14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.
El general en retiro Hugo Torres Jiménez, autor de Coplas y algunos poemas infiltrados. LAPRENSA/Uriel  Molina

El general en retiro Hugo Torres Jiménez, escribió el libro Coplas y algunos poemas infiltrados, además reveló a LA PRENSA que fue “coplero con tambores de lata”.  LA PRENSA/ARCHIVO

“Fui coplero con tambores de lata”, revela el general en retiro Hugo Torres Jiménez

“Soy leonés, y León es la cuna de Rubén Darío, Alfonso Cortés y de muchos poetas. Desde niño fui seguidor de la gigantona, y es más... tuve una gigantona, no era tan grande como otras, y fui coplero con tambores de lata porque no teníamos para comprar tambores de cuero”, revela el general en retiro Hugo Jiménez Torres

¿Quién se imaginaría al excomandante guerrillero Hugo Torres Jiménez, en su niñez, bailando la gigantona por las calles leonesas y recitando sus propias coplas improvisadas al son del pinto y el tambor?.

Estas son las imágenes con que el general en retiro Torres Jiménez recuerda su feliz y bullanguera infancia. Ahora viste de civil y se muestra alegre de dar a conocer su nuevo libro: Coplas y algunos poemas infiltrados.

Lea además: El día en que Anastasio Somoza Debayle se fue de Nicaragua


Presentación del libro de coplas, el martes 14 de noviembre a las 6:30 p.m. en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra. Conversarán con el coplero,  Dora María Téllez y Fernando López.


La imagen del famoso guerrillero, uno de los protagonistas claves del asalto a la Casa de Chema Castillo en 1974 y del Palacio Nacional en 1978, acciones que dieron la vuelta al mundo en las noticias, ahora contrastan con la de “un alegre y pícaro coplero leonés”.

“Desde niño fui seguidor de la gigantona”

“Soy leonés, y León es la cuna de Rubén Darío, Alfonso Cortés y de muchos poetas. Desde niño fui seguidor de la gigantona, y es más… tuve una gigantona, no era tan grande como otras, y fui coplero con tambores de lata porque no teníamos para comprar tambores de cuero”, revela el general en retiro.

Las coplas eran improvisadas y la decía de casa en casa, de esquina en esquina, y les pagaban algunos centavos por bailar, de “ahí me viene el espíritu de coplero y ahora se me ocurrió ponerle el título a mi libro de Coplas y algunos poemas infiltrados”, añade el general en retiro.

Lea más en: General Hugo Torres: “Ejército obediente a Ortega”

Por otro lado recuerda que sus años de subversión estudiantil, de guerrillero lo dejó registrado en su libro testimonial Rumbo al norte, prologado por Sergio Ramírez Mercado.

Pero ahora prefiere poner distancia de su vida épica, y recordar sus vivencias a manera de coplero de romances, pero muy siglo XXI, pero alimentado de los ritmos populares anónimos, o callejeros de las gigantonas de gigantonas de León, Managua, y del atabal de Granada.

Coplas y romances

Este nuevo libro de Torres Jiménez, reúne coplas románticas y pícaras, así algunos poemas relacionados a su vida.

“En medio de las coplas se infiltran algunos poemas románticos, y un ecológico sobre dos cenzontles que conversan sobre la destrucción del medio ambiente. Otros son poesías picarescas con un toque erótico”, dice Torres Jiménez.

Precisamente, el libro inicia su lectura con un poema galán dedicado a la poeta Daisy Zamora, el cual fue escrito en agosto de 1978, a pocos días del famoso asalto al Palacio Nacional.

Lea más en: Daniel Ortega tilda de “ratas” a excamaradas sandinistas

Este libro es prologado por el poeta Alejandro Bravo. Éste señala que Torres Jiménez se apropia de la rima como reminiscencia de su niñez leonesa, “arma que usa con maestría y estilo galano”.

El general en retiro, luego dio lectura a una de sus coplas pícaras: “¡Oh, morena, morenita / la de los ojos melosos/ mírame de vez en cuando/aunque sea de reojo!”.

Luego recordó que su pasión por la poesía inicia en los años ochenta cuando publicó algunos versos épicos y románticos, en la revista mensual Poesía libre del Ministerio de Cultura; y luego tuvo la oportunidad de prologar el libro Poesía de la fuerza armada.

A inicios de los años ochenta publicó algunos versos épicos y románticos, en la revista mensual Poesía libre del Ministerio de Cultura; y prologó el libro Poesía de la fuerza armada.

Cultura guerrillero Hugo Torres Jimenez archivo

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí