14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Albert Pujols, el mejor latino de la historia, acelera en su recta final

Después de varios meses hundido en uno de los más terribles bajones de su carrera, el dominicano ha levantado su voltaje y está haciendo daño con su bate

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

El aprecio seguía, pero el encanto se había perdido. Sumido en la peor etapa de su carrera, Albert Pujols parecía más un anciano adolorido, que un veterano legendario dándole los toques finales a una magistral trayectoria que lo llevará al Salón de la Fama. Incluso en San Luis, donde el afecto por sus figuras siempre es enorme, Pujols parecía fuera de contexto.

Había pasado de un alentador promedio de .267 en sus primeros diez partidos en abril, a un bajón de .188 con dos jonrones en mayo. Y luego cayo más, a .158, sin cuadrangulares en junio. A su pérdida de voltaje, había que sumarle que sus problemas de fascitis plantar, se habían agudizado y casi cojeaba mientras corría. Una temporada particularmente áspera.

No obstante, fue invitado al Juego de Estrellas como una señal de respeto por la MLB y se le añadió a la lista de competidores en el Jonrón Derby. No lo hizo nada mal. Batalló hasta las últimas rondas y su motivación quedó al máximo, tanto que terminó el mes de julio con .320 y tres jonrones, mientras parecía recapturar algo de la fortaleza que le caracterizó.

Pujols batea .381 en agosto y acumula un average de .417, con cinco toletazos y 15 carreras empujadas después del Juego de Estrellas. Y la meta de llegar a los 700 jonrones, que ya se había vuelto imposible, ha reaparecido como una probabilidad mientras llega a 690 en una recuperación llamativa, mientras aumenta su productividad para beneficio de San Luis.

¿Llegará a 700? Aunque sigue siendo una meta muy atractiva y quedaría en un exclusivo club junto a Barry Bonds (762), Hank Aaron (755) y Babe Ruth (714), no es fácil. Pujols ha conectado 11 tablazos en 68 juegos este año. A los Cardenales les quedan 45 partidos para el final de la temporada y el dominicano no juega todos los días. Así que será muy difícil.

Desde luego, tampoco sería un drama que no lo consiga. De hecho, no lo necesita. A estas alturas su carrera tiene suficiente brillo como para persistir a pesar del tiempo. Ya cuando tu nombre es mencionado junto a la realeza del beisbol (Ruth, Aaron, Bonds, Mays) no hay nada más que añadir. Su meta inmediata son los 696 tablazos de Alex Rodríguez.

Los dolores persisten y el tiempo no pasa en vano, pero es claro que Pujols está dándole el último impulso a una carrera que además lo distinguirá como el mejor pelotero nacido en Latinoamérica, de donde han salido algunos muy buenos como Roberto Clemente, Miguel Cabrera o Pedro Martínez, pero delante de Pujols, solo están los Ruth, Aaron y Bonds.

En San Luis es utilizado como emergente o inicia ocasionalmente contra zurdos, a quienes les bate para .354 con seis jonrones. “Está haciendo justo lo que esperábamos de él”, dijo el mentor de los Cardenales, Oliver Mármol. Y cuando le preguntaron que si regresaría en 2023 después del éxito que tiene ahora, Pujols dijo: “no es algo en lo que he pensado. Este es mi último año”.

Deportes Albert Pujols Cardenales de San Luis exclusivo premium archivo
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: