14
días
han pasado desde el arresto de nuestro gerente Juan Lorenzo Holmann, y la toma de las instalaciones. Nuestra Redacción está hoy en el exilio. ¿Vas a permitir que la dictadura se salga con la suya?
viruela del mono,

La viruela del mono se ha extendido ya por al menos 75 países. Getty Images

¿Está preparada Nicaragua para combatir un eventual brote de la viruela del mono? Este es el antecedente en el país

¿Qué amenazas tiene el país ante la viruela símica?, ¿Cuenta con vacuna para combatir esta enfermedad? Esto es lo que dicen los especialistas

Ante la reciente declaración de emergencia de salud pública de importancia internacional que hizo la Organización Mundial de la Salud (OMS) por la propagación de los casos de la viruela símica a más países del mundo, Nicaragua informó que se mantiene “atenta para asumir” esta situación, pero sin brindar más detalles de cómo se prepara.

La vicepresidenta designada de Nicaragua, Rosario Murillo, solo se limitó a decir este 25 de julio: “Se está atendiendo, viendo, estudiando y sobre todo protegiéndonos siempre”.

La viruela símica, o del mono, es una enfermedad viral —no es altamente letal— del animal que transmite al hombre y que este luego pasa a otras personas. Se puede infectar a través de respirar el microorganismo, de ponerse en contacto con los fluidos corporales, sangre y con las lesiones que se presentan en la piel, también por comer carne infectada de monos, ratas, ardillas y por sus mordeduras o contacto con sus fluidos.

Hasta el 23 de abril, se registraban más de 16 mil casos de viruela símica reportados en 75 países del mundo desde principios de mayo de 2022, según la OMS. En la región de las Américas y el Caribe, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó que hasta este 26 de julio contabilizan 5,284 casos confirmados en 18 países.

“La evaluación de la OMS es que el riesgo de viruela símica es moderado a nivel mundial y en todas las regiones, excepto en la región europea, donde evaluamos el riesgo como alto”, señaló el director del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Pero, ¿qué amenazas tiene Nicaragua con la viruela símica? ¿Cuenta con vacuna para combatir esta enfermedad? De acuerdo con especialistas de la salud, hay varios aspectos que hacen que el riesgo para el país sea bajo, aunque si se confirma un caso, hay posibilidades de que haya un brote y con ello, un riesgo de salud pública.

“El riesgo es bajo, primero porque en nuestro país actualmente es muy poco el tránsito de turistas, en comparación a otros países, que podrían ser vectores de la enfermedad; segundo, tenemos décadas de que no se registran casos de la enfermedad, en Latinoamérica no la hemos tenido como una enfermedad endémica, mucho menos en Nicaragua”, dijo un especialista en salud pública, quien prefiere el anonimato por temor a represalias del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Nicaragua tendría que comprar vacunas

Ni para la viruela humana ni para la símica existen tratamientos para su cura, aunque para proteger a la persona se aplican medicamentos antivirales. Las vacunas que están disponibles inmunizan el cuerpo, es decir, evitan que se enferme.

“Cuando se administran apropiadamente antes o después de una exposición reciente (al virus), las vacunas pueden ser herramientas efectivas para proteger a la gente contra la enfermedad por viruela del mono”, indica Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

Lea además: Viruela del mono: cómo se transmite, cuáles son los síntomas y qué hacer para evitar contagiarte

En Nicaragua, el Ministerio de Salud (Minsa) nunca ha incluido dentro del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) la vacuna contra la viruela humana, por lo que para contar con un antídoto contra la viruela del mono deberá comprarla.

El pasado 15 de julio, durante una reunión de rutina entre un comité del Minsa y una delegación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se conoció que el organismo informó la disposición de la vacuna a través del Fondo Rotatorio, pero los países debían confirmar su interés de compra a más tardar el 21 de este mes. La cantidad mínima de compra es de 600 dosis, sin embargo, se desconoce si Nicaragua gestionó esta adquisición.

Vacunas disponibles

En Estados Unidos, Reino Unido, Europa y otros países se ha aprobado el uso de la vacuna JYNNEOS (también conocida como Imvamune o Imvanex), contra la infección de viruela del mono. Está recomendada para las personas a partir de los 18 años.

“La vacuna puede ayudar a proteger a las personas contra la viruela del mono cuando se administra antes de la exposición al virus. Los expertos creen que la vacuna también puede reducir el riesgo de infección si se administra durante los cuatro días siguientes a la exposición y el riesgo de desarrollar una enfermedad grave si se administra durante los 14 días siguientes a la exposición. Cuanto antes se administre la vacuna después de la exposición, mayores serán las probabilidades de que funcione”, dicta la farmacéutica en un informe sobre las características de la vacuna.

El esquema de la vacuna contra la viruela símica, según la farmacéutica, es de dos dosis con un intervalo de al menos cuatro semanas entre ellas.

Estados Unidos también aprobó el uso de la vacuna ACAM2000, pero según los CDC, no debe usarse en personas que tienen algunos trastornos de salud, como un sistema inmunitario debilitado, afecciones de la piel como dermatitis atópica/eccema o embarazo.

Los CDC también aclararon que “aún no hay datos disponibles sobre la eficacia de estas dos vacunas en el brote actual” de la viruela del mono.

Alertar, vigilar y educar

A criterio del epidemiólogo y autor del blog Por tu Salud Nicaragua, Leonel Argüello, el Minsa desde ya debe “alertar, vigilar, reportar y educar al personal médico y a la población”, además de fortalecer las medidas de prevención de la covid-19 y estar atento, especialmente porque en el país se están presentando casos de varicela y la institución no los ha comunicado.

“Tarea fundamental para lograr la participación de la población en la prevención y control de enfermedades, sin ellos, la salud pública no es posible implementarla”, declaró el doctor Argüello.

El especialista destacó que la forma de prevenirlo es, primero estar atento si se presenta en nuestro país y saber diferenciar de cualquier otra enfermedad que produzca lesiones en la piel como la varicela, herpes zóster y herpes simple, sarampión, zika, dengue, chikungunya, infecciones bacterianas de la piel, enfermedades de transmisión sexual, molusco contagioso y reacción alérgica.

“Luego, mantener la higiene más alta posible, especialmente el lavado frecuente de las manos con agua y jabón por lo menos 40 segundos, mantenerse alejado de las personas enfermas, evitar contacto con sus lesiones en la piel o con las sábanas y superficies que toque, usar guantes si tiene que tocar al paciente y usar ambos mascarilla quirúrgica”, recomendó el epidemiólogo.

Al respecto, el especialista en salud pública señaló que si bien la viruela del mono no representa por ahora mayores riesgos, coincidió en la importancia de que la población esté informada sobre esta enfermedad, y ejemplificó que en las comunidades rurales puede presentarse en las personas erupciones cutáneas, en las manos u otras partes del cuerpo, pero la viruela del mono puede pasar desapercibida y ser confundida con otras enfermedades.

El médico alertó que si el Minsa no se prepara adecuadamente ni mantiene la vigilancia epidemiológica, y tampoco informa a la población, la evolución de esta enfermedad —en caso que llegue a Nicaragua— puede ser similar a lo que pasó con la covid-19.

El 8 de mayo de 1980, la Asamblea Mundial de la Salud declaró oficialmente la erradicación de la viruela, por lo que se suspendió la aplicación de la vacuna contra esta enfermedad.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: