14
días
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD! ¡LA DICTADURA NO PUEDE
OCULTAR LA VERDAD!
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. #LibertadParaLosPresosPolíticosdeNicaragua #LibertadParaLosPresos
PolíticosdeNicaragua

Ricos y pobres en un mundo injusto

Decir un mundo injusto es una manera de plantear el problema. En realidad, injusta es la persona humana, la organización de la sociedad, el sistema económico, la distribución social y personal de la riqueza que se produce.

En la reciente reunión del Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, realizada entre el 22 y el 26 de mayo recién pasado, Oxfam Internacional reveló que en los dos últimos años, los cuales han estado estrechamente vinculados al azote de la pandemia del coronavirus, la riqueza de los multimillonarios del mundo aumentó en 453 mil millones de dólares. Esto ocurrió sobre todo entre los empresarios y dueños de los negocios de la alimentación, la energía y el sector farmacéutico.

El Foro Económico Mundial, que se reúne todos los años en Davos, fue fundado en 1971 y congrega a representantes de las grandes empresas del mundo, gobernantes, economistas profesionales y periodistas de diversos países, para “compartir ideas y crear iniciativas para la resolución de problemas” globales.

En lo que se refiere a Oxfam, esta es una asociación de organizaciones no gubernamentales de distintos países, originada en Oxford, Inglaterra y constituida en 1995 “con el fin de intercambiar conocimientos y recursos, así como para aunar esfuerzos en la lucha contra la pobreza y la injusticia”.

Estefanía Pozzo, columnista de The Washington Post, dice acerca de las cifras reveladas por Oxfam en Davos que para entenderlas mejor hay que verlas en contexto. Cada 30 horas surge otra persona multimillonaria, pero cada 33 horas alrededor de un millón de personas se hunden en la pobreza extrema.

Añade la periodista de análisis que América Latina está clasificada como la región más desigual del mundo. Aquí, desde 2020 hasta ahora la riqueza de los más ricos aumentó a un ritmo de 124 millones de dólares por día, y aparecieron 27 nuevas personas súper ricas.

No es de extrañarse, entonces, que con frecuencia ocurran poderosos y destructivos estallidos sociales. Y que los ofrecimientos de soluciones radicales y aparentemente fáciles a la extrema pobreza, la inequidad económica y las injusticias sociales, hayan cobrado tanta fuerza en los últimos tiempos.

Pero la verdad es que esos graves y grandes problemas socioeconómicos no se resuelven con acciones disruptivas. Se requiere más bien de políticas de concertación social que permitan realizar reformas (no rupturas) económicas y sociales, encaminadas a promover una mejor distribución de la riqueza creada por el trabajo y la producción.

Como ha dicho el papa Francisco en su mensaje a la VI Jornada Mundial de los Pobres, que tendrá lugar el 13 de noviembre de este año, “el problema no es el dinero en sí, porque este forma parte de la vida cotidiana y de las relaciones sociales de las personas…

“Más bien —dijo el santo padre este 14 de junio— lo que debemos reflexionar es sobre el valor que tiene el dinero para nosotros… Hay que ver las necesidades de los demás, hacer un esfuerzo para que a nadie le falte lo necesario…”

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: