14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

La polémica del juego. Raúl Navarro llega al plato y Luis Bernardo parece tocarlo. La repetición, sin ser clara, revirtió el out cantado por el umpire.

El Tren del Norte gana gracias a una controversial decisión arbitral; León con brutal remontada a los Gigantes

 El mánager del Tren, Aníbal Vega, solicitó la repetición buscando “suerte” y le tocó otra vez el gordo, los árbitros de la repetición decretaron que el receptor Luis Bernardo no había tocado al corredor

Y es que la sombra de la polémica siempre persigue al Tren del Norte. En esta ocasión la controversial jugada ocurrió en el primer episodio, momento en el cual nadie pensó que sería de mucha importancia, hasta que el partido se extendió a extra inning (2-2), lo que pudo haberse evitado. No obstante, los norteños doblegaron el relevo de los Tigres 11-2, ganando Olbis Parra en relevo de 3.1 inning y se colocaron en la segunda posición, mientras León se niega a morir, y a pesar de un 0-5 en dos episodios le quitaron el partido 7-6 a los Gigante de Rivas.

Tras una base por bolas a Raúl Navarro, Willy García conectó un imparable al jardín derecho, Navarro había sacado mucha ventaja y no solo decidió marcharse a la tercera, sino cuando miró la dejadez del recorte de los chinandeganos se lanzó hacia el plato. Llegó el tiro, un poco desviado, pero parecía ser suficiente para que se decretara el out, al menos así lo vio el umpire, quien estaba a menos de un metro del perímetro de los acontecimientos.

 El mánager del Tren, Aníbal Vega, solicitó la repetición buscando “suerte” y le tocó otra vez el gordo, los árbitros de la repetición decretaron que el receptor Luis Bernardo no había tocado al corredor, pero ¿Dónde estaba el problema? La cuestión fue que en ninguna de las cinco tomas de la repetición se ve con claridad que Bernardo no toca a Navarro, sino que en la tercera toma mostrada en la transmisión se refleja cómo el receptor roza la “guanteleta” en la bolsa del pantalón del corredor. En las tomas siguientes la imagen se pierde entre el guante del receptor y el glúteo del corredor y no se encuentra claridad para tomar una decisión. El reglamento de la repetición estipula que de no haber claridad en la imagen se debe sostener el fallo del árbitro del campo, lo cual se pasó por alto y el Tren anotó su primera carrera, la que le dio vida para el extrainning y fulminar a los Tigres.

Lo de León fue impresionante debido a que se levantaron de un 0-5 en tan solo dos entradas. Cuando estás al borde de la eliminación y empezás el juego perdiendo así lo más sencillo es tirar la toalla del ánimo y motivación. Eso no ocurrió. León hizo cuatro carreras en el sexto y una más en el séptimo para igualar el duelo 5-5 y paró su producción gracias a una jugada monumental de Iván Marín, quien corriendo de espalda le quitó un imparable a Emanuel Meza con hombres en las esquinas. En el octavo un imparable de Leonardo Ortiz sobre Osman Gutiérrez giró la pizarra, Rivas descontó una en el cierre, pero fue insuficiente. Ganó Manuel Corpas y salvó Junior Téllez.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: