14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

María de Nicaragua, Nicaragua de María

La celebración católica más esperada en Nicaragua es la que se realiza en honor a la Inmaculada Concepción de María, santa patrona del país, aunque su día es el 8 de diciembre, las muestras de fe más evidentes se hacen un día antes. Su veneración inició en la época colonial con la llegada de las órdenes religiosas y las primeras imágenes a tierras de Nicaragua. Fue en la ciudad de León donde los frailes franciscanos institucionalizaron en 1857 la celebración de la tradicional Gritería como una forma de celebración popular de la fiesta de la Inmaculada Concepción.   

En 1562, don Lorenzo Cepeda de Ahumada, hermano de Santa Teresa de Jesús, tuvo que hacer escala en el puerto de La Posesión, ahora llamado El Realejo, Chinandega. Se vio forzado a viajar a El Viejo y como era muy devoto de la Virgen se la llevó consigo. Los habitantes de El Viejo, indios y mestizos, fueron atraídos por la belleza de la imagen y llegaban a la parroquia a admirar a la “niña blanca”. El pueblo entero ejerció una gran presión en don Lorenzo y este como fervoroso hijo de María, cedió “a los deseos de la Virgen”, donó la imagen al pueblo de El Viejo y partió hacia su destino original, Perú. 

Durante la Guerra Civil y Nacional, de 1854 a 1856, no se celebró. Fue hasta en 1857 que monseñor Giordano Carranza rescató y revivió la tradición invitando a todos los leoneses a celebrarla. A monseñor Carranza se le reconoce como el autor del grito ¿Quién causa tanta alegría? ¡La Concepción de María! Los que honran a la Concepción de María comparten con los demás devotos un brindis que lleva variedad de dulces, juguetería tradicional y gastronomía representativa de Nicaragua. 

La patrona de Nicaragua es celebrada el 8 de diciembre, Día de la Inmaculada Concepción de María, pero sus festejos inician desde el 28 de noviembre con el novenario. El 6 es la Lavada de la, en El Viejo, Chinandega, y el 7 de diciembre se escucha en toda Nicaragua ¿Quién causa tanta alegría? Los festejos culminan el 8 con procesiones y misas solemnes.

El relato que he compartido con ustedes es una recopilación de varios escritos sobre los orígenes de lo que hoy celebramos como el día de la Gritería en honor a nuestra patrona. El día de mañana, martes siete de diciembre, en Nicaragua celebraremos una vez más dicha festividad en honor a la Madre del Creador. Una celebración que los nicaragüenses han llevado consigo allende nuestras fronteras, celebrándola con el mismo fervor mariano y con apego a nuestras tradiciones, con canticos y villancicos alegóricos a la Virgen, con la tradicional chicha, gofios, dulces de sabores variados y ante el tradicional altar rezan la novena que culmina con la entrega de la famosa gorra.

En esta ocasión quiero además de rendir homenaje a la madre de todas las madres, solicitarles a mis compatriotas de dentro y fuera de Nicaragua, que ya sea celebrando o recordando dicha celebración, pidamos porque la Virgen María derrame sus bendiciones para que los nicaragüenses nos demos cuenta que solo en unidad podremos construir en paz el pais que tanto nosotros como nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos merecemos vivir. 

Por mi parte hago votos porque quienes hoy tienen el poder para dar el primer paso para convertir en realidad ese sueño de todos los nicaragüenses, lo hagan. En cuanto a los que nos encontramos a la expectativa de ese momento, recemos porque nos dé la humildad de reconocer que debemos dejar atrás la política del odio, del diente por diente y ojo por ojo y que solo desgracias y atrasos en todo sentido nos ha ocasionado. 

Sé que lo que pido es harto difícil, pero el siete y ocho de diciembre seremos un pueblo pidiendo lo mismo y tengo fe en que nuestra madre y patrona nos escuchara.

El autor es comentarista político.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: