14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?
León, violación

Onel Faubricio Ramírez Borge permanece detenido en la Policía de León, luego de confesar haber violado a cinco jovencitas. LA PRENSA/E. López

Confiesa haber violado a cinco menores en León

“Estoy detenido por violación, engañé y violé a cinco personas, la contactaba a través de Facebook y teléfonos celulares”, declaró Onel Faubricio Ramírez Borge a LA PRENSA.

Onel Faubricio Ramírez Borge, de 28 años, “alias Cuadrita”, originario del barrio El Calvario, en León, confesó haber violado a cinco menores de edad, a quienes contactó bajo engaños a través de las redes sociales Facebook y Whatsapp.

“El violador utilizaba las redes sociales como Facebook y WhatsApp, creó unas páginas con la leyenda de nombres de mujeres falsos, una vez conociendo bien a las víctimas, les ofrecía trabajo con buena remuneración en modelaje, cuidar ancianos, cuidar niños, luego citaba a sus víctimas a un lugar determinado y ejecutaba la violación intimidándolas con arma blanca”, explicó el comisionado general Luis Barrantes, jefe de la Policía de León.

Según las investigaciones, el sujeto trabajó el área de informática del Ejército de Nicaragua y fue dado de baja deshonrosa por delitos similares.

Entre los perfiles falsos que utilizaba se mencionan los perfiles en Facebook de “Fátima Carolina Torres Varga” y “Ashley Pérez (Princesita)”, a través de los cuales contactó a sus víctimas de entre 14 y 17 años.

 

“Estoy detenido por violación, engañé y violé a cinco personas, la contactaba a través de Facebook y teléfonos celulares”, declaró Ramírez a LA PRENSA.

Una de las victimas dijo a LA PRENSA que el sujeto con una cuenta falsa haciéndose pasar por una mujer, la contactó para ofrecerle trabajo y que ganaría más de cinco mil córdobas, una vez estando en el lugar de reunión en el barrio San Felipe, con un cuchillo la amenazó y la llevó a un cementerio para violarla.

Según el comisionado general Luis Barrantes, jefe de la Policía de León, el sujeto se encuentra detenido y está siendo acusado por ser el autor de violaciones en serie, robo con violencia e intimación a jovencitas del municipio de León, donde las obligaba a modelar, las grababa con el teléfono y después de violarlas les robaba los teléfonos móviles.

CASOS SIN RESOLVER

Las autoridades de la Policía de León aún no han logrado dar con el paradero de dos sujetos que operan de la misma manera utilizando perfiles falsos en Facebook.

Una de las víctimas es una adolescente de 16 años, donde el sujeto desconocido la intimidó con un arma y procedió a violarla camino a la comunidad Los Lechecuagos, en León.

La otra víctima es una menor que fue violada en el barrio Sutiaba, por otro sujeto que utilizó las redes sociales para contactarla.

COMENTARIOS

  1. KM Gutierrez
    Hace 6 años

    En parte es culpa de los padres d las muchachas por darles telefonos propios, permitirles consultar la Red sin supervision, hacer amistad con extranos, a sabiendas del peligro, y permitirles q vayan solas a citas de trabajo, siendo menores de edad. Ante las circunstancias, las autoridades civiles y docentes, la Iglesia, y los medios d informacion deben unirse para crear e implementar una campana d prevencion de crimen e istruccion general para evitar q se repitan tragedias como estas. La Red y sus foros son arma d doble filo q solo los adultos deben consultar y los muchachos limitadamente y con supervision.

  2. Ricardo
    Hace 6 años

    Cuentos de analfabetos. Urge que mejoremos la educación en Nicaragua para que no se repitan estos casos insólitos.

  3. Sin tapujos
    Hace 6 años

    Que lo capen.
    …¨fue dado de baja deshonrosa por delitos similares¨ del Ejército de Nicaragua. Por qué demonios no lo echaron preso desde entonces?

    1. Rodolfo centeno
      Hace 6 años

      Xq sencillamente esto demuestra que estaba activo en el gloriosos ejército, sabían y lo mantenían en sus filas. La costumbre del ejército y la policía es que cuando algún miembro o miembros cometen delitos sacan una nota diciéndome eran miembros pero que habían sido dado de bajas X lo tanto ya no pertenecían a sus estructuras. El mismo cuento de siempre.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: