Lo Bueno y lo Malo de “Black Panther: Wakanda Forever”

A una semana de su estreno, es el momento perfecto para analizar lo bueno, lo malo, lo feo y lo maravilloso de la secuela de Black Panther.

Han pasado ya tres años desde la muerte de Chadwick Boseman y a pesar de tener en su currículum varios trabajos actorales dignos de galardones, su personaje en el MCU es y será el rol con el que más recordaremos su legado.

La secuela de Black Panther generaba mucha expectativa porque el repentino fallecimiento de Boseman dejaba en el aire a una franquicia que apenas estaba comenzando y cuyo universo y personajes, son cruciales para el universo cinematográfico de Marvel.

Luego de especulaciones, teorías y un primer trailer, que puede ser de los mejores que le hemos visto al estudio, “Black Panther: Wakanda Forever” llegó a las salas de cine; y aprovechando que lleva ya una semana en cartelera, hoy he decidido hablar sobre lo que me pareció bueno y malo de la película.

Lo bueno

1- La Música

Al igual que su predecesora, la música en Black Panther: Wakanda Forever, a cargo de Ludwig Göransson, es nuevamente uno de los puntos más fuertes y sólidos de la película. Cada pista goza no solo de un arreglo precioso, sino de una intención narrativa que acompaña de buena manera los distintos momentos del film.

Canciones como “Con La Brisa” o “Lift Me Up”, de Rihanna, son la cereza del pastel de un trabajo musical espléndido, digno del universo wakandiano.

2- La Fotografía

Black Panther: Wakanda Forever, al contrario de Black Panther, no hizo muchos cambios en relación al apartado visual que nos mostró en su primer trailer.

Las imágenes que construyeron Coogler y Autumn Durald son impecables, destacando una vez más no solo el color y la luz de Wakanda, sino también la tranquilidad, el misterio y la maravilla del reino submarino Talocan, de una manera muy contemplativa.

3- El Elenco

A pesar de no tener a Chadwick Boseman, Michael B. Jordan o Daniel Kaluuya, el elenco de Black Panther: Wakanda Forever brilla sin ningún tipo de problema. 

Ténoch Huerta se roba el show cada que aparece en pantalla, pero Laetitia Wright y Angela Bassett se apoderan de la escena cuando se les da la oportunidad. A esto le sumamos el sólido trabajo de Danai Gurira y Lupita Nyong’o. El universo de Wakanda está en muy buenas manos.

Lo malo

1- La Historia

Si bien la película se encarga de construir unos cimientos fuertes para su trama, Ryan Coogler no termina de construir algo monumental encima de ellos. La cinta pierde rumbo, poder y solidez a medida que avanza el metraje, en especial su última parte, en donde el conflicto principal del guion carece de esencia y tiene una solución poco desarrollada y de cierta manera, decepcionante.

2- El Ritmo

Black Panther: Wakanda Forever dura más de 2 horas y media; tiempo que se mira afectado por el ritmo que tiene la película. A pesar de estar bien dirigida, el tono contemplativo y melancólico de la cinta llega a perjudicar los eventos finales de su trama.

La primera parte goza de varias secuencias de acción y momentos interesantes que hacen un contraste con la introspección de sus personajes. No así la última parte, en donde, por este mismo motivo, se siente que la cinta acelera su ritmo, sacrificando un buen desarrollo de su guión.

3- La Protagonista

Reemplazar a alguien como Chadwick Boseman en su rol más icónico no es una tarea fácil, lo sé. Sin embargo, el camino de Shuri para convertirse en la nueva protectora de wakanda no solo es confuso y contradictorio, sino excesivamente cruel y cambiante. 

De cierta manera, la película no sabe transformar un personaje que escribieron para un rol secundario para transicionarlo a un rol protagónico, teniendo que sucumbir a cambios radicales muy poco justificados y sin argumentos sólidos.

Lo feo

1- La escena post-crédito.

No voy a elaborar mucho, solo hay que verla para saberlo. No por la escena como tal, sino por lo que significa esa escena para el camino de su protagonista.

Lo maravilloso

No es sorpresa para nadie que la película iba a encontrar la manera de homenajear a Chadwick Boseman. Sin embargo, la manera en que lo hacen te toca el corazón de una forma indescriptible y es algo mucho mejor de lo que podrías esperar.

Después de todo, lo mejor de Black Panther es y será siempre su rey, Chadwick Boseman.

Vida sebastián verde archivo
×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí