14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Thanksgiving Day o día de dar gracias

Por razones familiares tuve que viajar a los Estados Unidos, después de casi cinco años de no hacerlo, y me toco pasar el Día de Acción de Gracias o Thanksgiving Day en Miami. Para los norteamericanos y canadienses es un día de recogimiento, un día en que las familias se reúnen usualmente alrededor de un plato de pavo cocinado al horno, relleno y acompañado de frutas, vegetales y terminan la cena con el famoso pastel de calabaza. 

El Día de Acción de Gracias o Thanksgiving Day se remonta a la llegada de los primeros colonos procedentes de Inglaterra a Estados Unidos. De acuerdo a datos históricos tuvo su origen en Plymouth (actual estado de Massachusetts), en agradecimiento por parte de los colonos hacia los nativos de la tribu por haberles enseñado las técnicas de cultivo de maíz, caza y pesca. Ello les permitió la prosperidad de la comunidad tras una época de hambruna y enfermedades. Ese día, el cuarto jueves de noviembre, se llevan a cabo reuniones familiares generalmente en casa del pariente de más edad y se ofrece una oración de agradecimiento a Dios por las bendiciones recibidas durante el año. 

A pesar de ser una celebración eminentemente anglosajona, ha sido adoptada por inmigrantes de todas las razas, incluyendo a los latinos. En esta ocasión, tuve el gusto de ser invitado a la casa de unos amigos nicaragüenses y degustar con ellos la cena familiar, cuando llegó el momento de la oración, me pidieron que fuese yo el que dijera unas palabras, petición que me tomó por sorpresa y que inicié dándole gracias al Creador por todas las bondades recibidas por mis anfitriones, también pedí por todos los inmigrantes del mundo, especialmente por los nicaragüenses. 

Pero lo que en realidad quiero resaltar es cómo los nuevos inmigrantes sin importar las razones que los llevaron a esas tierras, logran asimilar la forma de vida de una nación que hasta el día de hoy es la potencia más grande del globo en todo sentido.

Mientras cenábamos, el anfitrión me comentó que, con el empuje y la capacidad de trabajo del nicaragüense, eran una comunidad que ya se hacía notar en el sur de la Florida. Algo que pude corroborar, pues en dos ocasiones fui invitado a un restaurante de comida nicaragüense y más que un restaurante parecía la entrada a una sala de cine, pues las filas para pedir las comidas, sin exagerar eran de más de una docena de metros. Lo que llamó mi atención fue que tanto en las mesas como en la fila había personas de otras nacionalidades. Como ese restaurante visité otros y pude constatar que también eran visitados por personas de otras nacionalidades, por lo que puedo concluir que la sazón nica es muy apreciada en la Florida.

Pero volviendo al tema de la celebración de Thanksgiving, quiero recalcar que es un día en que sin importar las distancias que los separan, las familias hacen todo lo posible por reunirse y dar juntos gracias a Dios, mostrando de esa manera el valor que sus habitantes dan a la familia. Que es ni más ni menos la columna vertebral de cualquier nación y es allí donde radica el secreto del desarrollo de los Estados Unidos, desarrollo que lo mantiene a la vanguardia de la economía mundial. 

Obviando cualquier tipo de elucubración política, sin temor a equivocarme puedo afirmar que la paz y el respeto a sus leyes, son el secreto del éxito de ese país. Si mi memoria no me falla, en más de trescientos años de historia republicana su constitución política ha sufrido menos de una docena de enmiendas. 

Para finalizar deseo agradecer a los amigos que se tomaron su tiempo para mostrarme su afecto y ofrecerme sus condolencias por la pérdida de mi madre. Creo que el día que los nicaragüenses encontremos la fórmula de convivir en paz, todos esos compatriotas que hoy triunfan en diferentes países en lo que se encuentran, regresarán con un acervo cultural y capacidad de trabajo que nos hará desarrollarnos a pasos agigantados. La responsabilidad de que ese día llegue pronto es de los que insistimos en reencontrar el camino de la paz con igualdad.

El autor es comentarista político.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: