14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!
Mozonte, Nueva Segovia

Denis Montano, Hayde Castillo y Nelson Waldemar. LA PRENSA

Orteguistas responsabilizan a manifestantes por el asesinato de tres hombres en Mozonte, Nueva Segovia

Un defensor de los derechos humanos, un abogado y un líder campesino opositor son señalados por dirigentes del FSLN, de ser responsables de los crímenes

Dirigentes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en Nueva Segovia acusan, a través de las redes sociales, a Haydee Castillo Flores, Denis Montano y Nelson Waldemar Cortez de ser los responsables de la muerte de tres hombres en la comunidad de Quisulí, en el municipio de Mozonte. Los señalados también son víctimas de amenazas de muerte.

“Por el nivel de peligrosidad que estamos viviendo y que significan también estas acusaciones, implica que mi integridad física está en peligro por lo que denuncio que este video (donde se muestra su supuesta implicación directa en el asesinato) hecho por el sistema orteguista pretende llevarnos a la cárcel y procesarnos al igual que lo hacen con centenares de nicaragüenses que se manifiestan en contra de este régimen”, señaló Castillo, quien es defensora de los derechos humanos en la región de Las Segovias.

Lea además: Policía asegura que los asesinados en Mozonte eran parte de una banda delincuencial

Por su parte Waldemar, quien es abogado y originario de Ocotal, rechazó las acusaciones en su contra. “Se nos está vinculando como autores materiales e intelectuales en el asesinato, que los propios paramilitares afines al orteguismo han cometido. Con esos señalamientos buscan como poder tener justificación alguna para detenernos arbitrariamente y abrirnos procesos judiciales”, explicó Waldemar, quien era la cara visible en las protestas en Nueva Segovia contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

El abogado se encuentra resguardado, junto a su familia, en una zona del territorio nicaragüense ante las múltiples amenazas de detención y muerte que ha recibido por parte de las estructuras del FSLN en Nueva Segovia, lugar que abandonó semanas atrás.

Una camioneta de la Policía se lleva los tres cuerpos encontrados en la cuesta El Izupu, en la comunidad Quisulí, del municipio de Mozonte, en la región de Nueva Segovia, norte del país. Un médico confirmó que los cuerpos estaban atados y fueron asesinados a balazos. LA PRENSA/Cortesía/Joel García.

“Estamos solidarizándonos con Denis Montano, dirigente campesino en Nueva Segovia; Haydee Castillo, de derechos humanos y el abogado Nelson Waldelomar porque están tratando de ensuciar la imagen de estas honorables personas y su integridad física”, sostuvo el alcalde del municipio de Ciudad Antigua, en Nueva Segovia, Arturo Mairena.

Puede leer también: Persiste la estigmatización y criminalización de la protesta social en Nicaragua, advierte la CIDH

Los miembros de la Alianza Cívica de Madriz también se solidarizaron con los señalados y dieron su total respaldo en la lucha contra el orteguismo. Elizabeth López, de Movimiento de Mujeres de Las Segovias, reaccionó indignada por los actos vulgares y criminales con los que actúa la dirigencia del orteguismo en este departamento. “Los verdaderos asesinos son otros y ellos (el orteguismo) lo saben muy bien”, dijo López.

Una de las víctimas fue a reparar taxi y no regresó

Carlos Valeriano Santos Mendoza vivía en el barrio Virginia Quintero de la ciudad de Estelí, junto a su hija de tres años y su esposa, quien prefiere omitir su identidad por seguridad, aseguró que Santos había ido a reparar el taxi que conducía y después no supo más de él. “Él se fue de aquí a las 12 del mediodía. Me llamó a las 5 de la tarde y me dijo que no iba a poder recogerme donde yo estaba. Me quedé esperándolo porque él siempre venía tipo 9 o 10 de la noche y lo llamé y lo llamé y solo el buzón de voz me salía”, relató la mujer.

El último en ser identificado fue Santos, a quien la policía le imputa delitos como robo, daños a la propiedad y abuso de menor. “Toda la gente que lo conoce sabe quién era. No sé porqué de la noche a la mañana sale con tantos antecedentes. ¿Por qué si era un delincuente nunca lo había venido a buscar aquí la Policía? ¿Por qué cuando iba sacar su récord de policía le salía limpio si tenía tantos antecedentes?”, cuestionó la esposa del taxista.

También: Nueve presos políticos de Estelí fueron trasladados a Managua para ser juzgados por terrorismo

Según la esposa de la Santos, este no tenía inclinación política y tampoco participó en alguna marcha contra el Gobierno, ya que durante todo el conflicto marcado principalmente por los tranques en Estelí, él estuvo en su casa.

Los restos del taxista fueron enterrados en La Trinidad, Estelí el pasado sábado. Los familiares de los otros dos ejecutados no han brindado declaraciones a los medios de comunicación. 

Ejecutados y luego tirados a un barranco

Pobladores de la comunidad de Quisulí, en el municipio de Mozonte reportaron el pasado 23 de agosto el hallazgo de los cuerpos de los hombres en un barranco de la cuesta de El Izupu. Los hombres, supuestamente, fueron ejecutados por hombres armados y encapuchados a bordo de dos camionetas Hilux. Los pobladores sostienen que los cuerpos los llegaron a tirar al lugar.

Al lugar llegó un fuerte dispositivo policial a realizar las averiguaciones del caso. Posteriormente el mando de la Policía Nacional en Managua emitió un comunicado sobre la muerte de los ciudadanos, dos de ellos originarios de la ciudad de Estelí y el otro de la ciudad de Ocotal, en Nueva Segovia, asegurando que estos poseían antecedentes criminales. También aseguró que estaban atados de pies y manos.

La Policía identificó únicamente a dos de los hombres como Hugo Francisco Moncada Tercero, de 51 años, y Justo Emilio Rodríguez Moncada, de 35 años.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: