14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

El incendio en Dipilto, es el que más daños ha causado. LA PRENSA/Cortesía

¿Estaban preparadas las instituciones para los incendios que ocurrieron en Semana Santa?¿Que relación tiene con lo ocurrido en Indio Maíz?

Amaru Ruiz, presidente de Fundación del Río, explica que los siniestros igual que en los anteriores, tienen que ver con invasiones de tierra y mala preparación para atender áreas vulnerables.

A dos años cumplidos del incendio en la Reserva Biológica Indio Maíz, que devoró 5, 880 hectáreas de palmas y yolillales, también considerado uno de los detonantes de las protestas cívicas de abril de 2018, no se ha generado la capacidad requerida en las instituciones del Estado para responder a los incendios forestales, que cada verano afectan centenareas de hectáreas de bosque, incluídas áreas protegidas, valora el presidente de Fundación del Río, Amaru Ruiz.

Este martes el Instituto Nacional Forestal (Inafor), dijo que se registraron diez incendios a nivel nacional durante Semana Santa, y que hasta este día todos habían sido controlados.

Desde el jueves pasado se conoció de incendios forestales en Dipilto, Nueva Segovia, La Reserva Natura, el Refugio de Vida Silvestre Río San Juan, en la Reserva Biológica Indio Maíz, y otras zonas del país, que fueron atendidos por miembros del Ejército de Nicaragua, voluntarios, brigadas comunitarias, y demás personas.

Abril es uno de los meses más propensos a la ocurrencia de incendios debido a las altas temperaturas, poca humedad, que facilita la materia seca y la intensidad de los vientos; además de procesos de caza ilegal y preparación de la tierra: tumba, roza y quema.

LA PRENSA informó que los incendios en Dipilto, Nueva Segovia, se mantuvieron por días sin que las autoridades atendieran el llamado de los pobladores, que con sus limitaciones trataban de controlar el incendio. El Ejército de Nicaragua informó el 11 de abril que sofocaron el siniestro en el cerro kukimba en la comuniad Loma Fría, que abarcó un área de 1,582 manzanas de bosque de pino, roble, y pastizal seco.

Este Diario también publicó que en la comarca El Paraíso, en la comunidad de Miraflor, zona del departamento de Estelí, un foco de incendio forestal quemó unas 50 hectáreas de pino y roble en esa zona. Mientras que en los sectores de Las Crucitas, la comunidad de Quebrada de Agua y La Laguna, en el municipio esteliano de San Nicolás, los incendios arrasaron unas 15 a 20 manzanas de bosques de pinares.

Lea además: Hace un mes se encendió la chispa ciudadana por Reserva Indio Maíz 

LAPRENSA/LUIS GONZÁLEZ

No hay equipos suficientes 

Ruiz lamenta que el Estado de Nicaragua no invierta en equipos y herramientas, además de la formación de capacidades para enfrentar los incendios forestales en el país. Esto pese a que el siniestro en Indio Maíz dejó una lección, pero no ha sido atendida por las autoridades señala.

En el 2018 la respuesta del Ejecutivo fue tardía denunciaron diversas organizaciones ambientales, a la vez, que criticaron el manejo de la situación, cubierta por el hermetismo sobre el impacto que tuvo el siniestro en la zona, el seguimiento al caso, y el origen del mismo, ya que los comunitarios lo relacionaban con procesos de invasión, que lleva años restando tierras a ecosistemas protegidos por la ley, pero no en la realidad.

El oficial de industrias extractivas del Centro Humboldt, Jurgen Guevara, explicó que lo sucedido la semana pasada en el incendio en Dipilto prueba que no se está preparado para enfrentar ese tipo de siniestros, el hecho que se hubiese consumido más de mil manzanas demuestra que se debe hacer una mayor inversión en las capacidades para dar respuestas oportunas.

Tanto Ruiz como Guevara consideran la necesidad de contar con otros mecanismos, como aviones cisternas o espumas especiales, ya que al momento que se enfrenta un incendio de gran magnitud y el calor es muy fuerte, hacer ronda corta fuegos no es suficiente.

En el caso de Reserva Natura, en San Rafael del Sur, se quemaron 300 hectáreas en total, de las cuales 50 son de la Reserva y las demás de fincas colindantes. El siniestro ya fue controlado, pero afectó maderas como caoba, quebracho, corteses y roble.

La reserva está ubicada en el corredor seco, entre San Rafael del Sur y Villa El Carmen, propiamente en el kilómetro 54 y medio de la carretera a Pochomil.

Lea también: Incendios en reserva Indio Maiz y San Rafael del Sur. Brigadas los combaten desde la madrugada

En Indio Maíz

El mismo Ruiz advirtió sobre el incendio en el Refugio de Vida Silvestre. Por su parte, la entidad castrense informó que el siniestro fue sofocado y afectó tres manzanas. Ruiz explica que con este nuevo incendio, que también podría estar relacionado con los procesos de invasión hacia la Reserva, significa que estos no se han detenido, y por ende, la deforestación y deterioro que ocurre dentro del área protegida tampoco.

Lea además: Incendios arrasan con bosques de pino en Dipilto 

 

 

 

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: