14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Los Caciques deberán pagar por los trofeos destruidos. LA PRENSA/Tomas Stargardter

Sentencia fue dictada

La Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut) dio a conocer ayer las sanciones pertinentes por los actos de violencia y vandalismo que se presentaron en el duelo de vuelta de la final del Torneo de Apertura del Campeonato Nacional de Primera División, realizado en Diriamba.

La Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut) dio a conocer ayer las sanciones pertinentes por los actos de violencia y vandalismo que se presentaron en el duelo de vuelta de la final del Torneo de Apertura del Campeonato Nacional de Primera División, realizado en Diriamba.

A través de un comunicado de prensa, la Fenifut informó sobre las suspensiones y multas para 10 jugadores, el médico y director técnico de los Caciques de Diriangén, así como el árbitro y uno de los asistentes.

[doap_box title=”Agresión” box_color=”#336699″ class=”aside-box”]

La bomba estalló en el duelo tras una jugada en la que un jugador del Walter Ferreti parecía haber cometido una falta dentro del área contra Juan Carlos Narváez, la que no fue decretada por el árbitro René Guerrero ni el asistente Rolando Espinoza, quienes fueron agredidos verbalmente por algunos jugadores.

[/doap_box]

Una de las principales medidas fue la suspensión por tres fechas del uso del Estadio Cacique Diriangén, casa de los Caciques, que será cumplida en los tres primeros partidos del Torneo de Clausura que se deberían jugar ahí; además el equipo deberá pagar una multa de cinco mil córdobas, otra de 500 por conducta incorrecta del conjunto y el valor de los trofeos de campeón y subcampeón, que es de cinco mil 800, por la destrucción de los mismos por fanáticos diriambinos.

En particular, los jugadores sancionados son los siguientes: Juan Carlos Narváez, suspensión por 10 fechas y 450 córdobas de multa; Erick Téllez, Marcos Méndez, Quesler Rizo (los tres suspendidos seis fechas y 450 de multa); Ulises Pavón, Donald Parrales,Remmy Vanegas, Errol Dávila, Darwin Ramírez (tres fechas y 450 de multa) y Hebert Cabrera (tres fechas y 10 mil de multa).

Reynaldo Cruz, médico del equipo, fue suspendido por tres fechas y deberá pagar una multa de 450 córdobas, mientras que Rolando Méndez, director técnico, no podrá dirigir en cuatro fechas.

La Fenifut puso mano dura al árbitro René Guerrero, quien, al igual que su asistente Rogelio Espinoza, fue suspendido por tres meses.

Fenifut expresó por medio del comunicado que su comisión disciplinaria decidió aplicar estos castigos después del análisis de los informes arbitrales, del visor, del asesor de árbitros y el informe oficial de seguridad; además del estudio de diversos vídeos del duelo, realizado el 12 de diciembre.

Los fanáticos de Diriamba lanzaron piedras a vehículos en que se transportaban seguidores del Ferreti, se enfrentaron con la Policía y causaron fuertes disturbios en la ciudad, pero Fenifut dijo que no hubo agresión a ningún jugador.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: