14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Manuel Washington, de Uruguay; Luz Elena Baños, de México y Carlos Alberto Raimundi, de Argentina. Todos representantes ante la OEA.

Así fueron las intervenciones en la sesión de la OEA donde no hubo votos en contra de la Resolución sobre Nicaragua

"Qué injerencia estamos haciendo nosotros, si lo único que estamos haciendo es el plano internacional es pedirnos razonar, hacer lo que no hace la dictadura; la dictadura mata", dijo el embajador Uruguay.

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó este miércoles 20 de octubre una Resolución sobre «La situación de Nicaragua», con 26 países a favor, ninguno en contra y siete abstenciones.

Lea además: La OEA podría desconocer los resultados de las votaciones en Nicaragua

Particularmente México, Argentina y Honduras eran países que en otro momento emitían un voto en contra de las resoluciones de condena a la represión de Ortega, pero ahora han cambiado a un voto de abstención.

El Gobierno de México, liderado por Manuel López Obrador, y el de Argentina, por Alberto Fernández, son países que se ubican en una línea ideológica de izquierda, como el de Ortega en Nicaragua. Sin embargo, este año han expresado una posición crítica por la detención de aspirantes presidenciales en pleno año electoral en Nicaragua.

Sin embargo, ambos gobiernos llamaron a consulta a sus embajadores en Nicaragua, y el régimen en reciprocidad trasladó a Managua a sus embajadores.

El caso de Bolivia también es notorio, ya que su representación que ha venido votando contra las resoluciones de la OEA sobre Nicaragua, siendo un país de afinidad política con el régimen de Ortega y ambos son miembros de la iniciativa Alba TCP, esta vez también se anexó al bloque de las abstenciones.

Otros países que se habían caracterizado por la abstención en el caso de Nicaragua eran los estados caribeños, en esta ocasión solo Barbados y las Islas San Vicente y las Granadinas persistieron en no emitir voto. En sesiones anteriores Surinam, Dominica, Trinidad y Tobago, Granada, San Cristóbal y Nieves, se abstenían o en ocasiones algunos de ellos habían votado en contra, sin embargo este miércoles dieron su voto a favor.

«La Resolución se aprobó con 26 votos, la misma cantidad de votos de junio, hubo algunas abstenciones, pero esta vez ningún país votó en contra, esto simboliza cómo los países de la región tienen muy clara la situación de Nicaragua y cómo (Daniel) Ortega no tiene apoyo en la región para sus abusos», señaló Eddy Acevedo, jefe de Staff y asesor senior del Woodrow Wilson Center.

Severa crítica de Uruguay

El embajador de Uruguay ante la OEA, Manuel Juan Washington Abdala, en su intervención ante la sesión del Consejo, hizo una fuerte crítica, no solo al régimen de Ortega en Nicaragua, sino también a quienes se abstuvieron de aprobar la Resolución sobre Nicaragua.

«Qué injerencia estamos haciendo nosotros, si lo único que estamos haciendo en el plano internacional es pedirnos razonar, hablar, hacer lo que no hace la dictadura; la dictadura mata, asesina, priva de libertad, no deja que candidaturas funcionen libremente», dijo el embajador uruguayo.

Lea también: OEA aprueba, con 26 votos a favor, una resolución que demanda al régimen de Ortega una solución inmediata a la crisis

Washington Abdala manifestó que a menos que la posición de abstenerse de votar sea por un asunto ideológico, no puede entender a estos países, en clara alusión a Argentina, Bolivia, México, Guatemala, Honduras, Barbados y San Vicente y las Granadinas, que fueron los que se abstuvieron.

«Sería tristemente penoso que fuera una lectura ideológica la que estuviera pasando aquí en esta sesión y creo que ese no es el camino», dijo Washington Abdala.

El embajador de Uruguay afirmó que es la obligación de los Estados Miembros de la OEA defender la democracia y reconoció que «es poco» lo que pueden hacer.

«Es apenas en un ámbito de la comunidad internacional, levantar una voz, señalarlo al señor Ortega y decirle: ‘Mire señor, sabemos claramente que usted es un dictador, sabemos que va rumbo a elecciones que están viciadas, sabemos que no está ofreciendo las garantías electorales que se requieren para que haya una prístina claridad en cuanto a las mismas'», agregó.

El embajador uruguayo destacó el caso del escritor nicaragüense Sergio Ramírez, quien está en el exilio porque Daniel Ortega lo persigue por ser crítico al régimen.

En ese sentido, Washington Abdala se preguntó que si esos países que se abstienen no han visto las denuncias de Ramírez.

«¿Perdió toda credibilidad Sergio Ramírez? Me pregunto, cuando era una autoridad del Frente Sandinista de Liberación Nacional tenía una postura y ahora ido evolucionando y cambiando. Y ahora tiene que exiliarse en Costa Rica, es que no han visto las entrevistas en las cadenas internacionales, es que no han visto en la televisión lo que sucede en Nicaragua», expresó Washington Abdala.

Argentina y México argumentan abstención

Antes de la intervención del embajador de Uruguay, habló el embajador de Argentina, Carlos Alberto Raimundi, para defender la abstención de su país.

Raimundi aseveró que aunque su país coincide «con algunos tramos del texto» de la Resolución, no consideran pertinente acompañar la declaración.

«La consideramos improcedente y extemporánea por razones similares a las que emitimos en el comunicado conjunto con México en el pasado», dijo Raimundi.

Lea además: OEA aprueba, con 26 votos a favor, una resolución que demanda al régimen de Ortega una solución inmediata a la crisis

La embajadora de México, Luz Elena Baños Rivas, pidió la palabra inmediatamente después de la votación, para argumentar su abstención.

Baños expresó la preocupación de su país por considerar que se está «profundizando el aislamiento de un Estado Miembro» y abogó por el diálogo para resolver la situación de Nicaragua. «No estamos tratando de intervenir», agregó.

Por otra parte, el embajador de Antigua y Barbuda, Ronald Sanders, fue otro de los Estados Miembros de la OEA que rechazó los señalamientos de Nicaragua y que también tachó de injerencistas a quienes convocaron la sesión sobre «La situación de Nicaragua».

«No estamos tratando de interferir en los asuntos internos de Nicaragua. Nicaragua se sumó a la OEA y se plegó al reglamento de la OEA», refirió Sanders.

Mientras, el delegado de Estados Unidos, Bradley A. Freden, afirmó que las votaciones en curso en Nicaragua «son una farsa» y pidió la liberación de los presos políticos. Advirtió que su país seguirá usando todas las herramientas diplomáticas para hacer responsables a quienes están al frente de la deriva del país.

La Resolución fue aprobada por 26 países a favor, ninguno en contra, solo Nicaragua ausente y 7 países se abstuvieron en la votación.

Los países que votaron a favor fueron: Belice, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, Dominica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Grenada, Guyana, Haití, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, Suriname, Trinidad y Tobago, Uruguay, Venezuela, Antigua y Barbuda, Bahamas.

Los países que se abstuvieron fueron: Barbados, Bolivia, Honduras, México, Guatemala, San Vicente y las Granadinas, y Argentina.


Reacciones tras la sesión del Consejo Permanente de la OEA

La Resolución titulada «La situación de Nicaragua», reitera su llamado para «la liberación inmediata de los candidatos presidenciales y de los presos políticos». Expresa «su grave preocupación por la circunstancia de que los intentos del Consejo Permanente de comprometer al Gobierno de Nicaragua a la celebración de elecciones libres y justas han sido ignorados».

«Urge con vehemencia al Gobierno de Nicaragua a poner en práctica sin demora los principios de la Carta Democrática Interamericana, así como de todos los estándares internacionalmente reconocidos, incluidas las reformas electorales acordadas, con vistas a celebrar elecciones libres, justas y transparentes tan pronto como sea posible, bajo observación de la OEA y otra observación internacional creíble».

Y, por último, pide «adoptar, si es necesario, otras acciones de conformidad con la Carta de la Organización de Estados Americanos y la Carta Democrática Interamericana, incluida una valoración de las elecciones del 7 de noviembre durante la 51.a Asamblea General».

Tras la sesión del Consejo Permanente de la OEA, Brian Nichols, Subsecretario de Asuntos del Hemisferio Occidental, Departamento de Estado de Estados Unidos, publicó un mensaje en Twitter expresando su complacencia por los resultados de la sesión del Consejo Permanente de la OEA.

«Los gobiernos democráticos no encarcelan a los opositores antes de un proceso electoral. Hoy, nos complació ver a la mayoría de los estados miembros de @OEA_oficial denunciando los abusos de Ortega y Murillo contra el pueblo nicaragüense», escribió.

Por su parte, el director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, lamentó en Twitter la posición de Argentina.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: