14
días
Desde que las instalaciones de LA PRENSA fueron tomadas y nuestro gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue detenido. ¡LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD!

El doctor Fernando Rojas del Hospital La Mascota y la doctora María Escoto López del Hospital Lenín Fonseca denunciaron haber sido despedidos arbitrariamente

Régimen orteguista despide a al menos diez médicos en un mismo día

Los doctores afectados consideran que se debe por haber firmado un documento que demandaba medidas de seguridad para el gremio médico y por haber distribuido medios de protección al personal de salud.

La dictadura Ortega-Murillo ordenó este martes el despido de al menos diez médicos del sistema de salud pública sin que en ninguno de los casos se especificara el motivo. Los doctores afectados consideran que se debe por haber firmado un documento que demandaba medidas de seguridad para el gremio médico y por haber distribuido medios de protección al personal de salud.

Los médicos afectados son las doctoras internistas Martha Bendaña y doctora Tanielisa Munguía; y el cirujano Ignacio Molina Cervantes, ellos laboraban en el Hospital Roberto Calderón.

Lea además: Nicaragua registra más muertes de personal médico que todo el resto de Centroamérica junta

El doctor Enrique Ocampo, pediatra oncólogo, del Hospital La Mascota; el doctor Fernando Rojas, anastesiólogo del Hospital Bertha Calderón.

La doctora María Escoto López, anastesióloga, y la doctora Linda Barba Rodríguez, radióloga, ambas del Hospital Lenín Fonseca.

La doctora Leonor Morín Muñoz, otorrinolaringóloga del Centro de Salud Francisco Morazán, en Managua; la doctora Yamilet Sánchez Baltodano, gineco-obstetra del Hospital La Trinidad, en Estelí; y el doctor Erlin Espinoza Avilés, pediatra en la Clínica Médica Previsional de Rivas.

Los motivos de los despidos son represalias políticas, según fuentes médicas. Al menos uno de los casos con los que pudo conversar LA PRENSA, explicó que su carta no daba ninguna razón para el despido por lo que asume que se debe a que ha participado en la entrega de equipos de protección a personal del hospital y ha hecho llamados junto a otros colegas a través de cartas para que la dirección del centro y el ministerio de Salud tome medidas para la protección del personal de salud y de los pacientes.

Bajo esa misma línea, la doctora Escoto, quien laboró por 24 años en el Hospital Lenín Fonseca, denunció que el régimen ha politizado la pandemia, y los médicos, además de ser los más vulnerables al contagio, son víctimas de represalias políticas.

“Realmente lo que hace falta ahí (en los hospitales) es protección de salud, en todo lo que va de la pandemia solo dos mascarillas N95 nos dieron. Nosotros nos hemos comprado nuestro equipo de protección”, dijo la doctora Escoto a LA PRENSA.

Lea también: Despido del doctor Quant es solo el más reciente agravio contra el personal del Manolo Morales

“Yo soy médico, no soy ninguna política, pero sí alzo mi voz cuando veo una causa injusta”, declaró la doctora en un video que circula por redes sociales.

Evidenciar esta situación que se vive en todos los hospitales y denunciar el mal manejo de la pandemia de parte del sistema de salud , es lo que causó los despidos, consideró de igual manera otra de las fuentes médicas.
“Hay muchos médicos enfermos y hoy mismo (ayer) despiden a varios médicos de los hospitales, realmente es indignante. Cualquier ser pensante no se le ocurre que van a correr a médicos en medio de una pandemia donde más bien se necesitan más médicos”, manifestó la fuente.

Obedecen órdenes

“Al momento que me dan la carta me dicen que es una orden de arriba, eso es todo. No le dan ninguna explicación, ninguna causa, y yo creo que no buscaron porque era demasiada cantidad de médicos que pensaban correr”, añadió la fuente.

“Sin ninguna justificación me enviaron esa carta, yo pregunté y no hubo ninguna explicación”, declaró por su parte el doctor Rojas, anestesiólogo, en una entrevista con la periodista Lucía Pineda.

“Me despiden por no comulgar con este régimen criminal”, refirió el doctor al momento en que se despedía de sus compañeros de trabajo.

El galeno compartió que durante sus 21 años que laboró en el hospital Bertha Calderón, siempre criticó las malas acciones de los gobiernos, pero en cuanto a este gobierno reconoció que “yo he cuestionado a estos sandinistas desde los ochenta”.

Estos nuevos despidos se unen al caso más reciente del doctor Carlos Quant, especialista en infectología, quien fue despedido la semana pasada y de quien gremios médicos señalan fue sacado del hospital por alzar su voz contra el manejo del régimen orteguista sobre la situación de salud que vive Nicaragua.

Junto a los despidos también se dio la renuncia del doctor Adolfo Díaz Ruiz, cirujano general y laparoscopista, del Hospital Antonio Lenín Fonseca, quien tomó esta decisión en solidaridad con los colegas despedidos por la dictadura Ortega-Murillo.

“No va con mis principios de vida callar y ser cómplice contra todos estos atropellos”, expuso en su renuncia el especialista.

Situación cada vez más difícil en los hospitales

La situación en el Manolo Morales en particular se torna compleja porque con estos despidos, según fuentes médicas, en el área de medicina interna solo queda un médico ya que tres están de subsidio por enfermedad y dos fueron despedidas este martes. La misma fuente asegura que gran parte del personal médico de emergencia se encuentra de subsidio por enfermedad también, así como otros trabajadores de la salud.

“Muchos se han enfermado porque en un inicio prohibían hasta el uso de mascarillas porque alegaban que los pacientes se iban a alarmar”, dijo la fuente.

En la carta de despido, la dirección del hospital no explica los motivos de la decisión. LA PRENSA/Cortesía
En la carta de despido, la dirección del hospital no explica los motivos de la decisión. LA PRENSA/Cortesía

Por otra parte, el doctor Rojas señaló que el ambiente dentro del hospital Bertha Calderón es de zozobra y de acoso laboral permanente. “El trabajador quiere expresarse pero tiene miedo”, apuntó.

Pese a que el gobierno de Taiwán y la misma OPS ha donado insumos médicos para proteger al personal de salud, los médicos denuncian que esa ayuda no han llegado a sus manos.

“El ambiente es tenso, primero tiene el estrés al contagio. Los médicos hemos adquirido por nuestra cuenta todo tipo de medio de protección”, dijo una de las fuentes médicas del Hospital Lenín Fonseca.

Uno de los médicos despedidos protestó la decisión ilegal de las autoridades sanitarias. LA PRENSA/Cortesía
Uno de los médicos despedidos protestó la decisión ilegal de las autoridades sanitarias. LA PRENSA/Cortesía

Por su parte, la anastesióloga Escoto dijo que en su área hay un déficit de personal porque muchos están contagiados. Ella calcula que el 50 por ciento del equipo de quirófano se han contagiado, y que el 30 por ciento han pasado enfermos en su casa. “Nadie de las autoridades de salud les interesa quién se enferma, ellos no preguntan en qué condiciones están, no les interesan”, declaró la doctora Escoto, quien denunció que ni al mismo personal médico se les permite las pruebas del Covid-19.

OPS pide proteger a médicos

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), se refirió este martes sobre este tema –en su sesión informativa de la pandemia en la región de las Américas– y señaló que la situación de Nicaragua es muy “particular” al resto de países, y llamó al gobierno a proteger al personal médico, que está velando por la vida y salud de los nicaragüenses.

“La situación de los trabajadores de salud en todo el mundo, pero en particular en Nicaragua, es una situación que debe tomarse con prioridad. Aquellas personas que defienden la salud y vida de las personas deberían ser protegidas en todos los ámbitos, y en este aspecto es un llamado especifico para que los médicos, enfermeras, técnicos, laboratoristas y todos aquellos que estén contribuyendo a la respuesta al Covid sean protegidos”, expresó Ciro Ugarte, director de emergencias de la OPS.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: