14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Régimen se toma 38 casas de empeño de la empresa Prisa y deja en el limbo a 20 mil clientes

LA PRENSA conversó con su propietario, Mario Hurtado, quien asegura que de su residencia se llevaron computadoras y todo el oro de las casas de empeño

El propietario de la empresa Prisa, que maneja una red de 38 casas de empeño, Mario Hurtado, confirmó a LA PRENSA que su negocio fue tomado este lunes por completo por agentes policiales, sin ninguna explicación, porque no tiene ningún juicio abierto. Extraoficialmente solo supo que el Gobierno lo estaba investigando por supuesto lavado de dinero.

El empresario, quien tiene dos años de residir en México, dijo que el operativo policial, que parecía “bien planificado”, se ejecutó en todas las sucursales que tiene en el país a eso de las 8:00 de la mañana, cuando los agentes, incluidos antimotines, llegaron sin ninguna explicación y tomaron el control de los locales.

“Nosotros no teníamos ni idea de lo que estaba pasando. Recientemente me llamó un cliente para decirme que había leído en un chat orteguista que se me acusa de lavado de dinero, lo cual es absolutamente falso”, afirmó.

Al ingresar a los locales, las fuerzas policiales, además de llevarse el oro, la plata y otras pertenencias del negocio, también cambiaron las contraseñas de toda la red de comunicación de las 38 sucursales. “Se llevaron el oro, la plata y los artículos que no son míos, son de más de 20 mil clientes que han confiado en nosotros y han llegado a empeñar. Eso no es mío, eso es de los clientes. Espero que se aclare y que todo vuelva a la normalidad en un futuro próximo, sobre todo pensando en los más de 20 mil clientes en las 38 sucursales que tenemos”, dijo.

Cuando se dio el operativo, Hurtado dijo que recibió una llamada de su gerente, quien le informó que había un operativo con antimotines y de las sucursales empezaron a informar la misma situación. Inmediatamente, los efectivos policiales arrebataron el celular y no volvió a comunicarse con el gerente, ni con el abogado y trabajadores, “porque creo que a la mayoría les quitaron los celulares”.

En paralelo al allanamiento de los 38 locales, la casa de Hurtado también fue invadida por agentes policiales. A los trabajadores también les arrebataron los celulares. “Me llamó una vecina y me dijo, ‘tu casa está rodeada de antimotines, hay un montón de antimotines’. Llamé a los empleados y ninguno tiene ya su celular. No he sido notificado de nada, no tengo ni idea de lo que está sucediendo y tampoco he cometido ningún delito, ni siquiera estoy en un grupo de chat de grupos opositores a Ortega, no me meto en nada, absolutamente en nada. Solo estoy preocupado por mi salud, por curarme, ya tengo 69 años, no me meto en nada”, afirmó.

La empresa realizaba cada cuatro mes exportaciones de oro a Estados Unidos, especialmente de aquel que los clientes no pueden recuperar. Este metal “se corta en pedacitos” y se envía al mercado estadounidense, esto se conoce como scrap.

Hurtado estima que la cartera de su empresa es de 1.4 millones de dòlares. La empresa es una inversión de tres millones de dólares y tras la toma están en juego 160 empleos.

“No hay ninguna razón para que me confisquen, a como te dije desde el 2014 desde que salí de la cárcel, no me he metido en política para nada y en la cárcel menos. Y no creo que ningún empleado mío esté metido en algo, porque hemos sido muy cuidadosos con los empleados”, dijo.

Recordó que el gobierno de Ortega ya lo había encarcelado en el 2014 acusado y condenado por usura. “No cometí ninguna usara, pero me condenaron a dos años de cárcel, tuve seis meses presos, gracias a Dios y a amigos que fueron a interceder por mí, me sacaron y desde entonces, el 1 de agosto del 2014 no me meto en política absolutamente para nada, no doy dinero, ni financio ni apoyo, me retiré absolutamente de todo de la política. Incluso dejé de escribir en LA PRENSA, por todos lados dejé de escribir ni tampoco es cierto que yo haya lavado dinero”, afirmó.

“Este señor orteguista dice que por fin me agarraron, porque estaba lavando dinero, absolutamente falso. Todas las exportaciones de oro y plata que han salido de Nicaragua regresa el dinero en efectivo al país, con excepción de los intereses que se le paga a un inversionista norteamericano, que por cierto es el mayor inversionista en la empresa y todos los meses se le pagan los intereses”, enfatizó.

Indicó que el único dinero que la empresa deja en el exterior es el que se le paga al inversionista estadounidense, además del dinero que se deja de su inversión personal para atenderse una enfermedad que se está tratando en México, de cuya nación es ciudadano.

Hurtado dice que confía que ahora que se haga la revisión financiera y de operaciones de la empresa “se van a dar cuenta de que eso es falso (lo del lavado de dinero). Espero que haya una investigación objetiva, espero que mi abogado y mi gerente, que tengo allá en Prisa, les pueda dar toda la información”.

Economía
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: