14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Daniel Ortega, el ilegítimo

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Constitución

A las 12 de la noche del lunes pasado Nicaragua dejó de tener presidente. Presidente legítimo, al menos. La Constitución Política de nuestro país manda que el “presidente y vicepresidente ejercerán sus funciones por un período de cinco años, que se contará a partir de su toma de posesión el día diez de enero del año siguiente de la elección” y establece que esa elección “se realiza mediante el sufragio universal, igual, directo, libre y secreto”. O sea, el lunes a la medianoche se vencieron los cinco años del último periodo y no hubo presidente electo que asumiera, tal cual manda la Constitución.

Ilegítimo

A estas alturas ya habrá quien diga que Ortega es ilegítimo desde julio de 1979 cuando tomó la coordinación de la junta de gobierno con un fusil nunca disparado en sus manos. Otros dirán que se volvió ilegítimo después del 2011 cuando se reeligió a pesar de la prohibición constitucional, o en el 2017 cuando los ciudadanos dejaron de votar porque hizo fraude y eliminó a la poca oposición que tenía. Todos tienen razón. Pero, una cosa es lo que pensemos nosotros y otra cómo lo ve el mundo. En esta ocasión, por primera vez, hay unos 40 países que consideran que las elecciones de noviembre pasado no se hicieron como manda la Constitución y, por lo tanto, no puede salir nada legítimo de ellas. Ni presidentes ni diputados. Y eso marca una diferencia sustancial con respecto a los otros periodos.

Elecciones

Del otro lado también podrán decir que hubo una elección el 7 de noviembre “donde compitieron cinco partidos y el comandante ganó con el 75 por ciento de los votos”. ¿Cómo van a ser elecciones libres si siete personas que quisieron ser candidatos los echaron presos inventándoles cualquier cargo? La mejor prueba de que la intención era sacarlos del juego electoral es que los juicios están estancados porque no hay forma de sostener esas acusaciones. ¿Cómo van a ser elecciones igualitarias cuando eliminaron a tres partidos de la oposición por la simple sospecha de que podían albergar al voto descontento? Señores y señoras, ni dejaron competir a quienes quisieron ni dejaron votar por quienes queríamos. Impusieron una elección donde solo había dos opciones: votar por Ortega o votar por Ortega. Eso está muy lejos de la elección que manda la Constitución. Está muy lejos, incluso, de lo que significa elección en cualquier idioma. Y si no hubo elección, tampoco hay presidente. Ni vicepresidente. Ni diputados.

Pandilla

Lo que vio el lunes no fue el acto de toma de posesión de un presidente. Lo que vimos fue a Daniel Ortega presumiendo ante sus compinches la presidencia que se había robado. Fue como una de esas reuniones de la esquina del barrio, con alguna botella de aguardiente de por medio, donde el ratero le muestra a la pandilla la cartera que se le “peinó” a un transeúnte.

Lomazo

Tan legal es la presidencia de Daniel Ortega como legal fue la presidencia de Emiliano Chamorro después dar el golpe de Estado conocido como “El Lomazo”, el 25 de octubre de 1925. Chamorro pudo imponerse con las ametralladoras sobre la voluntad de los nicaragüenses, pero Estados Unidos no lo aceptó y el viejo caudillo conservador tuvo que entregar la banda. A Daniel Ortega no lo reconocen Estados Unidos y 30 y pico de países más, pero ahí está, haciéndose el “de peso”, tratando de lavar lo robado con actos de toma de posesión, invitados de dudosa reputación y con su eterno discurso de víctima.

Ventaja

El 11 de enero el régimen de Daniel Ortega pasó a peor situación que la que tenía el 10 de enero. Cayó ante el mundo en la categoría de ilegítimo con todas sus letras. Su dictadura se va descomponiendo sola. Pudriéndose. Es mentira que está ganando. El rechazo ciudadano le va ganando la partida. La resistencia pacífica no es rápida, pero es efectiva. A su manera, de una forma que nunca antes se había visto en la historia, la gente está haciendo lo suyo al darle la espalda. Ojalá la oposición organizada sepa reconocer su ventaja y se dedique esta vez a oponerse y deje, por amor de Dios, de estar tan preocupada por dirimir quién es el más guapo del barrio entre ellos.

COMENTARIOS

  1. Hace 4 días

    Pobre mi Nicaragua. Tan HP el Gobierno como los Opositores. Solo les interesa sus beneficios personales. Sabes cuando se van a unir los Opositores ? NUNCA.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: