14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

El Foro Mundial de la Democracia

El presidente de los Estados Unidos (EE. UU.), ha invitado a los gobernantes de por lo menos 110 países de todos los continentes, a participar en una Cumbre Mundial por la Democracia que se realizará en línea los días 9 y 10 de diciembre próximo.

Es alentador saber que en 110 países, de los 193 que integran la Organización de Naciones Unidas (ONU), existe la democracia en sus diferentes  grados de desarrollo, madurez y consolidación.

Esto significa que a pesar de que abundan los pronósticos sombríos de que hay decaimiento y retroceso de la democracia en el mundo, e inclusive auguran su derrota total en el futuro, el sistema democrático de vida y de gobierno de los pueblos está demostrando con hechos que sigue pujante y no está dispuesto a cederle el lugar al autoritarismo y la dictadura en ninguna de  sus diversas formas.

Cabe mencionar que de América Central y demás países que forman el Sistema de Integración Centroamericana (Sica), solo están en la lista de invitados a participar en la Cumbre Mundial por la Democracia: Costa Rica, Panamá y República Dominicana. 

Son excluidos los países del llamado Triángulo del Norte: Guatemala, El Salvador y Honduras, y Nicaragua por supuesto. Esto es muy significativo porque en los tres primeros sus gobiernos han surgido de elecciones relativamente  libres, que es una de las condiciones primordiales de la democracia. 

También llama la atención que el régimen de China ha mostrado molestia ante la convocatoria a la Cumbre Mundial por la Democracia. Pero no es porque no ha sido invitado a participar, lo cual no es posible porque China no es un país democrático, sino porque Taiwán estará presente en el magno evento. Es que en Taiwán existe un sistema democrático ejemplar, y es justo y necesario que las democracias del mundo lo reconozcan, aunque el régimen comunista de China le quiera negar derecho a existir inclusive como el  Estado libre e independiente que es.

En realidad, sería sano que las democracias que existen y las que puedan seguir estableciéndose en lo sucesivo, se deslindaran completamente  de los regímenes tiránicos, dictatoriales, autoritarios, y en general no democráticos,  que para desgracia de la humanidad quedan todavía en el planeta. 

La verdad es que entre los países democráticos y los que no lo son, no hay más intereses comunes que el comercio y los negocios lucrativos. Pero no hay ni puede haber entre ellos la natural y suprema coincidencia entre las naciones y los Estados, como es la libertad, la vida democrática y el respeto a la dignidad de las personas y a los derechos humanos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: