14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

A pesar del robo en precios de combustibles, nicaragüenses compran más gasolinas y diésel

Por cada galón de diésel los nicaragüenses pagaban en mayo 4.46 dólares, frente a los 3.76 dólares que desembolsaban los salvadoreños, que es el mercado más parecido al local en cuanto a logística

En medio de los elevados precios, que han dejado una jugosa ganancia al régimen de Daniel Ortega en colusión con los distribuidores, el consumo de combustible en Nicaragua reportó un aumento de más del ocho por ciento en el primer trimestre de este año, según datos oficiales.

En los primeros tres meses de este año, el consumo de diésel, el carburante de mayor demanda en el mercado nacional, fue de 1.36 millones de barriles, superior a los 1.25 millones de barriles consumidos en igual periodo del año pasado, según datos del Banco Central de Nicaragua (BCN).

Es decir, los nicaragüenses demandaron más de 109 mil barriles adicionales en el periodo analizado. Eso equivale a un aumento de 8.72 por ciento, pese a que los consumidores están pagando el segundo diésel más caro de Centroamérica después de impuestos, según el reporte del Comité de Cooperación de Hidrocarburos de América Central (CCHAC) correspondiente a la semana del 19 al 25 de mayo de este año.

Según el informe regional, por cada galón de diésel los nicaragüenses pagaban en la semana de referencia 4.46 dólares, frente a los 3.76 dólares que desembolsaban los salvadoreños, que es el mercado más parecido al local en cuanto a logística, según han explicado especialistas en hidrocarburos.

Lea además: Ortega obliga a los nicaragüenses a comprar las gasolinas más caras de Centroamérica

La brecha entre el precio del diésel de Nicaragua se ensancha más si se compara con el de Panamá, que es el carburante más barato de Centroamérica. Los panameños pagan 1.19 dólares más barato este combustible y apenas 0.13 dólares separan el precio local del diésel más caro de la región, que lo ostenta Costa Rica.

Por su parte, el Banco Central de Nicaragua reportó que en los primeros tres meses de este año el consumo de gasolinas súper y regular aumentó 9.82 por ciento, equivalente a una demanda adicional absoluta de 77,900 barriles.

Los nicaragüenses en total compraron 871,300 barriles de gasolinas, más que los 793,400 comprados en igual periodo del año pasado.

Al respecto, el reporte regional recién actualizado refleja que Nicaragua tiene la segunda gasolina súper más cara de Centroamérica, siempre detrás de Costa Rica y muy lejos del precio más barato, que lo ostenta Panamá.

Cabe mencionar, que al igual que el diésel, la gasolina superior en Nicaragua se convierte en la más cara de Centroamérica si a la misma se le excluye el peso de los impuestos, que en el país es 0.86 dólar, el segundo más bajo de los países comparados, tal como lo muestra la gráfica siguiente del Comité de Cooperación de Hidrocarburos de América Central, del Sistema de Integración Económica Centroamericana.

Atrás no se queda la gasolina regular, que al excluir la carga impositiva se convierte en la más cara de Centroamérica. Según cifras regionales, Nicaragua es el único país que vende su gasolina regular, sin incluir impuestos, por encima de los cuatro dólares, lo que refleja el nivel de sobreprecio que ahoga a los consumidores.

Según un análisis realizado por un especialista en hidrocarburos, la decisión del régimen de Daniel Ortega de congelar los precios de los combustibles desde hace más de dos años, ha ocasionado que se cree un margen cercano a los 230 millones de dólares, que no han significado un alivio al bolsillo familiar, lo que también impacta otros costos de la cadena de producción y bienes.

Pese al robo de ese recurso, el régimen dice estar preocupado por el bienestar económico de las familias y por eso anunció que los precios de combustibles seguirán congelados. “Es preocupación constante de la Presidencia de la República el impacto que estos precios tienen en la Economía Familiar y de los sectores económicos del país, por tanto, nuestro Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional en lo sucesivo, continuará en seguimiento permanente del comportamiento de los precios internacionales y resto de variables que conforman el precio de los combustibles, y se tomarán las acciones y medidas correspondientes, que permitan mitigar el impacto del incremento de estos precios”, afirmó.

Lea también: Régimen de Ortega detrás de millonario robo a los consumidores de combustibles

Economía combustibles en Nicaragua

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí