\ Román González frente a un enorme desafío con el Gallo Estrada
14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

Román González frente a un enorme desafío con el Gallo Estrada

Román González se medirá de nuevo este sábado al Gallo Estrada en una pelea que debe poner a vibrar a los fanáticos del boxeo

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Después de absorber y quizá hasta sin sutilezas a Alexis Argüello, Román “Chocolatito” González se aventuró en nuevos horizontes estilísticos hasta definir el suyo, que lo muestra con un púgil con clase, ritmo y personalidad.

La arquitectura de su boxeo, la precisión de sus ejecuciones y el poder aniquilador de su golpeo llevaron a Román a unas alturas que no han sido alcanzadas por ningún otro peleador nicaragüense, si nos basamos en los resultados.

Atrapó coronas en cuatro categorías distintas y fue el mejor peleador libra por libra del mundo durante 146 semanas (de septiembre del 2015 a marzo del 2018), pese a la presencia de notables figuras del boxeo mundial.

Sin embargo, luego vinieron sus batallas ante Srisaket Sor Rungvisai, que establecieron un antes y un después en su carrera, primero porque injustamente se le arrebató el invicto, y más tarde, por lo aparatoso de su caída.

Desde entonces, el nica ha estado en su empeño de volver a los puestos cimeros de la consideración popular y la valoración de los expertos. Y aunque ha ganado cada uno de sus últimos cuatro combates, aún quedan dudas.

Las dudas podría disiparse el sábado venidero, cuando suba a la tarima brava y exponga su corona mundial de las 115 libras de la AMB ante el titular del CMB, Francisco “el Gallo” Estrada, en el American Airlines Center en Dallas, Texas.

Se espera un combate de alto nivel, vibrante, dramático, entre dos púgiles de calidad, corajudos, en plena madurez boxística, experimentados y conscientes del significado de un triunfo para sus carreras o las implicaciones de una derrota.

Esta será una gran oportunidad para que el Chocolatito termine de darle forma a un estupendo legado como boxeador y de paso le quite fuerza a las dudas generadas por el polémico fallo del combate entre ambos en el 2012.

Es también el gran chance para que el Gallo repare su honor después de lo que consideró un despojo en aquella ocasión, cuando pensó que había ganado, pero es, sobre todo, una oportunidad para el boxeo, afectado por peleas que han sido una calamidad.

Esta sábado cuando los reflectores del American Airlines Center enfoquen al centro del ring, ahí estarán listos para alumbrar más el Gallo y Chocolatito, dos boxeadores de verdad, dispuestos a dejarlo todo en busca de la victoria.

El boxeo necesita un par de pugilista como estos, que exigidos al máximo, deben ofrecer un combate de alto nivel como lo hicieron hace ocho años, cuando ofrecieron un recital boxístico que aún resuena en la memoria.

Edgard Rodríguez está en Twitter: @EdgardR

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: