14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

La noche más oscura y los horrores que trae  

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Noche oscura 

Imaginemos un barrio al que por fin llega el alumbrado público. Los callejones y calles, antes oscuros y peligrosos, ahora están iluminados. Todos celebran. O más bien, casi todos. Hay a quienes les molesta la luz. Los malhechores están inconformes, porque si bien la luz no va a eliminar sus fechorías, reducirá o dificultará su “trabajo”. Ya se sabe que los delincuentes prefieren la noche, los callejones oscuros, la capucha y el anonimato. No quieren testigos ni pruebas. Si pueden, agarrarán a pedradas a las luminarias y tratarán de convencer al resto de que la luz es una injerencia malintencionada en la soberanía del barrio donde siempre “la oscuridad” ha sido la luz y así debe seguir siendo. ¡Que viva la oscuridad! 

Switches 

Nicaragua avanza hacia su noche más oscura. “Y está llena de horrores”, como dice la sentencia de la popular serie Juego de Tronos. Daniel Ortega y Rosario Murillo están apagando, uno por uno, las switches o interruptores del país para dejarlo en completa oscuridad. A merced total de sus ambiciones y aberraciones. No quieren que nadie vea, diga u oiga nada que no sea lo que ellos quieren que se vea, oiga o diga. Que solo se oiga su voz y que solo se vea a través de sus ojos. 

Medios de comunicación 

Un día son los medios de comunicación. Se toman militarmente las redacciones. Otro día van contra los periodistas. Los persiguen, los expulsan, los echan presos. Ser periodista se volvió delito en Nicaragua. Eliminan canales y radios de todo tipo, desde comunales hasta religiosas. Ahora están contra los canales y noticieros locales de cable de los municipios. Modestos canales que pareciera no representan peligro alguno para el régimen que presume de su poder son condenados a la extinción. Ni siquiera se detienen a ver si son críticos o no del régimen. Es que el asunto ya no es que sean opositores o críticos, entendámoslo, es callar cualquier voz que no sea la suya. Apagar ese switch. Que el callejón quede en oscuridad para hacer de las suyas sin testigos. 

Aliados 

Parece una cosa de locura. Se pelean con todo mundo. Tiran golpes hasta a su misma sombra. No quieren aliados. Con el Cosep confirmaron algo que siempre han sabido, porque está en su naturaleza: los aliados de hoy pueden ser los enemigos de mañana. No quieren que tome fuerza un aliado que luego puede ser su enemigo. Pero hay una cierta lógica en ese actuar que parece desquiciado. No son un par de locos que van por las calles quebrando bombillos por el mero placer que les da. Se trata de apedrear todo lo que brilla, porque sienten que en cualquier momento eso los delatará, los pondrá en evidencia o echará a perder sus planes. 

Organizaciones 

La degollina con las organizaciones no gubernamentales es el más claro ejemplo de la noche más oscura que se aproxima, y los horrores que trae. Algunos se asombran. ¿Qué daño podían hacerles las monjitas? ¿Qué ganan con cerrar un orfanato? ¿Qué sentido tiene eliminar a organizaciones leales a ellos, como los combatientes históricos de tal o cual ciudad? ¿Por qué cerrar a los caballistas de tal lugar? Volvemos a lo mismo. En la mayoría de los casos no es que tengan alguna inquina específica contra organización alguna. Es simplemente que no quieren que existan. No quieren un tejido social que tenga vida propia. 

Iglesia católica 

La iglesia católica es una luz con la cual no pueden convivir. No se trata esta vez, de buscar una iglesia alineada, sino de eliminarla. Apagar esa luz. Así que cuando algunos jerarcas o personeros de la iglesia escogen acomodarse a las arremetidas del régimen, tratar de no incomodarlo, colaborar para sobrevivir, solo están ayudando a su verdugo en su trabajo de extermino, por mucho que nos duela oír eso. ¿A alguien se le ocurre, por ejemplo, que los policías judíos que colaboraban con Hitler se iban a librar de la solución final (exterminio) que el nazismo tenía planeado para los judíos? 

Corea del Norte 

La noche oscura que avanza en Nicaragua es la de un país cerrado. Un país muy parecido a Corea del Norte. Posiblemente este es el país que se imaginaron construir en 30 o 50 años. La rebelión de 2018 aceleró sus planes. Es una carrera de vida o muerte la que han emprendido. Si no logran apagar todos los switches en un tiempo corto, pueden perder el control del territorio que consideran que se ganaron. Las luces que se resisten a apagarse, que a pesar de las pedradas siguen alumbrando, son la esperanza de que no se saldrán con la suya. 

COMENTARIOS

  1. Hace 2 meses

    Después de la obscuridad ,vendrá la luz

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: