14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?
Julio César Montenegro Centeno sentenciado a cadena perpetua por asesinato agravado. LA PRENSA/ Cortesía

Julio César Montenegro Centeno sentenciado a cadena perpetua por asesinato agravado. LA PRENSA/Tomada de Canal 2

Prueba científica hunde para siempre en la cárcel al “Boxeador”

Los cabellos de la víctima en manos del acusado fueron determinantes para establecer la culpabilidad del hombre condenado a prisión perpetua

Un hombre apodado el Boxeador ha sido sentenciado a pasar de por vida en la cárcel (prisión perpetua) por haber asesinado de 15 machetazos y pedradas en el rostro a un hombre que andaba ebrio.

El condenado de nombre Julio César Montenegro Centeno, de 35 años, atacó a machetazos a José Ariel Hoyes Pravia, de 30 años, el 26 de diciembre de 2021.

Lea también: Circulan a hombre que mató a balazos a dos hermanos en un bar de Siuna

El hecho sangriento calificado como asesinato agravado tuvo como escenario el empalme de Wana-San Bartolo, comarca Arenales, jurisdicción de Quilalí, departamento de Nueva Segovia.

Con pelos en las manos

Aunque nadie presenció el crimen por haber sucedido en un lugar desolado, la jueza de Distrito Penal de Juicio de Ocotal, Nueva Segovia, Verónica Fiallos, se apoyó en una prueba científica para determinar la responsabilidad del sentenciado.

“En este caso hubo una prueba que la defensa no fue capaz de desvirtuar, como es la prueba científica de los cabellos de la víctima (José Ariel Hoyes) encontrados en las manos del acusado (en ese momento)”, señala la autoridad judicial.

Lea además: Fiscalía exige sentencia en caso de mujer que mató a su madre de diez cuchilladas

Además la jueza Verónica Fiallos tomó como pruebas los testimonios del dueño de la cantina donde víctima y acusado estuvieron minutos antes del crimen. El cantinero dijo que Julio Montenegro salió de su negocio detrás de José Ariel Hoyes.

Al testimonio antes referido y a la prueba científica se suma la declaración de una familiar de la víctima, quien confirmó que entre el sentenciado y el hombre macheteado había rencillas personales.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: