14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Carlos Montenegro saluda a Messi. LAPRENSA/ARCHIVO

El nicaragüense que jugó contra Messi se retira del futbol para dedicarse a su empresa

El central debutó en la Azul y Blanco contra la Argentina de Lionel Messi y Sergio Agüero en el amistoso de San Juan el 7 de junio de 2019

La última experiencia de Carlos Montenegro en la Liga de Ascenso de Costa Rica no fue tan agradable. El club incumplió muchas de las promesas que le hizo para ficharlo y esta temporada solo tuvo ofertas para jugar en la misma categoría.  “Seguir en la segunda división no era opción y nunca lo fue”, asegura el central de 31 años, quien prefirió retirarse del futbol porque le salió una mejor oportunidad para desarrollar la empresa de transporte y turismo que fundó junto a su familia hace siete años en Costa Rica.

Montenegro es uno de los primeros futbolistas nacidos en Costa Rica que el exseleccionador Henry Duarte atrajo a la Azul y Blanco en 2019. “Ha sido la mejor decisión de mi carrera. Lastimosamente fue hace poco que llegué y quería representar el país mucho tiempo, pero no se pudo”, señala el central nacido en Heredia, pero su mamá Sonia Montenegro es originaria del municipio de Siuna, en la Región Autónoma del Caribe Norte. Desarrolló toda su carrera en el Carmelita de la primera división, donde estuvo por 10 años y llegó a ser el capitán. Además jugó en el Cartaginés, uno de los clubes más importantes.

Puede interesarte: La Azul y Blanco femenina remonta y clasifica a la final del Campeonato de Concacaf

El central debutó en la Azul y Blanco contra la Argentina de Lionel Messi y Sergio Agüero en el amistoso de San Juan el 7 de junio de 2019. “Es la mejor experiencia de mi vida”, confiesa Montenegro, quien después jugó un partido de  la Copa Oro 2019 y otro en la Liga de Naciones de Concacaf ese mismo año en el que se lesionó y tardó nueve meses sin jugar por una operación de ligamento cruzado. “Fue una carrera bonita, a pesar de las lesiones importantes (operado en cada rodilla por ligamento cruzado), jugué contra Messi y estuve en uno de los equipos (Cartaginés) tradicionales de Costa Rica”, indica.

Montenegro, quien disputó 139 partidos en la primera división entre el Carmelita, UCR y Cartaginés, consideró que tenía para dar más con 31 años, pero la oportunidad empresarial que tiene ahora era mejor a seguir jugando. “Estar en segunda división no me motivaba seguir, el turismo me gusta un montón y con la agencia de viaje está saliendo bastante trabajo y la oportunidad de comprar una casa en Liberia, una zona muy turística. Así que preferí hacer crecer la empresa por el bienestar de mi familia y dejar el futbol”, explica uno de los primeros jugadores nacidos en Costa Rica en integrarse a la Azul y Blanco.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: