14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?
BBC News Mundo

AFP Sergio Villarreal, el Grande, (en la imagen tras su arresto en 2010) fue este lunes el primer testigo en declarar en el juicio contra García Luna.

Qué reveló el Grande, el expolicía y primer testigo en el juicio en EE.UU. contra el exsecretario de Seguridad de México Genaro García Luna

El Grande testificó ante el jurado que "con la ayuda del gobierno [mexicano], el cartel creció en términos de territorio".

Las declaraciones del juicio más esperado en México tras el que acabó hace tres años con la condena a cadena perpetua de Joaquín “el Chapo” Guzmán arrancaron este lunes en Nueva York.

Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad de México durante la presidencia de Felipe Calderón (2006-2012), enfrenta un proceso en Estados Unidos por cargos de narcotráfico y por conspirar con el mismo cartel de Sinaloa al que, oficialmente, trató de hacer desaparecer durante sus años en el cargo.

Este lunes, estas acusaciones salieron a florecer en la sala del tribunal de manera directa en boca del primer testigo en declarar por parte de la Fiscalía: Sergio Villarreal Barragán, alias el Grande.

El narcotraficante, que se unió al crimen organizado tras años como policía y que ahora cumple pena de prisión en EE.UU., aseguró que vio en varias ocasiones a García Luna para pagarle sobornos de parte del cartel de Sinaloa que podrían haber ascendido, en algunos meses, a hasta US$1,5 millones.

El exfuncionario rechaza todos los cargos que se le imputan.

Su abogado aseguró en el inicio del juicio que no existen “ni fotos, ni videos” ni ninguna otra prueba, sino que toda la evidencia se basa en los testimonios de criminales confesos que podrían estar buscando venganza de quien lideró la “guerra contra el narco” en México.

El fiscal, por su parte, reiteró en su alegato inicial que el exfuncionario era un miembro activo del cartel y no un mero colaborador, que aprovechó su poder para permitir el traslado de droga a EE.UU. y que aceptó de este grupo grandes cantidades de dinero.

¿Qué declaró el Grande?

El Grande testificó ante el jurado que “con la ayuda del gobierno [mexicano], el cartel creció en términos de territorio”.

Pero fue también muy específico sobre cómo, supuestamente, García Luna apoyó al grupo que entonces dirigía el Chapo. “Era de gran ayuda porque pudimos crecer y minimizar a nuestros rivales”.

El Grande durante el juicio de este lunes en Nueva York.
Reuters El Grande declaró este lunes en la corte de Nueva York con voz clara y pausada.

El testigo declaró que el encargado de los pagos a García Luna (a quien otros líderes del cartel se referían como el Compa o el Tartamudo) era Arturo Beltrán, socio del cartel de Sinaloa y posteriormente líder del cartel de los Beltrán Leyva.

El Grande dijo haber estado presente en una veintena de esas transacciones económicas que, según sus palabras, “crecieron conforme creció el cartel y sin ese apoyo hubiese sido prácticamente imposible“.

El narcotraficante dijo que cuando comenzó a trabajar para el clan de los Leyva en 2001 -García Luna era entonces director de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI)- el funcionario ya estaba en la nómina del cartel y se le siguió pagando hasta la muerte de Arturo Beltrán Leyva ocho años después.

Según sus palabras, los pagos a García Luna entre los años 2001 y 2004 ascendían a entre US$1 y 1,5 millones mensuales por su apoyo.

A cambio, supuestamente la AFI se aseguraba de que tenían ruta libre para que el cartel transportara sus cargamentos.

Los delincuentes recibieron camionetas, uniformes y credenciales que los identificaban como agentes de la AFI y que les permitían camuflarse y portar armas, siempre de acuerdo al testimonio del Grande.

Ilustración de Garcia Luna en el juicio de este lunes.
Reuters García Luna (en el centro de la imagen) presenció en la sala la declaración del primero de los testigos llamados en su juicio.

El Grande apuntó también que, durante los años siguientes, el acusado les proporcionaba información sobre operativos de seguridad, investigaciones en contra de miembros del cartel y datos que les pudieran ser útiles para atacar a grupos enemigos.

Asimismo, según su testimonio, García Luna facilitaba el nombramiento y el cese de agentes en cualquier parte de México a petición de los narcotraficantes.

“Nos ayudaba a deshacernos de comandantes y jefes de la policía en cada plaza”, afirmó.

¿Quién es el Grande?

Villarreal Barragán fue detenido en 2010 y extraditado dos años después a EE.UU. -cuando García Luna aún era secretario de Seguridad-, donde se declaró culpable de narcotráfico y donde cumple una condena rebajada.

El testigo, quien recibe este apodo debido a sus dos metros de altura, hizo durante su declaración de este lunes un repaso a su trayectoria en el crimen organizado.

Trabajó como policía, pero acabó coludido con el cartel de Juárez y trabajó a las órdenes de Amado Carrillo Fuentes, el Señor de los Cielos.

El Grande tras su arresto en 2010.
AFP El Grande fue detenido en 2010 y extraditado dos años después a EE.UU.

Distintos conflictos le hicieron acercarse después a Arturo Beltrán Leyva, quien “en ese momento era socio del Chapo e Ismael ‘el Mayo’ Zambada” del cartel de Sinaloa.

Después de que se enemistaran con el Chapo, el Grande siguió trabajando para los hermanos Beltrán Leyva como uno de los hombres fuertes de su cartel.

Durante esos años, su papel fue el de armar las rutas de tráfico de drogas hacia el norte de México, diseñar los operativos para atacar a los enemigos y acercarse a funcionarios para entregar sobornos, según declaró este lunes.

El Grande durante el juicio de este lunes en Nueva York.
Reuters El Grande utilizó un mapa de México para explicar al jurado cómo fue aumentando el territorio controlado por el cartel de Sinaloa.

La declaración del Grande, que continuará este martes, es la primera de los testigos que pasarán por el estrado de la Corte de Brooklyn entre quienes se encuentran narcotraficantes, antiguos socios del cartel y expolíticos.

En el juicio, que se espera se alargue hasta ocho semanas, se acusa a García Luna de tres cargos por conspiración de narcotráfico, uno por pertenencia a organización criminal y otro por realizar declaraciones falsas a las autoridades de EE.UU.

García Luna, quien es el exfuncionario mexicano de más alto rango en ser juzgado en EE.UU., podría recibir una pena de entre 10 años y cadena perpetua.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

BBC News Mundo
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: