14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Periodista mexicano se infiltra en Nicaragua y esto fue lo que encontró: “Hay mucho miedo en la gente”

"Yo le llamo país fachada", así comienza resumiendo el periodista a Nicaragua tras circular por Managua

El periodista mexicano Otoniel Martínez, de TV Azteca, relató el ambiente de miedo y terror que el régimen de Daniel Ortega ha impuesto en Nicaragua. El comunicador ingresó al territorio nacional sin identificarse como periodista para evitar ser expulsado del país, una política que la dictadura ha impuesto en Nicaragua para evitar que la prensa internacional documente lo que está ocurriendo a nivel interno.

Martínez, quien viajó como turista a Nicaragua, colgó un adelanto de lo que será un reportaje que saldrá en la televisora mexicana el 15 de agosto y en el mismo describe que pese a que tenía entrevistas pactadas, ya en el terreno varias de estas fuentes las cancelaron porque temen ser delatadas por los vecinos con las autoridades policiales y ser llevadas detenidas si participaban en el trabajo periodístico.

“Yo le llamo país fachada”, así comienza resumiendo el periodista a Nicaragua, tras circular por Managua, donde asegura observó una ciudad que en medio de la pobreza pareciera funcionar normal, pero solo basta con adentrarse entre la población para conocer el miedo que vive la gente con solo ver a una persona que saque su celular y empiece a grabar.

“La gente se incomoda cuando ve una cámara, cuando ven un celular frente a ellos, se tapan, te quedan viendo con una cara de enojados y algunos sí con un poquito de confianza o quizás agresivos se acercan y te dicen: ¿Por qué estás grabando?, ¿qué estás buscando en este país? Incluso te dicen, que no sabes que aquí no se puede grabar, que no sabes que la Policía te cae si te ven con un teléfono en la mano”, siguió describiendo el periodista mexicano su experiencia como extranjero en Nicaragua.

“Ese tipo de advertencia te lo dan los nicaragüenses cuando te ven en las calles grabando. Hay mucho miedo, y es un miedo que se contagia, un miedo silenciador, es decir la gente no quiere hablar, a la gente no le interesa hablar porque sabe que cualquier palabra en contra del Gobierno lo puede llevar a la cárcel”, agregó.

“Es el miedo lo que los hace cerrar la boca, aún cuando nosotros ya teníamos entrevistas pactadas llegando al lugar nos dijeron: ‘No te doy la entrevista. Me tienen fichado, mis vecinos saben quién soy, me puede caer la Policía’. Y claro, le tienen miedo a la cárcel, le tienen miedo al exilio, le tienen miedo a la tortura, porque saben que existe esa famosa cárcel llamada el Chipote, en donde se dicen hay unos 180 presos políticos que viven diariamente torturas, inhumanas, por el simple hecho de decir un algo contra el Gobierno. Eso es Nicaragua, un país fachada”, dijo.

Desde abril del 2018 Nicaragua vive años de terror impuestos por la dictadura de Daniel Ortega, que ha dejado miles de exiliados, cientos de fallecidos por la represión estatal y un país roto, donde los derechos humanos y las libertades constitucionales de los nicaragüenses han sido secuestrados por Ortega y su esposa Rosario Murillo, quienes se niegan a dejar el poder. La Policía y el Ejército son sus principales sostenes, así como civiles que han sido armados por el Gobierno.

Nacionales
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: