14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Laureano Ortega Murillo se perfila como el posible sucesor de la dictadura de sus padres. Foto: EL 19 DIGITAL

El “canciller” Laureano Ortega Murillo: ¿La apuesta de la dictadura?

Sin cargo que lo justifique, el sexto hijo de Daniel Ortega y Rosario Murillo representa al Estado de Nicaragua en actividades oficiales, relegando al canciller Denis Moncada. Para muchos, la dictadura busca en él a su delfín.

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Un personaje de ropa impecable, barba negra tupida y de gustos lujosos es cada vez más común en eventos diplomáticos y de gobierno. Por un buen tiempo, a Laureano Ortega Murillo se le conoció más como cantante de ópera que como político, pero ahora pareciera estar destinado a ser el sucesor de la nueva dinastía en Nicaragua.

“Es evidente que Laureano está en la línea de sucesión, pero habrá que ver si es el segundo o el tercero, porque la Rosario también tiene sus intereses en este sentido”, menciona uno de los nueve comandantes de la Revolución Sandinista y que prefiere omitir su nombre por temor a represalias.

Moisés Hassán fue cuñado de la madre de Laureano y compañero de su padre en la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional instaurada en los ochenta tras la caída de la dinastía somocista. Él cree que Laureano puede estar siendo preparado por sus padres para que en un futuro asuma las riendas de la dictadura.

Un día Laureano aparece recibiendo a una delegación rusa de alto nivel. Otro día, se encuentra en China a la cabeza de una delegación diplomática. Luego puede aparecer de gira por Irán en busca de algún acuerdo satisfactorio para su padre, y después regresa a seguir promoviendo los conciertos de su Fundación Incanto.

En las últimas semanas ha aparecido en los medios de comunicación oficialistas brindando entrevistas y repitiendo el discurso anti Estados Unidos de su padre. El pasado jueves, en la Universidad Nacional Autónoma de Managua, brindó la lección inaugural en donde auguró el fin de “la dictadura mundial del dólar”.

Laureano Ortega Murilllo jugando en uno de los carritos que puso la dictadura de su padre en el puerto Salvador Allende. ARCHIVO

En 2012, fue nombrado asesor presidencial para Inversiones, Comercio y Cooperación Internacional de la Presidencia de la República y quedó al frente de ProNicaragua, una agencia que se encarga de atraer inversión extranjera, pero ahora es el representante del país en misiones diplomáticas sin ser diplomático, y ha firmado acuerdos bilaterales sin ser ministro o canciller.

En los últimos años, sobre todo tras el estallido de la crisis política en 2018, se ha convertido en uno de los rostros más visibles de la familia Ortega Murillo. El excomandante de la Revolución considera que Laureano, entre los nueve hijos de la pareja presidencial, “es el que tiene mejor cara para ser el delfín”.

Un hombre de lujos

Laureano es el sexto de los nueve hijos que tuvieron Daniel Ortega y Rosario Murillo. Nació el 20 de noviembre de 1982, cuando Ortega era el coordinador de la Junta de Gobierno, por lo cual ha visto a su padre en la política prácticamente desde que tiene memoria.

Uno de sus deportes favoritos es el boxeo y en sus redes sociales presume de ser buen cocinero. Le gusta el rock, pero también la salsa y el merengue, aunque nada más que la ópera. Otra de sus fascinaciones son los tatuajes. Tiene todo el brazo izquierdo tatuado, pero sus finos trajes casi no permiten verlo.

Laureano estudió Sociología y Ciencias Políticas en Managua. En 2007 se fue con su hermano Maurice a estudiar la carrera de Televisión y Cine en la Universidad Véritas de Costa Rica, una de las más exclusivas de ese país. Era irresponsable. “Era más despreocupado, no llevaba tareas, no hacía los trabajos y tenía notas bajas, era irresponsable y menos aplicado. Era más como pose, de que estudiaba cine y eso”, relató en junio de 2022 a la revista Magazine un antiguo compañero de clases de los hermanos Ortega Murillo.

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, condecoró con la Orden de la Amistad a Laureano Ortega Murillo. ARCHIVO

Laureano y Maurice comían en restaurantes lujosos y finos de San José. “Un plato de comida les podría costar unos 50 o 60 dólares tal vez”, comentó otro excompañero y un tercero aseguró que de vez en cuando los hermanos Ortega asistían a fiestas en un club nocturno, en donde consumían alcohol, y a veces drogas. “Sí había blanca (cocaína) se echaban su raya como decimos, pero Maurice era más de fumar marihuana. Laureano sí era más para lo otro”, revela.

Los dos años que estuvo en Costa Rica, Laureano alardeaba de ser músico y cantante, y como en ese entonces se vestía “con un estilo como rockero”, todos pensaban que cantaba ese género y fue mucho tiempo después, que él mismo explicó que practicaba canto lírico y ópera.

Uno de los excompañeros que habló con Magazine también es músico y en una ocasión, Laureano lo invitó a ensayar con él, recuerda. “Yo pensé que íbamos a ir a una sala de ensayo en San Pedro que quedaba cerca de Veritas, pero me dijo que no, que él ensayaba en Nicaragua”, cuenta.

De acuerdo al excompañero de clases de Laureano, el tenor pasaba los días de semana en Costa Rica y los viernes después de clases o los sábados temprano por la mañana, se iba en avión para Nicaragua y luego volvía a Costa Rica los lunes para ir a clases.

El diario La Nación de Costa Rica reportó en 2009, citando datos de Migración y Extranjería de Costa Rica, que Laureano tenía un registro de 162 viajes entre enero y octubre de 2007, mientras que Maurice marcaba un total de 151 en ese momento. La mayoría fueron vuelos comerciales y viajaban con pasaporte diplomático.

“Él me invitó a ir a Nicaragua. No sé si era en jet privado o me iba a pagar el boleto, no sé”, cuenta el excompañero, quien no aceptó la propuesta de Laureano porque dice que le dio “temor”, de que en algún momento investigaran al hijo de Ortega y él saliera “embarrado en algo turbio”.

“Él me dijo: Es que aquí en Costa Rica yo soy alguien más, un migrante más. En Nicaragua todo mundo me conoce, tengo amigos, allá salgo y me va bien, entonces yo me voy para allá a ensayar y de fiesta”, relata el excompañero.

En Costa Rica, Laureano y Maurice vivieron en un palacete con piscina anclado en la montaña con vista al valle central. Esta era una de las mansiones de Roberto Rivas Reyes valorada en unos tres millones de dólares.

Esta es una de las pocas fotos que se tienen sobre la fachada del palacete de Roberto Rivas en Costa Rica, y en donde vivió Laureano Ortega Murillo por un par de año. ARCHIVO

También manejaban un vehículo Porsche 911 Carrera que había entrado a ese país exonerado de impuestos e inscrito a nombre del embajador nicaragüense en San José en aquellos años, Harold Rivas. “Se ha recibido información del área de inteligencia que indica que el vehículo Porsche, placa CD-23-110, es conducido por Maurice y Laureano Ortega Murillo”, señaló el Ministerio de Hacienda de Costa Rica en un documento que le fue notificado a Harold Rivas el 15 de enero de 2010.

Su vida de lujo no fue solamente en Costa Rica. En 2014, cuando ya vivía en Nicaragua, LA PRENSA informó que Laureano había adquirido varios relojes Rolex. Uno de ellos estaba valorado en 43,200 dólares y lo lució el día que recibió en el aeropuerto de Managua al empresario chino Wang Jing.

En 2016, Laureano fue el invitado especial de una fiesta rusa en donde se celebró la inauguración de la planta de vacunas Mechnikov, en Managua. La fiesta costó unos 50,000 dólares. El local fue decorado con matrioskas gigantes.

LEA TAMBIÉN: Diez cosas que debes saber sobre Camila Ortega Murillo

“Para esta fiesta se trajeron más de 50 kilos de comida desde Rusia en contenedores térmicos, incluyendo la delicia más rica de Rusia, elcaviar negro de beluga.Un kilogramo de esta delicia que estaba disponible en amplias cantidades en la fiesta puede llegar a costar hasta 10,000 dólares. Además de la comida y los tragos, se ha traído ados cantantes de la ópera rusa, un regalo especial para Laureano”, explicó a LA PRENSA Vitalii Granovskii, el antiguo gerente de la fábrica de vacunas.

El primer tenor de Nicaragua

El 19 de julio de 2003, Laureano fue llevado por su madre a la Plaza de la Fe, en donde los sandinistas celebraban el 24 aniversario de su revolución. Él tenía 20 años, subió a la tarima y Rosario Murillo lo presentó como “el primer tenor de Nicaragua”.

Laureano tenía 18 años cuando debutó como tenor en un festival en el Teatro Nacional Rubén Darío. Dos años más tarde, Rosario Murillo lo presentó en Plaza de la Fe. En esa ocasión cantó el Ave María, de Schubert.

Su biografía en el sitio web de la Fundación Incanto, de la cual es director, señala que es un “tenor nicaragüense de amplia trayectoria como protagonista, productor y promotor de la ópera en Nicaragua”.

De acuerdo con un currículo de Laureano publicado para el XV Congreso de Ingeniería Civil (CIC 2016), el tenor estudió entre 2000 y 2004 Sociología en la Universidad Centroamericana (UCA) y Ciencias Políticas en la Universidad Thomas More, en Managua, entre 2002 y 2004.

Laureano Ortega
Laureano Ortega durante su actuación en una ópera. LA PRENSA/ ARCHIVO

Del 2004 al 2007 cursó sus estudios de Música en el Instituto Musical Luigi Boccherini de Lucca, Conservatorio Giuseppe Verdi en Italia, y del 2007 al 2009 estudió la Licenciatura en Producción Audiovisual (Cine y TV) en la Universidad Veritas en San José, Costa Rica.

Sus excompañeros en Costa Rica no recuerdan haberlo visto en la graduación, además esa carrera dura cuatro años, y Laureano solamente estudió dos. Habla español, inglés e italiano y fue profesor de inglés en el Colegio Americano entre 2000 y 2003.

Laureano está casado con Karen Santamaría, a quien también la ha metido en asuntos públicos. En diciembre de 2019, la llevó como su asistente en la delegación oficial que participó en el Foro de Doha, en Qatar.

En entrenamiento

Desde 2012, Laureano fue el promotor del Gran Canal Interoceánico, una obra valorada en 50 mil millones de dólares y cuya concesión fue entregada a Wang Ying, el empresario chino que recibió en el aeropuerto luciendo su fino reloj Rolex.

También promovió la compra de un satélite a una empresa china en 2012. El costo para adquirirlo era de 300 millones de dólares. Se suponía que el satélite se llamaría Nicasat-1 y estaría en órbita en 2015. Ni el canal ni el satélite se han hecho realidad hasta la fecha.

En 2019, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a Laureano por “corrupción y lavado de dinero para ganancia personal y del régimen de Daniel Ortega”. Según las autoridades estadounidenses, Laureano “continúa utilizando la Compañía del Gran Canal de Nicaragua como medio para lavar dinero y adquirir propiedades a lo largo de la ruta planificada del canal”.

“A partir de 2018, Laureano se involucró en negocios corruptos en los cuales inversionistas extranjeros pagaron por un acceso preferencial a la economía nicaragüense”, agregó el Departamento del Tesoro, mientras que el asesor de Seguridad Nacional del expresidente Donald Trump, John Bolton, dijo que Laureano “ha sido preparado como sucesor por el régimen y se ha involucrado en una gran corrupción bajo el disfraz de la agencia líder de inversiones de Nicaragua”

El heredero de la dictadura también ha sido sancionado por Canadá, la Unión Europea y Suiza.

Laureano Ortega durante el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Nicaragua y China. ARCHIVO

Actualmente, Laureano funge como asesor presidencial para la promoción de inversiones, comercio y cooperación internacional en ProNicaragua y es delegado de la Presidencia en temas económicos y políticos ante Rusia y China, aunque también ha encabezado misiones diplomáticas en foros de Medio Oriente o ante países de África, Cuba y Europa.

La Ley de Probidad de los Servidores Públicos o Ley 438, y la misma Constitución Política del país prohíben que los hijos del presidente ostenten algún cargo público. Sin embargo, los nombramientos de Laureano han sido hechos en silencio y ninguno de ellos ha aparecido publicado en La Gaceta, diario oficial.

Laureano empezó a figurar más a partir de diciembre de 2021, cuando firmó con el vicecanciller chino Ma Zhaoxu, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con China. “Le debieron haber dado algún nombramiento como embajador extraordinario o plenipotenciario para que la firma de esas relaciones tuviera un respaldo legal”, comenta el excomandante de la Revolución.

Hassan considera que Ortega necesita como sucesor a una persona que le sea fiel y “que no se le vaya arriba”. Para ello debe ser alguien que no tenga tanto peso dentro del Frente Sandinista, pues así no podrá alzar vuelo por su cuenta, y tampoco debe ser alguien con simpatía entre otros sectores para evitar una traición. Esa persona, dice Hassán, también debe generar confianza en la familia. Laureano cumple con todos esos requisitos.

Al comandante anónimo le llama la atención el hecho de que la figura del canciller Denis Moncada ha venido a menos y en el caso de China, ha sido Laureano quien ha tenido potestades que ni el mismo canciller ha tenido.

Antes de establecer relación con China, Laureano había estado en Rusia encabezando una delegación oficial que fue recibida por el viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Ryabkov. En enero, en Managua, firmó cuatro acuerdos de cooperación con China y el 22 de junio de 2022, el gigante asiático envió a su embajador Chen Xi y fue recibido en el aeropuerto internacional Augusto C. Sandino por Laureano. También sostuvo un encuentro con el ministro de petróleo de Iran, Javad Owji.

El artículo 4 de la Ley 358, Ley de Servicio Exterior establece que “corresponde al Ministerio de Relaciones Exteriores por medio del Servicio Exterior, promover y estrechar, conforme a los intereses nacionales, las relaciones de Nicaragua con los Estados extranjeros en sus aspectos políticos, económicos, sociales, culturales, científicos y tecnológicos y participar activamente en las organizaciones internacionales”. Es decir, debió ser Moncada quien asistiera a esas actividades y no Laureano.

El presidente de la Duma Estatal de Rusia, Vyacheslav Volodin, fue recibido en el Aeropuerto Internacional de Managua en junio de 2022, por el presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras, y el hijo de la pareja presidencial, Laureano Ortega. Foto toma de El 19 Digital.

En mayo de 2022, el diario estadounidense The New York Times publicó un artículo en el que aseguraba que Laureano tuvo un “discreto acercamiento” con Estados Unidos en busca de establecer un diálogo y aliviar las sanciones impuestas a funcionarios nicaragüenses.

“Un alto funcionario del Departamento de Estado de EE. UU. fue enviado a Managua para reunirse con Laureano Ortega en marzo (de 2022), pero la cita no llegó a realizarse luego de que los Ortega aparentemente se arrepintieran”, detalló The New York Times.

Para el excomandante, todavía no está claro cuál será el papel de Laureano en una posible sucesión y de momento lo mantienen en entrenamiento para cuando llegue el momento ideal. Sin embargo, menciona, esto lo están haciendo con mucha cautela. “No creo que los Bayardo Arce, los Lenín Cerna y toda la vieja guardia estén contentos con eso”, advierte.

Puede interesarte

COMENTARIOS

  1. Hace 1 año

    El chiguin Laureanito Ortega se ha auto colocado en la línea de sucesión para ser presidente. Ortega y Murillo hablan de la dinastía de los Chamorro y los Somozas y ellos desean realizar lo mismo establecer una dinastía. Los nicaragüenses, los cuales tienen una memoria de no recordar lo que hicieron o les hicieron hace un mes, de seguro votan por esta gente sin recordar los males que les hicieron en el pasado. Pero, poderoso caballero es don dinero o con la plata baila el perro. Los nicaragüenses algunas veces me dan asco por su forma de ser. Todas estas dinastías los compran. No poseen ni dignidad y ni orgullo.

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí