\ Sin miedo al fracaso - La Prensa
14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?

LA PRENSA/ L. VILLAGRA

Sin miedo al fracaso

Con 31 años de edad, su reto como director financiero del Grupo Invercasa es grande, pues no es solo llevar a una nueva etapa a la empresa, sino que la estrategia que se implemente tenga un eco en la tercera, cuarta y quinta generación de su familia.

Su capacidad de trabajar en equipo, la necesidad de reinventar estrategias para que un negocio sea el mejor y la constancia en la búsqueda de aspectos novedosos en un campo oferente cada vez más agresivo, fueron solo algunas de las características que llevaron a Raúl Amador Somarriba a ser reconocido como el Joven Empresario del Año 2015, por parte del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

Con 31 años de edad, su reto como director financiero del Grupo Invercasa es grande, pues no es solo llevar a una nueva etapa a la empresa, sino que la estrategia que se implemente tenga un eco en la tercera, cuarta y quinta generación de su familia.

Amador es licenciado en contabilidad de la Pennsylvania State University y certificado por la Commodity Futures Trading Commission, con licencia de la serie tres, para transar futuros y commodities. Esa especialidad la inició en Estados Unidos y posteriormente instaló el primer trade desk internacional del país (mostrador internacional de comercio) en Invercasa Puesto de Bolsa.

Durante ocho años de carrera profesional, el Joven Empresario del Año 2015 ha sido parte de la constitución de la primera Sociedad Administradora de Fondos de Inversión del país, Invercasa SAFI, director financiero del Grupo Invercasa y este año además fue elegido presidente de la Asociación de Puestos de Bolsa de Nicaragua, Asobolsa y seleccionado por la revista Estrategia & Negocios como uno de los ocho líderes regionales de vanguardia.

Consolidar un liderazgo empresarial a tu edad al punto que Cosep lo reconociera, ¿qué factores cree que influyeron?

Hay varios factores, no podría mencionar uno o dos, realmente son un montón. En cuanto al liderazgo una de las cosas muy importantes fue que tuve la dicha de nacer en una familia donde mi papá es un gran emprendedor. Se desenvolvió en diferentes negocios, unos fueron exitosos y en otros fracasó. Lo importante es no tenerle miedo al fracaso, más bien tomarlo como oportunidad de mejorar, así como lo dijo Thomas Edison, que le tomó mil oportunidades para inventar el bombillo.

Al ver la cultura que vengo de mi familia, con los valores que me han inculcado mis padres, de emprendedores, honestidad, que se necesita motivar e inspirar y yo como líder en la empresa lo he tratado de hacer y lo sigue siendo, por eso me he capacitado en temas de liderazgo en las mejores universidades del mundo y aprendiendo estrategias competitivas que nos permitan valorar las ventajas de nuestra compañía, para que no nos puedan replicar.

Invercasa Puesto de Bolsa está entre los mejores a nivel regional, por el recurso humano que es el mejor, continuamente estamos buscando cómo reinventar, traemos innovaciones, el servicio al cliente no lo tiene cualquiera. Algo que me gustó mucho del mensaje que dejó don Jacobo Teffel, previo a su fallecimiento, es que él decía que no hay que temerle al fracaso.
A él no le importaba ser la compañía más grande, pero sí la mejor. Y esa misma percepción yo la comparto con Invercasa. No necesitamos ser la más grande, pero sí la mejor en el mercado.

¿Qué tan óptimo sienten que es el clima para hacer negocios en Nicaragua?

Somos un grupo de 12 distintas empresas y a lo largo de la historia hemos tenido que ser flexibles porque a veces en el exterior muchos de estos negocios están teniendo complicaciones. Cómo hacer negocios en un entorno donde la gente no tiene la capacidad necesaria e identificar esos mercados, es un reto.

Por eso no es fácil emprender un negocio en Nicaragua. Poder ofrecerle algo a la clientela y encontrar lo adecuado es complicado porque no hay un mercado grande y eso implica ser más innovador.
El Ceo de Alibaba decía que muchos tratan de hacer un negocio creyendo que están innovando. Pero cuando estás joven tenés que hacer dos cosas: uno, disfrutala porque entre más joven estás, tenés el tiempo para disfrutar de lo nuevo que puedes hacer. Y dos, no tengás miedo para fracasar, porque de ser así, tenés más tiempo para recuperarte. En cambio, si tenés 60 años hay menos tiempo de explorar y lo otro es entrar a negocios que te permitan desarrollar herramientas. No necesariamente tenés que salir al mercado con una idea o una empresa nueva, sino que puedes ir a una empresa similar que te permita experiencia y ya a los 30 años iniciás tu propio sueño.

Uno de los dilemas de los universitarios cuando egresan es emprender o ser
trabajador de una empresa, ¿qué sería lo
más recomendable, que sueñe y se
arriesgue por su propia idea o tomar
experiencia en una empresa afín?

Creo que depende de cada caso. Lo que yo haría es que si se me ocurre una idea de un modelo de negocio, probablemente yo me lanzaría de una sola vez, porque soy más arriesgado. Lo que implica tener un conocimiento pleno del mercado o contratar esa experiencia, porque siempre existe la posibilidad de pagar por ello.

Pero si no tienes la preparación, mejor andá primero a una empresa, siempre con el espíritu emprendedor, nunca hay que perder eso, porque no significa que te fuiste a trabajar a una empresa dejaste de ser emprendedor, usalo como una opción de aprendizaje que te permita ser exitoso. De nada sirve que salgan de la universidad y por la falta de experiencia en un campo, fracasen.

Mencionabas la necesidad de innovación y el estudio debido de los mercados en cualquier idea de negocio, ¿qué creés que falta entre los pequeños y grandes empresarios?

Se habla de crear oportunidades nuevas y crear desde Nicaragua algo novedoso, pero en un país subdesarrollado como el nuestro, a veces es mejor retomar primero otras experiencias e ir mejorando y resulta ser una forma adecuada de innovar. Se deben tropicalizar los modelos de negocios aplicados a la cultura de Nicaragua y eso también es ser innovador. Hay un mercado local que crece y tomamos las mejores prácticas e inclusive se mejora.

La creación de la Sociedad Administradora de Fondos de Inversión (SAFI), ¿cree que fue uno de esos aspectos innovadores en tu profesión?

Sí, ese proyecto viene desde 2006 y fue algo personal y de un grupo. Cuando salí de la universidad me gustaban mucho los mercados de capital y noté que no existía una sociedad que ayudara al inversionista para que capitalizara sus activos.

En ese momento se me ocurrió la idea junto a Emiliano Maranhao, que es otro impulsor. En 2006 se creó la Ley de Mercados Capitales (Ley 587), pero hacía falta una reforma a la norma de incentivos de la Ley de Equidad Fiscal (Ley 453). Y trabajamos en ello desde antes. Trajimos fondos inmobiliarios de Costa Rica (2013) para conocer el apetito de los inversionistas y ese primer año colocamos diez millones de dólares.
Les empezó a gustar y entonces dijimos “vamos de viaje con o sin la ley”. Se hizo lobby con Cosep, con la Superintendencia de Bancos y el Gobierno y se logró la reforma con un incentivo para los fondos de inversión. Entonces empezamos a incursionar en ese proyecto y ya el año pasado nos dieron la licencia.

¿Alguna vez les causó incertidumbre y qué arrojó el estudio de factibilidad que hicieron previamente?

Somos arriesgados en todo. El riesgo es percepción de cada uno. Un empresario tradicional lo puede ver como una amenaza y otro lo ve como una oportunidad. Nos dimos cuenta de que había falta de productos y ¿qué viene a hacer la SAFI?, diversificar los portafolios a los inversores, trayendo mejores productos con buenos rendimientos.
¿Qué necesitamos? Mayor confianza en Nicaragua, mayor crecimiento de la economía, porque traeremos productos inmobiliarios y qué observamos, que a pesar que somos susceptibles a los precios internacionales, la economía viene dejando su dependencia por la cooperación externa y la inversión extranjera directa va en crecimiento.

Nos dimos cuenta que teníamos que crear un producto innovador. Tomamos las mejores prácticas y lo desarrollamos en el país. Claro, con las condiciones de los nicas, de acuerdo a ese estilo de vida y potencialmente crear un mercado de ahorro a largo plazo, porque no existe el fondo de ahorro de pensiones. Vamos a confiar en ese mercado para quienes quieran tener una inversión en la Bolsa de Valores, tengan esa garantía.

No creamos un nuevo producto, pero lo tomamos y lo mejoramos. En este último año se ha venido trabajando en función de los resultados que hemos obtenido. Ya en febrero salimos de la lista gris del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que nos deja hacer mejor los negocios, al mejorar los controles internos para que no sea tan fácil que laven dinero en Nicaragua y hacer negocios sea más seguro. La calificadora de riesgos Moody’s elevó la calificación de riesgo del país a pesar de la incertidumbre de los commodities.

Para algunos sectores no implicó
un salto tan significativo, ¿cuál
es su punto de vista?

Para hacer un salto completamente significativo se debería de mejorar más. Además que la economía no está lista, pero estamos encaminados hacia el paso correcto. Nos estamos graduando de primaria y pasamos a secundaria. No estamos en grado de inversión, pero lo importante es seguir creciendo e invertir en el país, para alcanzar nuevos niveles.

¿En qué aporta esa mejora
al clima bursátil de Nicaragua?

Con esto en conjunto el clima de inversión en Nicaragua mejora, porque el extranjero lo sabe y lo toma en cuenta. Para qué ir a otro lado, si lo que necesitamos es invertir para regresarle a Nicaragua lo que nos ha dado, para que los jóvenes emprendedores asuman liderazgo en otras compañías.

¿Cómo ha sido el reto tras su
nombramiento como director financiero del Grupo Invercasa, en 2013?

Como director financiero se me ha dado la tarea de analizar las estrategias, se convierte un tanto complicado porque no es solo un negocio sino que son varios que están en varios sectores. Al estar diversificados la tarea es seguir inventando. Cada empresa tiene su gerente y junto a él, vemos las estrategias. El reto que tenemos mi hermano y yo, es cómo hacemos que estas instituciones perduren a lo largo del tiempo, cómo hacemos para que la tercera, cuarta y quinta generación vengan a reinventarse y seguir innovando. Estamos comprometidos en seguir invirtiendo en Nicaragua. Lo van a seguir viendo.
Uno de los proyectos importantes es la inversión en almidón de yuca. Ayudamos a los agricultores para que produzcan más. Antes producían siete quintales y con nuestra tecnología han pasado a 12 quintales.
La inversión es de unos tres millones de dólares en una fábrica que vamos a instalar para comprarle a un mejor precio a los productores. Con ese proyecto vamos a crear unos 1,500 empleos directos, lo que es una evidencia que Invercasa cree en Nicaragua.

Retomando el aspecto de reinvención, ¿con qué frecuencia deben renovarse las estrategias de negocio en una empresa?

Eso depende de cada industria, porque por ejemplo el sector agrícola es más lento, pero siempre tiene cosas nuevas y requiere de mucha atención en tecnología. La verdad que siempre están saliendo cosas nuevas. Vienen carros que se manejan solos, viene el internet de las cosas, tu ropa traerá internet, tu refrigeradora lo tendrá. Vienen todas esas cosas que son de repunte tecnológico. Entonces dependiendo en qué rama de negocio estás, tenés que estarte reinventando constantemente.

Qué cosas cambiar y en qué parte innovar, esas son algunas de las consideraciones que deben de tomar los empresarios y emprendedores frente al tipo de idea que tiene e inclusive los objetivos que quiere alcanzar con ello.

Referente al reconocimiento de Cosep como el Empresario Joven del Año 2015, ¿cuál fue la primera reacción?

Fue como de shock porque uno no trabaja para recibir premios o ser galardonado. Para mí recibir el reconocimiento del Cosep es una forma de cómo están viendo al grupo, porque yo solo soy uno, este premio no es Raúl Amador quien se lo gana, sino que reconocen a Invercasa como una empresa líder en el mercado.

Tengo la dicha de ser una de las caras del grupo. Me siento completamente honrado por el reconocimiento y me pone en una posición de seguir diciéndole a los jóvenes empresarios y a los que inician a emprender una idea, que continúen esa trayectoria, que busquen como emprender nuevos negocios.
Los emprendimientos son el motor de la economía y lo que nos sacará de la pobreza.

De aquí a diez años ¿cómo te
ves en lo profesional?

Veo a un grupo más sólido, gerenciando no tanto como director financiero del grupo, sino como director ejecutivo, en conjunto con mi hermano. Ya con las capacidades necesarias para dirigir un grupo. Me sigo capacitando sobre todo en temas de innovación y liderazgo para convertir al Grupo Invercasa en un modelo de negocios de renombre y tengo el reto con el premio que me dieron de continuar en este camino del cual nos hemos establecido al llevar la empresa a nivel que le venda a mercados globales, y poner a Nicaragua en el mapa como un lugar deseable para venir, vivir e invertir.

COMENTARIOS

  1. Hace 7 años

    Mi padre decía: “5” formas en que puedes llegar a ser rico (tener dinero):
    1. Por herencia. 2. Robando. 3. Explotando a los pobres (Trabajadores). 4. Trabajando toda la vida… honradamente (este caso es para garantizar el No. 1).
    5. Siendo funcionario publico/del gobierno (se asemeja al No. 2 pero un poco reservado)… Cuantas de estas usaran en el COSEP y las empresas o ejecutivos modelos que premian…

  2. Hace 7 años

    La ignorancia es es atrevida. El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) le hace el reconocimiento por crecer a punta de pagar Salarios Miserables en las empresas de los Amador. Cualquiera hace finanzas explotando con salarios paupérrimos a sus trabajadores. No es necesario ser genio.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: