14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Estelí pierde la única sala de cine en el norte, propiedad de Ramiro Ortiz. También cierra una en Las Brisas, Managua

En el sitio de Facebook de Siglo Nuevo, donde tienen 134,190 seguidores, los clientes afectados por el anuncio lamentaron la clausura de ambas sedes.

Estelí perdió esta semana la única sala de cine que operaba en esa ciudad. Cines Siglo Nuevo anunciaron ayer el cierre definitivo de sus operaciones en Estelí, así como su sede en Managua, situada en Multicentro Las Brisas, ubicada sobre la ruta que conduce a Ciudad Sandino, por la zona de la Cuesta del Plomo.

Ambas salas de cine son propiedad del empresario nicaragüense Ramiro Ortiz, quien a su vez preside el Grupo Promérica, que gestiona la red de bancos Banpro, la más grande de Nicaragua.

No está claro el porqué del cierre de estas salas de cine, que forman parte del segundo conglomerado de cines más grande de Nicaragua. La gerencia colgó en Facebook un breve comunicado anunciando el cese de operaciones en ambas sedes y pidió a los clientes que habían comprado boletos para el estreno de una película que pronto iba a estrenarse, que se acercaran a retirar su dinero.

El cierre de la sala de cines en Estelí, que se había convertido en un símbolo de avance en el desarrollo en ese departamento, impulsado por la producción tabacalera, afecta a los departamentos aledaños, cuyos ciudadanos viajaban desde el interior para ver estrenos. En el norte, estas salas eran las más modernas y únicas en Nicaragua.

LA PRENSA intentó comunicarse a los números disponibles en el sitio web del cine para conocer las causas del cierre, pero los mismos aparecen ya fuera de servicio.

La cadena de cines Siglo Nuevo nació en León (ciudad natal de Ortiz) en 2000, cuando la industria de la recreación y el ocio empezó a echar raíces en Nicaragua. Según un artículo publicado por el cerrado periódico El Nuevo Diario, para ese año comenzaron con tres salas de cine en la Ciudad Universitaria en la plaza Siglo Nuevo.

En su momento, Ramiro Ortiz dijo sobre esos cines: “Yo quiero que en las ciudades hayan espacios de entretenimiento donde se disfrute en familia; hoy representantes de Nuevo Siglo vienen a compartir ese modelo de calidad y entrega a las futuras generaciones para que lo empoderen en su vida, empiecen a soñar y a generar nuevas ideas, con el fin de que el niño marque un liderazgo en sus comunidades”.

Y es que además de las salas de cines, Nuevo Siglo también tenía un programa conocido como Programa Nacional de Cultura Leer es Vivir, mediante el cual premiaban la excelencia académica. Por esa razón esta empresa recibió un reconocimiento por parte de la Universidad Americana (UAM) en agosto del 2016.

Tras su nacimiento en León, la empresa había expandido su presencia al interior del país, específicamente en Chinandega (2013), Estelí (2014) y Managua (2016), estos dos últimos clausurados. El gerente general José Carlos Martínez, en la misma nota de El Nuevo Diario, dijo que hasta 2016 esta empresa era la segunda más grande del sector, al manejar en su totalidad 12 salas.

En Estelí habían dos salas de cine de Siglo Nuevo, con una capacidad de 248 asientos. Contaban con una sala digital 3D y otra con tecnología de proyecto de 35 milímetros.

En Managua, habían cuatro salas de cine en el Multicentro Las Brisas. “Con estas últimas salas se invirtió alrededor de un millón de dólares para cumplir con todas las necesidades y comodidades que el cliente se merece”, dijo en 2016 Martínez.

En el sitio de Facebook de Siglo Nuevo, donde tienen 134,190 seguidores, los clientes afectados por el anuncio lamentaron la clausura de ambas sedes.

“Es una completa lástima que eso haya pasado con cine Siglo Nuevo, tanto de Las Brisas como las demás sucursales. En el caso de las salas de Managua, para mí eran las mejores. No tenías que batallar por tener que escoger un asiento, tenías la opción de sentarte en dónde deseas (para mí eso era lo mejor) los precios eran muy buenos y la comida era buena. Sobre todo la atención que tenían era excelente. Lástima que se retiran”, dijo uno de los clientes.

“Nooooooo!!!! Qué desgracia!!! Nos dejan sin cine a los que vivimos en los lados de abajo… Buenas salas, buenos precios… Qué pasó?!”, preguntó otro.

“Cuidadito se les ocurre dejarnos sin cine en León!!!”, advirtió otro de los clientes.

“Qué lástima, de Somoto íbamos a Estelí, ahora tocará ir a Managua😢“, lamentó otro cliente.

No está claro el motivo del cierre, pero esto ocurre en momentos en que Nicaragua sufre un rápido deterioro de su clima de inversión, además de la asfixia fiscal que están experimentando los empresarios ante la decisión del régimen de Daniel Ortega de hacer frente a tres años de recesión económica aumentando la carga impositiva a las empresas.

Además, el anuncio se conoció el mismo día en que el régimen confiscó una red de 38 empresas de empeños Prisa, cuyo propietario, el empresario Mario Hurtado, dijo que la toma de su empresa se dio de manera relámpago y sin saberse cuál es el motivo del despojo.

Economía cine Ramiro Ortiz Mayorga archivo
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: