14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Ridgeciano Haps (izquierdo) jugó la Serie A la pasada temporada. LA PRENSA/ CORTESÍA

La evolución europea de Surinam, el primer adversario de la Azul y Blanco

De las ligas de Italia, Inglaterra, Países Bajos, Grecia, Emiratos Árabes, España, Israel, Suecia, Eslovaquia, Chipre y MLS provienen los futbolistas surinamés, quienes militan en equipos de primera y segunda división

Tres años después la Azul y Blanco y Surinam estarán cara a cara nuevamente. En ese  corto tiempo la selección caribeña ha sufrido una transformación profunda, pasando de tener una base de seleccionados de su liga local a una conformada por jugadores nacidos y formados en Europa. De ese grupo que le ganó 6-0 en Paramaribo y 1-2 en Managua a Nicaragua en la Liga de Naciones, Ivenzo Comvalius es uno de los dos futbolistas que repiten en la actual nómina para el amistoso de este jueves (12:00 p.m.) en Almere, Países Bajos. 

A diferencia de aquellos duelos de la Liga de Naciones de 2019, Comvalius, quien anotó un gol en cada uno de los partidos, volverá a ser titular porque Surinam presenta siete bajas por lesión o renuncia de jugadores a última hora. De todas formas su plantel será sólido porque la mayoría la alineación la conforman jugadores nacidos en diferentes partes de Europa, especialmente en Países Bajos, que militan en conjuntos de primera y segunda división. De los 25 convocados inicialmente por el técnico neerlandés Aron Winter solo dos pertenecen a la liga surinamés y uno de ellos es Jeamy Naana, quien es el otro futbolista que estuvo en la lista de hace tres años, aunque no jugó ante Nicaragua. Ahora son cinco de la liga, pero ninguna será titular. 

Sheraldo Becker (izquierda), la actual figura de Surinam. LA PRENSA/ AFP

De las ligas de Italia, Inglaterra, Países Bajos, Grecia, Emiratos Árabes, España, Israel, Suecia, Eslovaquia, Chipre y MLS provienen los futbolistas surinamés, quienes militan en equipos de primera y segunda división. Los referentes de esta generación son los volantes Tjaronn Chery del Maccabi Haifa de Israel, Sheraldo Becker del Unión Berlín, actual líder de la Bundesliga, y Myenty Abena del Slovan Bratislava de Eslovaquia. La buena noticia para la Azul y Blanco es que los tres son bajas por “lesión” de última hora, al igual que Jeredy Hilterman del Almere de la segunda división de Países Bajos.

Con su principal estrella ausente, junto a los otros tres de jugadores de mayor jerarquía, el referente es el experimentado mediocampista Diego Biseswar, de 34 años, quien juega con el PAOK de la primera división de Grecia, donde está catalogado como de los mejores mediocampistas de la liga.  El otro futbolista importante es Ridgeciano Haps, lateral izquierdo del Venezia de la Serie B italiana. Haps llamó la atención la pasada temporada en la Serie A disputando 25 partidos y marcando un gol. Ahora suma cinco desafíos jugados en la segunda italiana.

Byron Bonilla, Jaime Moreno, Jonathan Mocada y Henry García son los únicos integrantes de la Azul y Blanco que repiten del plantel del 2019, pero ninguno ha podido alcanzar los niveles de los surinamés, más allá que Bonilla se mantenga en el Cartaginés de Costa Rica y Jaime Moreno acaba de llegar al Sol de América de la primera división de Paraguay. 

Deportes Azul y Blanco Selección Nicaragüense de Futbol
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: