ver que no solo entiende la situación de Nicaragua, sino todos los elementos externos que han influido para que los nicaragüenses estén sufriendo la más brutal dictadura, que ni siquiera les permite profesar libremente su religión.

Rubio lamentó que la libertad, algo tan natural y básico para todos en su país, sea un derecho privado no solo en Nicaragua, sino también en Cuba, Venezuela, Rusia, China, Corea del Norte, Irán, Bielorrusia, todos cercanos aliados de Ortega y Murillo.

El padre Enrique Martínez recibió en nombre de monseñor Rolando Álvarez el Premio a la Libertad, de manos del senador estadounidense Marco Rubio, la noche de este miércoles 15 de mayo, en el Museo Nacional de Washington DC.

Extraordinaria proeza de monseñor Álvarez

Marco Rubio señaló que en el contexto de esos países, que una voz como la de monseñor Álvarez se levante con coraje y valor para defender la libertad y la democracia es extraordinario.

“El obispo que honramos esta noche no es una persona cualquiera. En Estados Unidos defendemos la libertad y lo máximo que puedes enfrentar es que alguien te diga cosas desagradables en redes sociales, sin embargo, en países como Nicaragua defender la libertad el precio que se paga es la cárcel, el exilio o la vida. El coraje para hablar con tanta claridad y valentía y continuar haciéndolo frente a esa represión, es algo extraordinario”, dijo Rubio refiriéndose al obispo Álvarez.

Lea también: Todo sobre la dura propuesta de ley “Rubio-Kaine” en proceso de aprobación en el Congreso de Estados Unidos

Ortega y Murillo son parte de una alianza antioccidental

El senador manifestó que la historia del obispo Álvarez se cuenta dentro de un contexto global en el que existe una corriente de países que quieren imponer “un nuevo orden mundial” contrario al sistema democrático, y del que Nicaragua forma parte, arrastrada por la ambición de poder de la dictadura de Ortega y Murillo, en alianza con Rusia, China, Irán y todos los países que compartan su odio contra Estados Unidos.

“En todo el mundo hay países que se están integrando a esta nueva coalición de gobiernos encabezados por China, Rusia, Corea del Norte e Irán, que no son una alianza formal como la OTAN, pero que cooperan cada vez más y ahora argumentan que quieren tener una alternativa al mundo dominado por Occidente y argumentan que quieren tener una alternativa al orden internacional de los Estados Unidos, pero en el centro de lo que están argumentando está el totalitarismo que no promete libertad”, dijo el senador.

El caos en los países bajo regímenes totalitarios

Rubio pidió observar lo que está pasando con esos países que ofrecen otra alternativa al sistema occidental, haciendo notar la migración masiva de sus poblaciones, la violencia institucional, el narcotráfico y otros males que aquejan a los países tomados por regímenes autoritarios denominados socialistas.

“Solo miren los problemas en el mundo de hoy… si vas al hemisferio occidental, mira la fuente de migración masiva. Si alguien pasa por Venezuela, Nicaragua, Cuba, Bolivia y los lugares que están invadidos por los cárteles de la droga, y los narcotraficantes y los narcoterroristas. ¿Qué tienen todos estos en común? ¿Qué tienen en común los narcoterroristas, Kim Jong-un, Fidel Castro y Maduro y los lunáticos de Ortega y Putin? ¿O el régimen de Teherán y el radicalismo que Isis y Al-Qaeda qué realmente, qué tienen en común?”, se preguntó Rubio.

“Que no creen en la dignidad del ser humano y la dignidad de los derechos individuales. No sólo el derecho a ser libre, sino a tener la libertad y la libertad de vivir plenamente tu potencial para aquello para lo que fuiste creado por Dios y para servir al bien común”, expresó el senador republicano.

Lea además: Ortega tiene sumida a Nicaragua en una “guerra híbrida” ¿Qué es eso y cómo funciona?

Defiende la democracia

Rubio defendió el sistema democrático de su país, manifestando que si bien este sistema incluye vibrantes y acalorados debates entre contrarios, estos son tan necesarios para abordar los problemas reales y solo así han logrado un progreso real.

“Todos los grandes movimientos en la historia de Estados Unidos, la lucha de las mujeres, el fin de la esclavitud, el fin de la segregación, en todos estos movimientos se exige que estemos a la altura de los principios de nuestra fundación, así de poderosas son esas ideas”, dijo Rubio.

Rubio también tuvo una reflexión frente a quienes critican el hecho de que en Estados Unidos hay protestas estudiantiles, y ciertamente dijo que esas protestas existen porque hay diferencia de opiniones. Agregó que en su país un candidato presidencial está siendo juzgado, y por otro lado, el hijo del presidente está en otro proceso legal, imputado por otro delito, algo que confirma la existencia de la libertad, la independencia de la rama judicial y la democracia en Estados Unidos.

Marco Rubio concluyó señalando que no hay un solo ejemplo de totalitarismo que sea exitoso para el desarrollo social y económico de un país, porque su único resultado siempre es el mismo: la pobreza.

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí