14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Familiares lloran después que un grupo de pandilleros asesinaran a 12 personas en el barrio de Pétionville en la capital de Puerto Príncipe en Haití. El jefe de la agencia de la ONU para la infancia ofreció una evaluación nefasta al comparar la situación de Haití como muy caótica, como una escena de la película “Mad Max” en un mundo postapocalíptico violento y sin ley. Foto: Clarens Siffroy / AFP/ La Prensa.

Haití: un país sin ley

Es el país más pobre de Latinoamérica y el Caribe. Saqueado por el colonialismo europeo, hoy vive uno de los episodios más grandes de violencia y anarquismo en la región.

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Haití es parte de una isla y comparte frontera con República Dominicana. Es el país más empobrecido del hemisferio occidental. Con la llegada de los colonos españoles en 1496 llegaron también las enfermedades y epidemias que aniquilaron casi por completo a su población. Fueron sometidos a la esclavitud y al dominio colonial, padecieron la dictadura militar de François Duvalier y su hijo Jean-Claude Duvalier, y en enero de 2010 sufrieron un terremoto que destruyó casi por completo la isla.

En julio de 2021 su presidente Jovenel Moïse fue asesinado y asumió el poder el actual primer ministro Ariel Henry. Prometió elecciones y seguridad para los haitianos, pero empezó a perpetuarse en el poder poniendo en cuestión la legitimidad de su mandato que derivó en una crisis sociopolítica de terror y violencia.

Hoy por hoy la isla está dominada por las pandillas que hicieron una especie de pacto para obligar al primer ministro Ariel Henry a que renunciara mientras estaba en un viaje en Kenia para firmar un acuerdo para el envío de mil policías kenianos a Haití que ayudaran a restablecer el orden y la seguridad de la que su gobierno perdió el control.

Desde ese viaje de Henry a Kenia y su renuncia, la capital haitiana se ha visto sacudida por una oleada de ataques de las bandas que están bien coordinadas para combatir a las fuerzas del orden y las instituciones estatales, lo que ha obligado a decenas de personas a huir de sus hogares, las calles se han convertido en campos de batalla donde se encuentran cadáveres de personas asesinadas. Los golpes de Estado en Haití junto a los vacíos de poder, su inestabilidad política, la pobreza y el poder de dominio que tienen alrededor de 200 pandillas han sucumbido al país en la violencia extrema que según datos de Naciones Unidas ha desplazado a más de 314,000 personas.

Estas pandillas se han reagrupado en dos grupos predominantes que son la G-9, encabezada por Jimmy Chérizier, conocido como Barbecue, un expolicía que formó una alianza con los nueve grupos armados más poderosos de Haití. El segundo grupo es la G-Pep, liderada por Gabriel Jean Pierre.

Agentes de policía haitianos se despliegan en la capital de Puerto Príncipe, una de las principales ciudades que se ha visto afectada por la violencia y el caos. Muchos miembros han abandonado la Policía por temor a perder la vida. Foto: Clarens Siffroy / AFP/ La Prensa.
El primer ministro Ariel Henry que se vio obligado a renunciar mientras hacia un viaje a Kenia para firmar un acuerdo para el envío de mil policías kenianos a Haití. Las pandillas se agruparon en dos fuerzas y pactaron para sacar a Henry del poder y apoderarse del país. Foto: SIMON MAINA / AFP / La Prensa.
Un periodista recibe ayuda tras ser alcanzado por una granada de gas lacrimógeno disparada por la policía en Puerto Príncipe, tras los estallidos de la violencia generada por las pandillas que han dejado decenas de personas asesinadas, violadas y desplazadas en una anarquía total. Foto: Clarens Siffroy / AFP/ La Prensa.
Una pareja pasa junto al cuerpo de una víctima de la violencia en Puerto Príncipe. En medio de un estado de emergencia la capital vive en un toque de queda permanente, pero la violencia y los crímenes no se detienen. Foto: Clarens Siffroy / AFP/ La Prensa.
Motorizados cruzan en medio de una quema de neumáticos en la caótica ciudad de Puerto Príncipe. La inestabilidad política se viene acrecentando desde el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse, en julio de 2021. Foto: Clarens Siffroy / AFP/ La Prensa.
Un hombre quema llantas como protesta en la ciudad de Puerto Príncipe en Haití. Actualmente, en esta empobrecida isla hay solamente 1.3 policías por cada mil habitantes, mientras que el estándar internacional es de 2.2. Foto: Richard Pierrin / AFP/ La Prensa.
El cuerpo de un hombre, de un grupo de 12 personas asesinadas por pandilleros, yace en las calles en Pétionville, Puerto Príncipe. El actuar de las pandillas se ha extendido de las ciudades a las zonas rurales incrementando más la violencia en todo el país. Foto: Clarens Siffroy / AFP/ La Prensa.
Estas escenas se están convirtiendo en algo cotidiano en las calles de Puerto Príncipe debido al caos y la violencia creada por las pandillas que tienen el 80 por ciento del control del país. Foto: Clarens Siffroy / AFP/ La Prensa.
Transeúntes observan el cadáver de un hombre en las calles de Puerto Príncipe donde la violencia se ha adueñado de este país, cuya mitad de la población vive por debajo del umbral de la pobreza y la esperanza de vida es de apenas 64 años. Foto: Clarens Siffroy / AFP/ La Prensa.
Paramédicos recogen los cuerpos de personas asesinadas por los pandilleros en Puerto Príncipe. Esta ingobernable nación sufre mucho de hambre, violencia generalizada y desplazamientos. Foto: Clarens Siffroy / AFP/ La Prensa.
Un grupo de periodistas ayuda a una anciana que fue herida de un disparo en en pie en las calles de Puerto Príncipe, donde las pandillas controlan el 80 por ciento de la ciudad llegando hasta Pétionville, una de las zonas más acomodadas de la ciudad. Foto: Clarens Siffroy / AFP/ La Prensa.
Una fila de haitianos espera cruzar la frontera entre Quanamienthe en Haití y Dajabón en República Dominicana. Las colonias europeas de países como España, Francia, Alemania y los propios Estados Unidos han sido los principales países que dañaron severamente la economía de una nación que le tomó 122 años pagar su deuda por la independencia. Foto: Erickson Polanco / AFP/ La Prensa.

La Prensa Domingo Haití Nicaragua

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí