14
días
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD! ¡LA DICTADURA NO PUEDE
OCULTAR LA VERDAD!
Con nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann, detenido e instalaciones tomadas. #LibertadParaLosPresosPolíticosdeNicaragua #LibertadParaLosPresos
PolíticosdeNicaragua

Daniel Ortega saluda a la presidenta del Consejo Supremo Electoral (CSE), Brenda Rocha, el 19 de julio en el acto partidario del 42 Aniversario de la Revolución Sandinista. Foto tomada de los medios oficialistas.

“El pueblo armado jamás será aplastado”. Daniel Ortega reafirma su control sobre el Ejército y la Policía

Ortega también dejó claro su control en el Consejo Supremo Electoral (CSE) cuando faltan pocos meses para las elecciones presidenciales del 7 de noviembre

Daniel Ortega amenazó a sus enemigos políticos con las armas del Ejército y la Policía, asegurando que “el pueblo armado jamás será aplastado”, tras mencionar a las personas que lo pueden criticar o que no simpatizan políticamente con su gobierno.

La amenaza la hizo este lunes 19 de julio, casi al final de su discurso en el acto del 42 aniversario de la Revolución Sandinista, realizado como cada año en la Plaza de la Revolución de Managua.

Ortega manifestó que el Ejército está para defender la soberanía y la Policía para atender la seguridad ciudadana, dos temas que el régimen orteguista ha manipulado para llevar a la cárcel a 26 líderes opositores en los últimos dos meses.

“Aquí tenemos un Ejército que está para resguardar la soberanía nacional y también contribuir a la seguridad y a la lucha contra la delincuencia, contra el narcotráfico. Y tenemos una Policía dedicada de lleno a la seguridad ciudadana. Por eso les digo que el pueblo unido jamás será vencido y el pueblo armado jamás será aplastado”, dijo Ortega.

La Policía fue el brazo ejecutor de la violenta represión contra las protestas que iniciaron en abril de 2018 y que dejó un saldo de al menos 320 personas muertas, según documentaron organismos internacionales de derechos humanos. Los policías reprimían a punta de balas las protestas opositoras y actuaban de la mano de grupos de civiles que usaban armamento de guerra.

En el caso del Ejército, este siempre fue señalado por su pasividad y su cero actuación para desarmar a estos grupos parapoliciales.

En otra parte de su discurso, el gobernante mencionó que se está “investigando” por lavado de dinero a las “famosas fundaciones”, en clara alusión a la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que era dirigida por la aspirante presidencial, Cristiana Chamorro, que el régimen tiene cautiva desde el pasado 2 junio, bajo arresto domiciliar.

Control sobre el Consejo Supremo Electoral

Ortega además dejó claro su control en el Consejo Supremo Electoral (CSE), cuando faltan pocos más de tres meses para las elecciones presidenciales, previstas a realizarse el 7 de noviembre.

En el acto partidario del 42 aniversario del triunfo de la Revolución sandinista, Ortega sentó en la mesa principal del evento a la presidenta y magistrada del Consejo Supremo Electoral (CSE), Brenda Rocha, y a la también magistrada electoral Alba Nubia Baltodano.

El primer mensaje de su discurso fue para elogiar a ambas y las llamó “heroínas de la patria” por su trayectoria en la guerra civil de los ochenta, cuando ambas eran adolescentes. Ambas militantes sandinistas se levantaron sonrientes a saludarlo ante la ovación de los presentes.

También anunció un ajuste del cinco por ciento para incrementar el salario básico de los trabajadores públicos, que se pondrá en práctica en el mes de agosto y saldrá del control del gasto y la recaudación, pero no dio más detalles.

“Podemos anunciar con todo orgullo que gracias a este pueblo a partir del mes de agosto se pone en práctica un ajuste del presupuesto de un cinco por ciento, este incluye lógicamente los salarios básicos, antigüedad, aguinaldo, otros devengados, aportes patronales”, dijo Ortega.

Llama miserables a los empresarios

En otra parte de su discurso, Ortega atacó una vez más a los empresarios, a quienes calificó de “miserables” e “insensibles con el pueblo”.

“Los empresarios éstos maldicen la vaca, pero se tragan la leche, no les ha quedado más camino que seguir trabajando porque saben que están ganando. El día que no estén ganando, cierran la planta y se van, pero mientras estén ganando ahí los van a ver, aunque se estén quejando, lo que pasa es que son miserables”, dijo.

El sector empresarial antes tenía una alianza con el gobierno de Ortega. Terminó con este acuerdo en abril de 2018, por falta de consenso para una reforma a la seguridad social. Desde entonces, el sector empresarial pasó a ser uno de los enemigos políticos de Ortega, además porque apoyaron las protestas civiles y condenaron la brutal represión contra las manifestaciones civiles. En la lista de 26 líderes opositores y aspirantes presidenciales detenidos por el régimen en los últimos dos meses, está el expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, quien lleva más de un mes preso.

Tampoco faltó su discurso antimperialista dirigido contra Estados Unidos.

“Este mundo está cada vez más sacudido por las pretensiones de los gobernantes norteamericanos, de querer imponer su hegemonía, de querer hacerse los amos y señores del planeta, incluso de querer apoderarse ya del universo, hasta allí van sus planes, porque tienen bombas atómicas, porque tienen mucho dinero”, expresó.

Aseguró que Nicaragua está ubicado en un lugar estratégico geográficamente, donde se podría construir un canal interoceánico, lo que, según él, ha conllevado a que el país esté en medio de los conflictos internacionales, porque Estados Unidos siempre ha querido evitar la construcción de ese proyecto.

Acto privado

Por segundo año consecutivo, la militancia popular sandinista no fue convocada para asistir a este evento partidario. Igual que en 2020, el público fue seleccionado, pero este año fue más numeroso que el año pasado; mayoritariamente jóvenes, casi todos de camiseta blanca y un pañuelo rojinegro en el cuello.

La Plaza de la Revolución de Managua, donde se llevó a cabo este acto, estuvo decorada con dos megaestrellas en el centro, una sobre otra, y en medio colocaron el número 42 formado con velas, que indica los años de la revolución, y 19 la fecha triunfo. Los invitados fueron ubicados de manera uniforme, formando una circunferencia alrededor de las megaestrellas.

Lea además: Los militantes sandinistas verán a Ortega celebrar el aniversario de la Revolución a través de una pantalla

La primera hora del acto se centró en un concierto con diferentes grupos musicales, entre ellos Los Rústicos del Norte, que han sido promocionados por la primera dama en sus discursos diarios.

El único diplomático que asistió a la celebración fue el ministro de Relaciones Exteriores de la República de Abjasia, Kove Daur, un territorio ubicado entre Asia y Europa, reconocido como Estado independiente solo por cinco países, entre ellos Nicaragua. Ortega compartió la mesa principal con él y los otros funcionarios públicos.

Funcionarios asistentes

Entre los funcionarios presentes, estuvieron el presidente y vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras y Maritza Espinales, respectivamente; la presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Alba Luz Ramos; la procuradora general de República, Wendy Morales; las magistradas del Consejo Supremo Electoral (CSE), Brenda Rocha y Alba Nubia Baltodano; la Comandancia General del Ejército, encabezada por el general Julio César Avilés, el mayor general Bayardo Ramón Rodríguez y el inspector general Marvin Corrales Rodríguez. También el jefe de la Policía, Francisco Díaz; el comisionado general Adolfo Marenco y el comisionado general Ramón Avellán; y la procuradora general de Derechos Humanos, Darling Ríos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: