14
días
han pasado desde el robo de nuestras instalaciones. No nos rendimos, seguimos comprometidos con informarte.
SUSCRIBITE PARA QUE PODAMOS SEGUIR INFORMANDO.

El mandatario a acondicionado a su gusto la sede diplomática de Nicaragua en Panamá.

Ricardo Martinelli muestra activamente en redes sociales su estadía en la Embajada de Nicaragua en Panamá

Medios de comunicación de Panamá han reportado que Martinelli ha tenido la visita constante de abogados, políticos y familiares

Por sexto día consecutivo el expresidente panameño, Ricardo Martinelli, permanece asilado en la Embajada de Nicaragua en Panamá, acondicionando cada día más a su gusto la oficina diplomática. El exmandatario no ha dejado de mostrar en redes sociales su vida como “huésped VIP”, con la compañía de su perro Bruno, su promoción para la campaña electoral y hasta su rutina de ejercicio.

Martinelli trasladó a la embajada una caminadora para ponerse “en condiciones por mi bien, el de mi familia y mi país”, según él mismo publicó en sus activas redes sociales.

Medios de comunicación de Panamá han reportado que Martinelli ha tenido, en la Embajada de Nicaragua, la visita constante de abogados, políticos y familiares.

Rubén Blades, el reconocido cantautor panameño, criticó el asilo brindado por Daniel Ortega y lo consideró un acto de irrespeto para el país canalero.

Además: Migrante nicaragüense falleció tras pasar un mes hospitalizado en Estados Unidos

“La acción del desgobierno de Nicaragua, de abiertamente apoyar a un criminal convicto y escapado, es un irrespeto a Panamá, a sus leyes y a su pueblo. La reacción de nuestro gobierno debe ser enérgica, repudiando tal postura”, escribió en un artículo Blades.

Protección a un corrupto

Reconocido por criticar a regímenes autoritarios, Blades dijo que la petición de asilo de Martinelli tiene que haberse dado después de una serie de consultas y de negociaciones, “y no solo con Daniel Ortega”.

“Nicaragua no ha concedido un asilo político; está albergando a un convicto que busca escapar de una sentencia emitida por un tribunal legalmente establecido”, expresó y añadió que “el gobierno de Panamá hizo bien negándole el salvoconducto a Martinelli. Lo que está haciendo Ortega es darle protección a un corrupto y burlándose de la justicia, simultáneamente”.

El exmandatario Martinelli fue condenado a más de 10 años de prisión y al pago de US$19.2 millones por lavado de dinero en el caso New Business. Se unió al “club” de los expresidentes perseguidos por la justicia en su país a quienes Ortega ha otorgado asilo político. Otros dos son de El Salvador: Mauricio Funes (2009-2014) y Salvador Sánchez Cerén (2014-2019), ambos ya nacionalizados nicaragüenses.

Lea también: ¿Qué está pasando con las relaciones diplomáticas entre Nicaragua y Guatemala?

Según el régimen de Ortega, Ricardo Martinelli, de 71 años, pidió asilo en la Embajada de Nicaragua en Panamá, a cargo de la periodista Consuelo Sandoval, por “considerarse perseguido por razones políticas y encontrarse en riesgo inminente su vida, integridad física y seguridad”.

El régimen de Ortega solicitó al gobierno panameño “brindar las seguridades para la pronta salida y traslado humanitario del asilado” hacia Nicaragua.

EE. UU. critica asilo

El subsecretario para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE.UU., Brian Nichols, escribió en la red social X, que “el asilo que el gobierno Ortega-Murillo otorgó al expresidente panameño Ricardo Martinelli es otra de tantas decisiones que socavan el Estado de derecho y la justicia”.

“Los funcionarios de gobierno que traicionan la confianza ciudadana deben rendir cuentas”, expresó el funcionario estadounidense.

Política Daniel Ortega Estados Unidos Nicaragua Panamá

Puede interesarte

×

El contenido de LA PRENSA es el resultado de mucho esfuerzo. Te invitamos a compartirlo y así contribuís a mantener vivo el periodismo independiente en Nicaragua.

Comparte nuestro enlace:

Si aún no sos suscriptor, te invitamos a suscribirte aquí