14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

Ortega habría retirado cargo de lavado de dinero contra líderes del Cosep

En las reuniones de Cosep ya se habla de la posibilidad de un diálogo con el Gobierno y creen que es la única ruta para sacar al país de la crisis sociopolítica

El régimen de Daniel Ortega habría quitado los cargos de lavado de dinero contra miembros del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), a medida que en el seno empresarial crecen las expectativas de establecer una mesa de diálogo con el orteguismo para abordar temas económicos, aunque preliminarmente estos conocieron que el Gobierno tiene interés de establecer conversaciones individuales con las distintas cámaras, no como Cosep.

Según información obtenida por LA PRENSA, el presidente interino de Cosep, César Zamora, manifestó este miércoles a presidentes de cámaras que ayer a José Adán Aguerri, expresidente de la organización gremial; Michael Healy, también expresidente del Cosep y Álvaro Vargas, exvicepresidente de dicha organización, se les retiraron los cargos de lavado de dinero en el proceso que se les lleva en los juzgados.

La fuente incluyó a Aguerri, pero este no fue acusado por lavado de dinero por el régimen, sino por el supuesto delito de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional”.

Se desconoce si Cosep hizo gestión

La fuente no explicó si esto fue resultado de alguna gestión de la organización, aunque se sabe que Zamora está en conversaciones indirectas con el Gobierno. Tampoco dijo si el retiro de ese cargo iba a implicar la liberación de los tres reos políticos antes mencionados.

LA PRENSA intentó comunicarse con César Zamora, pero este no responde a las llamadas telefónicas y tampoco responde los mensajes a su WhatsApp.

En una reunión del 12 de enero, Zamora había adelantado a los presidentes de cámaras del Cosep sobre la posibilidad de un diálogo con el Gobierno, pero sería de corte económico, aunque este miércoles el líder empresarial dijo que aprovecharían para abogar por los presos políticos en caso que este se concrete.

En esa sesión de la segunda semana de enero, uno de los directivos expresó que como organización se deben revisar los errores que se cometieron “para evitar cometer los mismos”, además de poner como condición que los miembros del Cosep sean liberados antes de cualquier negociación.

Los directivos también sugirieron preguntar a la Iglesia católica si está dispuesta a estar en dicho eventual diálogo, “ya que ellos son líderes y guías morales”. Los empresarios abogaron por buscarle una salida a la crisis a través del diálogo, aunque admitieron que deben analizar bien todos los escenarios, porque “están en un punto muerto”.

Los empresarios comentaron que “el diálogo es lo que va a resolver el problema en Nicaragua, Cosep debe llevar bien definido que no podemos pensar en un diálogo de sumisión y menos llegar en una posición que no incluya una consideración de libertades para el país”.

Uno de los directivos del Cosep dijo que en caso de que se dé el diálogo y el Gobierno pretenda que el mismo sea de sumisión, sugirió que no se acuda al llamado.

Y aunque el 12 de enero, los empresarios coincidieron en que el día que una cámara acepte ir de manera individual, pierde todo el concepto del sentir de Cosep, coincidieron.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: