\ Universitarios buscan a un cubano que pasó de profesor a indigente en Managua
14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

El profesor Raúl Zaragoza fue asistido por alumnos y ex alumnos de la Universidad de Managua. LA PRENSA/ Cortesía

Universitarios hallan y asisten a ex catedrático cubano que fue visto como indigente en Managua

El profesor fue identificado como Raúl  Zaragoza, de origen cubano de poco más de 60 años, especialista en el área de producción audiovisual. Trabajó más de 10 años en la UdeM

Varios alumnos y exalumnos de la Universidad de Managua (UdeM), iniciaron desde el domingo la búsqueda de un ex catedrático de origen cubano cuyas fotos circulan en redes sociales donde se le ve en una parada de buses en condición de indigente.

El profesor  fue identificado como Raúl  Zaragoza, de origen cubano de poco más de 60 años, especialista en el área de producción audiovisual  y que impartía clases en la escuela de periodismo de esa universidad.

Hace unas horas los estudiantes dijeron en sus redes sociales que Zaragoza fue encontrado. Una de sus ex alumnas lo llevó a su casa en Villa Austria, le facilitaron bañarse, cambiarse de ropa y comer. Los alumnos que se autoconvocaron desde ayer en torno asistir al ex profesor, informaron a LA PRENSA que le buscan también atención médica.

La imagen que los estudiantes hicieron circular sobre el profesor de origen cubano. La foto los autoconvocó para ayudarlo. LA PRENSA/Cortesía

Los exalumnos y alumnos activos expresaron que Zaragoza les dejó huellas imborrables por su capacidad y tratamiento de persona, por lo que les impactó la vida que lleva el exdocente. Algunos dijeron que saben que fue diagnosticado con cáncer terminal y que conocieron se vio forzado a llevar un tratamiento por un largo tiempo y dejar las aulas. Lo que no logran entender es cómo llegó a las calles como se le ve en las imágenes.

Lea también: Temen que Nicaragua se empiece a acercar a los días más duros de la pandemia y Minsa pierda control de la información 

Un estudiante publicó esta foto de su exmaestro en la UdeM. LA PRENSA/Cortesía

En su búsqueda

El mismo domingo en redes sociales decenas de estudiantes de UdeM aseguraron que Zaragoza fue un docente ejemplar.  Carlos Navarrete, exestudiante de periodismo, señaló que la relación que se establecido entre profesor y alumno es una relación muy particular, “se funda en un trato respetuoso y amoroso”. Navarrete dijo sentirse impresionado con las imágenes de su profesor.

Zaragoza era conocido en las aulas de periodismo como “El cubano” y su experiencia docente supera los diez años solo en la UdeM. Navarrete fue uno de los que dijo que iban a buscarlo para hacerle llegar ayuda. “Eso no puede esperar, tenemos que ser solidarios”, dijo.

Una de las críticas de los estudiantes fue a la dirección de la universidad, propiedad del diputado orteguistas Mario Valle, y donde por años Zaragoza trabajó. Al respecto varios docentes de la universidad aseguraron, siempre en las redes sociales, que la institución le mantiene el salario al docente desde que le diagnosticaron la enfermedad y lo apoyan con alimentos y medicina. Explicaron que hasta le pagan un cuarto donde habita solo, pues hace algunos años se separó de su pareja con quien tiene un hijo, que es su único pariente de sangre en este país.  Aseguraron que el maestro ha abandonado el tratamiento y su cuido y ha caído en una depresión severa.

Lea también: Crisis provocada por el Covid-19 deprime las ventas en el Mercado Oriental    

El periodista David Rivera, docente universitario que trabajó cinco años con Zaragoza fue uno de los que confirmó la ayuda que recibe de parte de la universidad. Llamó a los jovenes a que se movilizan para ayudarle y que gestionen ante la embajada de Cuba ayuda para encontrar a otros familiares.

Escapa de cuido médicos

Otros docentes dijeron que la situación del profesor  Zaragoza es tan complicada que conocieron que esta vez es la tercera que se escapa del centro médico publico donde recibía el tratamiento para el cáncer. “Se ha hablado con él, pero vive deprimido, requiere ayuda, más de la que entiendo le están dando”, escribió un profesor que también lo conoce.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: