14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Lo que necesita saber sobre el inminente paro laboral en el beisbol de Grandes Ligas

El actual Convenio Colectivo de Trabajo (CBA) llega a su fin este miércoles a las 11:59 de la noche, tiempo del Este de los Estados Unidos (10:59 hora nica). Así que a partir de ahí, el paro podría ser inevitable.

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Después de un fantástica temporada en la cual se pudo jugar un calendario completo a pesar de la pandemia, con jugadores alcanzando niveles impresionante en su desempeño, estadio llenos de fanáticos y ganancias cuantiosas, lo que menos conviene al beisbol es una pausa forzada por una pelea por dinero.

Sin embargo, eso está a punto de ocurrir si no hay un acuerdo. Los propietarios de equipos han cerrado filas y están dispuestos a frenar todas sus operaciones a fin de acelerar el proceso de una nueva firma, mientras los jugadores mantienen sus posiciones firmes, con el fin de alcanzar un pacto más justo desde su perspectiva.

Aunque al final del día se trata de una pelea por dinero y las actividades que conllevan a jugar en el terreno se verían paralizadas, esta no es una huelga, sino un paro laboral. Una huelga es realizada por los jugadores, quienes se niegan a jugar. Un paro laboral es decidido por los dueños, quienes se niegan a permitir que se juege.

Al haber un paro laboral se detienen las contrataciones de jugadores (de ahí que hayamos visto un frenesí en estos días con las firmas), a los jugadores se les prohíbe utilizar las instalaciones de los equipos, se cancelan las reuniones invernales y se pospone el draft de la Regla 5 para los jugadores atascados en las Menores.

Si el paro se extiende, también se podría cancelar el período determinado para alcanzar acuerdos a través de arbitrajes. Y si no hay arreglo de aquí a enero, es probable que se cancelen los entrenamientos primaverales y se corre el peligro de que la temporada regular también se vea afectada en su etapa inicial o incluso más allá.

El punto es que los dueños no quieren hacer nada si no existe un nuevo convenio colectivo firmado. Y esta posición no solo busca acelerar el proceso para alcanzar un nuevo acuerdo, sino también es una maniobra de los propietarios para forzar a los peloteros a aceptar todo el paquete de propuestas que ellos desean implementar.

Los dueños pretenden que se aprueba el uso del bateador designado de forma universal, es decir, en ambas ligas. Que la agencia libre comience a partir de los 29.5 años, desaparecer el arbitraje salarial y crear un fondo de mil millones de dólares del cual cada jugador obtendría una cantidad con base en fórmulas a definirse.

El sindicato desea que se aumente el salario mínimo para los jugadores que no ha tenido mejoría en los pasados tres años, acelerar el proceso de arbitraje, es decir, que sea antes de los tres años de servicio, cambiar la fórmula a través de la cual se calcula el tiempo de servicio para impedir que se manipule en perjuicio de jugadores jóvenes.

Una temporada está establecida para 187 días y un año de servicio son 172 días, pero hay casos en los que los equipos retardan el ascenso de jugadores a las Grandes Ligas aunque ya estén listos, con el propósito de ganar un año más de control sobre ellos y prolongar el momento de la agencia libre, que es cuando los jugadore consiguen la plata.

Un jugador con al menos tres años de servicio y menos de seis, es elegible para arbitraje si no ha firmado una extensión contractual temprana. Y luego de seis años de servicio, es agente libre. Todo ese proceso se retrasa si un jugador que está listo para comenzar la liga, es enviado a las Menores y subido a media campaña.

De modo que vamos a ver qué pasa, pero la posibilidad de un paro laboral es inminente, aunque las negociaciones se están dando en estos momentos entre dueños y representantes de los jugadores y se espera se logre un acuerdo para que el beisbol continúe donde debe estar, que es en el terreno de juego.

El actual Convenio Colectivo de Trabajo (CBA) llega a su fin este miércoles a las 11:59 de la noche, tiempo del Este de los Estados Unidos (10:59 hora nica). Así que a partir de ahí, el paro laboral podría volverse inevitable. Ojalá que no.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: