14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Román González entrena junto a Marcos Caballero. LAPRENSA/ARCHIVO

Román “Chocolatito” González cumple 33 días en el campamento de Estados Unidos

Román “Chocolatito” González se marchó a finales de octubre a Coachella, California, en medio de mucha controversia sobre si le había renovado o no la visa

Román “Chocolatito” González se marchó a finales de octubre a Coachella, California, en medio de mucha controversia sobre si le había renovado o no la visa. El tetracampeón entendió que no podía seguir en Nicaragua por los descuidos que provoca la cercanía con familiares y las muchas tentaciones que origina la comida para un peleador. González cumplió 33 días de completa reconcentración para su combate del 22 de enero, fecha tentativa, contra Juan Francisco “el Gallo” Estrada.

La rutina de Chocolatito no ha variado mucho en relación a sus campamentos anteriores. Corre todos los días entre ocho y 10 kilómetros, regresa a descansar y luego por la tarde realiza la segunda sesión de activación. Lo diferente en este campamento es que no está Rafael Rojas, quien había fungido como preparador físico desde la separación del equipo de Wilmer Hernández. El costarricense era amigo del apoderado Carlos Blandón y fue él quien decidió introducirlo en el equipo a pesar de conocer muy poco sobre boxeo y dedicarse más a las artes marciales mixtas.

Te puede interesar: La historia del Balón de Oro que Lionel Messi nunca debió ganar

Al frente de los entrenamientos de González se mantiene Marcos Caballero, que desde la muerte de Arnulfo Obando ha sido el entrenador más duradero en la esquina de González. Empezó en el combate frente a Moisés Fuentes, continuó en Japón contra Diomel Diocos, seguido de Khalid Yafai, Jiga González y la última pelea en la revancha contra el Gallo. Caballero es la mano derecha de González en los campamentos, se encarga de verificar el mínimo detalle en la parte física como en la alimenticia.

Los sparrings de González están siendo contra muchachos amateur que asisten al gimnasio Lee Sandoval en Coachella. En los videos subidos en las redes sociales del tetracampeón se ve que poco a poco su cuerpo ha encontrado una mejor figura en comparación a su estancia en Nicaragua en donde se le veía pasado de peso para alguien que pelea en 115 libras.

Para la tercera pelea Chocolatito ganará encima del millón de dólares, cifra récord para la categoría de los pesos pequeños.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: