14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

Ismael Munguía no para de impresionar en el Spring Training.

Ismael Munguía vuelve a impactar con el bate y se desborda sobre las bases

Erasmo Ramírez perdió en labor de relevo por los Rays ante los Piratas y ha quedado con 4.91 en el Spring Training

En otra actuación sensacional que seguro debe estar abriendo muchos ojos y disipando las dudas, Ismael Munguía bateó de 2-2 este viernes en el Spring Training, en un partido que los Gigantes de San Francisco le ganaron 11-6 a los Rangers de Texas.

Munguía, además, anotó dos carreras y se robó tres bases para hacer un despliegue total de sus habilidades, mientras elevaba hasta .714 su promedio en el entrenamiento primaveral, debido a cinco hits en siete turnos hasta el momento con los Gigantes.

El chinandegano, quien se ha reportado al Spring Training como invitado fuera del roster del equipo californiano, no ha hecho otra cosa que impresionar con su juego dinámico y hasta con poder, porque lleva un jonrón entre sus cinco imparables.

A pesar de que el outfield de los Gigantes se observa muy poblado con patrulleros que ya son establecidos como Michael Conforto, Mike Yastrzemski y Jung Hoo Lee, más Elliott Ramos, Luis Matos y Austin Slater, él no ha dejado de impactar.

Después de debutar con un jonrón en su primer turno al bate, Munguía no ha parado de tronar, pero, además, ha defendido y tirado bien, y este viernes se soltó sobre las bases y con tres estafas demostró a los Gigantes que está listo para un chance.

Munguía entró a correr en la quinta entrada por Michael Conforto y no progresó en las bases, pero en el sexto pegó hit y se robó segunda, para anotar su primera carrera. Y en el octavo, se embasó por infield hit y se robó segunda y tercera y anotó otra vez.

A sus 25 años, Ismael ha decidido apretar el acelerador a fondo. Este año no jugó en la Liga Profesional de Nicaragua y destinó todo su descansó para trabajar con un entrenador y con gente que lo preparó para este momento y ahí está la diferencia en su juego.

El panorama no es fácil, pero semejante desempeño no será fácilmente ignorado entre los encargados de decidir en los Gigantes. Munguía no puede controlar lo que decidirán, pero sí puede controlar su juego y a eso se ha dedicado con todo su corazón.

Erasmo batalló y perdió

Erasmo Ramírez, por su lado, entró al relevo contra los Piratas de Pittsburgh y al final terminó como el lanzador perdedor en una derrota de los Rays de Tampa Bay 12-8 ante los bucaneros. El nica trabajó 1.2 inning y permitió dos anotaciones.

El rivense entró en el segundo inning y con dos base y un out. Cometió un wild pitch al iniciar que movió a los corredores a tercera y segunda. Un ponche a Sergio Alcántara trajo un poco de tranquilidad, pero Jacob Triolo le disparó cuadrangular.

Ramírez recibió el juego 3-1 a favor de los Rays, pero ahora estaba 4-3. Y en el tercero, admitió una carrera más tras un error del camarero y sencillo de Rawdy Téllez. Cuando salió Erasmo el juego iba 5-3 para los Piratas y no soltaron la punta.

El nica quedó con 0-1 y 4.91 en el Spring Training.

Deportes Gigantes de San Francisco Ismael Munguía archivo

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí