14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

En memoria de Francisco Rivas Quijano, Rivitas

El viernes 13 de enero falleció, a los 83 años de edad, Francisco Rivas Quijano, cariñosamente llamado Rivitas, un histórico fotorreportero del Diario LA PRENSA en el siglo pasado.

El sábado 14 de enero, a mediodía, después de una misa de cuerpo presente oficiada por el obispo emérito monseñor Bernardo Hombach, los restos mortales de Rivitas fueron sepultados en el cementerio de Las Sierritas de Santo Domingo, en Managua, donde residía.

         Al informar sobre su lamentable deceso, LA PRENSA narró la brillante trayectoria profesional de Rivitas desde que comenzó a trabajar como reportero gráfico de este Diario en el año de 1954.

         Pero además de su trabajo profesional como fotorreportero, del cual dejó memorables fotografías representativas de su trabajo profesional, Rivitas,  solo por trabajar para LA PRENSA sufrió la represión de la dictadura somocista, que era enemiga de la libertad de prensa, como lo son todas las dictaduras, de derecha o de izquierda.

         Como se escribió en la nota informativa de LA PRENSA sobre el fallecimiento de Rivitas, publicada el mismo día de su deceso, “su trabajo no estuvo ajeno de la censura y persecución de la dictadura de la época y tuvo que pagar con cárcel su defensa por la libertad de expresión”. Y agrega la nota informativa que estuvo detenido en la fortaleza de El Hormiguero, ubicada en la avenida Roosevelt de la antigua Managua.

         Es que para Rivitas el auténtico periodista y el verdadero periodismo tienen que ser independientes, transmitir la realidad y decir la verdad, aunque eso no guste a los dictadores y, si es necesario, pagar las consecuencias por esa rectitud y ética profesional.

         Por eso en los años ochenta del siglo pasado, cuando la dictadura de los nueve comandantes sandinistas arremetió contra el periodismo independiente y la libertad de expresión, y censuraba una y otra vez al Diario LA PRENSA, Rivitas actuó en consecuencia y nunca se doblegó.

         Junto con otros periodistas independientes y democráticos, y bajo la guía intelectual y ética de Pablo Antonio Cuadra (PAC), Rivitas fue fundador de la Asociación de Periodistas de Nicaragua (APN), creada para oponerla a la Unión de Periodistas de Nicaragua (UPN), una organización gremial oficialista, sandinista y enemiga de la libertad de expresión y de los periodistas libres.

         Tiempo después, Rivitas fue el presidente de la APN, y, con el respaldo de un grupo de mujeres y hombres periodistas profesionales y democráticos, condujo con mente clara y mano firme la organización gremial independiente.

         Que descanse en paz Francisco Rivas Quijano, Rivitas, después de cumplir su misión personal y su deber profesional en esta vida. Y que su memoria viva siempre entre todas las personas que practican el periodismo independiente; y que aman la libertad de prensa y defienden el derecho a la libre expresión del pensamiento.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: