14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

La Rebelión de Abril y José Coronel Urtecho

Hoy se conmemora el sexto aniversario del estallido de la rebelión ciudadana de abril de 2018, cuando una inmensa cantidad de nicaragüenses se rebelaron contra el régimen autoritario y salieron a las calles en marchas multitudinarias, mientras muchos otros levantaban barricadas o tranques en todo el país, pidiendo el establecimiento de un gobierno democrático.

La rebelión fue aplastada de manera sangrienta y la oposición encarcelada, dispersada y obligada a marcharse al exilio. La dictadura se radicalizó y ahora no permite ningún espacio de libertad para la disidencia política dentro del  país, ni siquiera la libertad religiosa.

Pero abril de 2018 marcó para siempre la historia nacional con la sangre y el dolor de las muchísimas víctimas directas e indirectas de la represión, pero también por el fuego libertario de una rebelión ciudadana épica, gloriosa, ejemplarizante para Nicaragua y cualquier país del mundo donde haya tiranías oprobiosas.

En el ámbito universal del pensamiento político, el filósofo inglés John Locke (1632-1704), cuyas ideas de libertad inspiraron la Gran Revolución Francesa de 1789, escribió que “cuando al pueblo se le hace sufrir y se encuentra expuesto a los abusos del poder arbitrario, la rebelión tendrá lugar, por mucho que se le diga que sus gobernantes son hijos de Júpiter, sagrados o divinos, descendidos de los cielos o autorizados por ellos, o cualquier otra cosa”.

No mucho tiempo después el también filósofo alemán Inmanuel Kant, retomó las ideas de Locke sobre la rebelión que es necesaria para lograr la libertad. En su obra Metafísica de las costumbres, Kant sostuvo que “no hay más que un solo derecho natural e innato: la libertad”. Y en otra de sus obras imperecederas escribió que “nadie me puede obligar a ser feliz a su modo (tal como él se imagina el bienestar de otros hombres), sino que es lícito a cada uno buscar su felicidad por el camino que mejor le parezca, siempre y cuando no cause perjuicio a la libertad de los demás para pretender un fin semejante”.

Acudir a las enseñanzas del pensamiento universal es útil para entender la lógica de la propia realidad histórica. Pero los nicaragüenses tenemos también poderosas ideas nacionales sobre la rebelión contra la tiranía para la conquista de la libertad. Mencionamos como ejemplo al ilustre poeta, crítico literario e historiador nicaragüense José Coronel Urtecho (1906-1994), quien en sus Reflexiones sobre la historia de Nicaragua habla sobre “el legítimo derecho de rebelión que, en circunstancias especialísimas, asiste a los ciudadanos”.

¿Y cuáles son esas “circunstancias especialísimas” que justifican la rebelión sino la existencia de oprobiosas dictaduras y tiranías dinásticas?

José Coronel Urtecho fue un gran amigo personal de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal y devoto lector de LA PRENSA. Tanto, que en una de las ocasiones en las que el somocismo cerró este Diario de los Nicaragüenses, Coronel Urtecho envió un telegrama al doctor Chamorro Cardenal en el cual expresó: “Cuando LA PRENSA deja de salir es como que no sucediera nada, o todo fuera mentira”.

Precisamente en estos días de abril el régimen ha celebrado el aniversario de un centro de lavado de cerebro y culto a la dictadura, que estableció en la propiedad y las  instalaciones robadas a LA PRENSA y le puso el nombre de José Coronel Urtecho.

Es una ofensa a la memoria del eminente y bien recordado intelectual nicaragüense que, sin embargo, no lo puede convertir en un vulgar partidario o admirador de la tiranía.

COMENTARIOS

  1. Hace 1 mes

    Creo que Coronel Urtecho no era tan democrático, lo digo porque perteneció a los camisas pardas que apoyaban a Somoza García, y años más tarde tuvo cercanía con un líder revolucionario cuya doctrina no era nada democrática.

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí